image

 

Aunque suele decirse que el aceite deja la piel grasa, la limpieza del rostro con aceites es algo muy recomendado, y en este caso queremos enseñarte cómo sacar partido de ellos de forma fácil. Toma nota y sigue los pasos según el tipo de piel que tengas.

Ingredientes

Para piel grasa: 1/3 aceite de avellana y 2/3 de aceite de oliva; también unas gotas de aceite de girasol o aceite esencial.
Para piel mixta: 1/4 de aceite de avellanas y 3/4 de aceite de oliva. Unas gotas de aceite esencial de preferencia
Para piel seca: 3/4 de aceite de oliva y 1/4 de aceite de girasol con unas gotas de aceite esencial.

Preparación

Para todos los tipos de pieles se deben tomar los aceites que hemos detallado en el apartado anterior, y simplemente mezclarlos en un bol. Una vez estén disueltos todos, tan solo hay que tomar un algodón o una toallita limpiadora sin nada y mojarlo bien en la mezcla.

Luego, se debe aplicar esta mezcla directamente sobre el rostro. Bien por la mañana, bien para eliminar algún resto de maquillaje o suciedad acumulada a lo largo de todo el día. Luego, bastará con pasar un paño húmedo para retirarlo o, si se prefiere, lavarse bien la cara con agua.

En el último caso notarás mayor limpieza, pero también dejarás de obtener algunos de los beneficios más conocidos de los aceites que has utilizado en tus mezclas.

Como has podido ver en los ingredientes que necesitas, así como en el método de preparación de estos aceites para limpiar la piel según el tipo de piel que tengas, es realmente sencillo sacar partido de ellos.

Fuente: Imujer