Loading...

image

Una de las prácticas que cada vez tiene una mayor influencia la sociedad y que puede perjudicar seriamente nuestra salud es la conocida como la automedicación. La automedicación puede llegar a generar graves problemas de salud a largo plazo que además en la mayor parte de las ocasiones son irreversibles.

La automedicación

Entendemos como automedicación cuando una persona adopta por sí misma la responsabilidad de cuidar su salud con el objeto de prevenir y generalmente mejorar alguna molestia que haya sido causada por accidentes o enfermedades.

Los problemas más habituales

Existe una amplia variedad de problemas que puede generar la automedicación. No obstante podemos destacar la crisis hipertensivas, inmunidad a los antibióticos, dolores de cabeza crónicos, úlceras gástricas, arritmias cardíacas e incluso un aumento del riesgo de sangrado.

No obstante estos son sólo algunos de los problemas, ya que podemos encontrar otros como problemas de funcionamiento de los riñones por una exposición prolongada al ibuprofeno e incluso nos exponemos a otros peligros que pueden llegar a ser mucho más graves todavía como la excesiva ingesta de analgésicos que puede hacer que se disfracen los síntomas de otros problemas más graves que se estén generando, de forma que no se procede al tratamiento inmediato.

Diferencias entre el abuso y el uso inadecuado

Aunque en principio parecen dos términos sinónimos, en realidad existen algunas diferencias.

Abuso en consumo

Cuando hablamos de un consumo abusivo de sustancias nos estamos refiriendo a la utilización de determinados medicamentos sin el objetivo de mejorar o cuidar nuestra salud. Esto ocurre cuando consumimos medicamentos que no cuentan con una venta libre además de que no son recetados por nuestro médico y su consumo se convierte en un acto ilegal.

Uso inadecuado

En el caso del uso inadecuado nos referimos a que estamos ingiriendo un medicamento con un objeto médico, aunque en realidad no lo estamos realizando de la forma correcta. Un buen ejemplo es si se nos receta el consumo de un determinado antibiótico durante una semana completa pero tomamos la decisión de consumirlo tan sólo durante tres o cuatro días.

El porqué del abuso de sustancias

El abuso de sustancias suele producirse debido a que algunas personas tienen falsas creencias sobre este comportamiento y llegan a pensar que les puede ayudar incluso a perder peso, divertirse más, mejorar en sus relaciones sociales, rendir mejor en el trabajo o estudios, etcétera.

No obstante, este abuso a lo único que lleva es a un aumento de ansiedad e incluso llegar a un punto en el que el medicamento no será efectivo cuando sea verdaderamente necesario.

Fuente Todobelleza