Loading...

image

 

Tras apenas ocho meses de relación, la cantante Madonna (56) decidió poner fin a su romance con el joven bailarín Timor Steffens (26) a principios de este mes, durante las vacaciones familiares en el sur de Francia a las que su ya ex pareja se había sumado para celebrar el 14 cumpleaños del pequeño Rocco.

“Madonna le pidió muy educadamente que tomara sus maletas y se fuera. Así que Timor recogió sus cosas y abandonó el viaje, diciendo a todo el mundo que habían terminado”, aseguró una fuente a la revista Us Weekly.

Sin embargo, la abrupta ruptura no consiguió deslucir las idílicas vacaciones de la reina del pop en compañía de sus hijos, teniendo en cuenta que tras la partida de Timor la familia al completo puso rumbo a Ibiza, una decisión por parte de la artista que podría explicarse por la naturaleza temporal que siempre marcó su romance con el bailarín.

“Nunca se trató de algo serio, y ella nunca estuvo verdaderamente comprometida con su relación. Ha estado trabajando muy duro en su último álbum y preparando el comienzo de Lourdes en la universidad, no tenía tiempo para nada demasiado complicado”, añadió un informante del círculo íntimo de Timor.

Curiosamente, el anuncio de la ruptura llega después de que el bailarín gritara a los cuatro vientos en una entrevista la irrelevancia de la diferencia de edad de 30 años entre él y Madonna, confesando que siempre le habían atraído las mujeres mayores por las similitudes que comparten con su propia madre.

“Hay diferencia de edad entre Madonna y yo, pero no la noto. Mis novias siempre han sido mayores que yo y es algo que me gusta. Aprendo mucho así. Mi madre es una gran inspiración. Es una luchadora, una mujer fuerte e independiente, y todas las relaciones que he tenido en mi vida han sido con mujeres independientes a las que les gusta tener una opinión”, declaraba Timor al periódico Daily Mirror.

Fuente: E! Online