Loading...

Policia-nacional-y-altos-mandos-raccoon-knowsLa vida en las principales ciudades del país transcurrió ayer bajo un ambiente menos agobiado que días previos cuando la incertidumbre crispó el ánimo de los ciudadanos tras amenazas de grupos populares de iniciar jornadas de protestas, inconformes por el veto del Poder Ejecutivo a la ley que instituyó a Loma Mirada como Parque Nacional.

Ayer se conoció que las unidades castrenses, que junto a la Policía forman un binomio para misiones operativas de seguridad conjuntas, han constatado un ambiente tranquilizador en las zonas más conflictivas del país, básicamente en la región del Cibao, donde soldados cumplen tareas de vigilancia de puntos neurálgicos como puentes, carreteras y cruces de caminos.

Aun cuando los instigadores de paros y protestas no han fijado fecha para sus demostraciones, el gobierno se adelantó al ordenar el acuartelamiento de las fuerzas militares y policiales y las colocó en alerta máxima, con el fin de brindar seguridad a los ciudadanos y salvaguardar sus intereses y propiedades.

Simultáneamente a esta labor castrense, el jefe de la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo, celebró ayer encuentros con los comandantes de las plazas de Puerto Plata, Santiago, San Francisco de Macorís y Mao.

Los mandos  policiales han articulado un mensaje para su personal, previniendo un posible escenario de protestas: “Actuar con firmeza, pero sin dejarse provocar”

“Todo está tranquilo; el orden y la tranquilidad están garantizados”, afirmó anoche el jefe de la Policía.

Operativos conjuntos, una comunicación de cruce interinstitucional y una labor de inteligencia y un servicio de logística implementado 24 horas al día han ayudado a reducir amenazas de desórdenes, según se conoció ayer desde el alto mando coordinador.  Informes de inteligencia militar conocidos por LISTIN DIARIO indican que se ha notado una disminución de movimientos para provocar intranquilidad, aunque se mantiene  activo un plan de contingencia para auxiliar, si fuere necesario, a las fuerzas policiales y desactivar cualquier intento por socavar la paz pública.

Un factor determinante en el dibujo de este panorama de tranquilidad del que hablan las autoridades ha sido la intensidad de las lluvias  más recientes y los pronósticos de precipitaciones sobre vastas zonas del país.

Además de empapar el terreno y esfumar la ola de calor  abrasante, “las lluvias no son agradables a los que protestan”, dijo un oficial militar consultado sobre la evolución de las operaciones preventivas en el país.

El Ejército ha constatado un ambiente tranquilizador en las zonas más conflictivas del país, básicamente en la región del Cibao, donde  oficiales de alto y medio rango han hecho inspecciones en el terreno y evaluado la situación real en esas demarcaciones.

Simultáneamente al desempeño militar, el jefe de la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo, conoció ayer de la situación general del pais durante un encuentro en la sede policial con los mandos de las plazas de Puerto Plata, Santiago, Mao, San Francisco de Macorís, Bonao, San Pedro de Macorís, La Romana, Baní, San Juan de la Maguana, Barahona, Santo Domingo Oriental, Santo Domingo Norte, Santo Domingo Oeste y el Distrito Nacional.

A los comandantes de esas  demarcaciones les fue ordenado orientar al personal operativo para que no se deje provocar en esta coyuntura en que se han avivado las amenazas de protestas.

Tras exhortar a los policías a actuar con firmeza en el cumplimiento de su deber, el jefe policial les aconsejó no dejarse provocar. “Muchas veces eso es lo que se busca”, comentó.

“Toda manifestación de protesta debe recibir, por parte nuestra, una respuesta de calidad”, dijo Castro Castillo, aclarando seguido que eso implica, “mantener el orden público ante protestas y manifestaciones, sin caer en provocaciones”.

Fuente:Listindiario