Loading...

image

La vida moderna, vertiginosa y alocada, tarde o temprano cobra su cuota al cuerpo y a la mente, cargándolos de tensiones, estrés, malestares y preocupaciones de los que es difícil evadirse, pero no así de combatir, pues con los mejores métodos para relajar la mente que te proponemos no solo podrás mejorar la salud mental, sino también la de todo el organismo.

Meditar

La meditación es uno de los mejores métodos para relajar la mente, ya que con esta disciplina podemos olvidarnos de todo el mundo exterior y únicamente concentrar la mente en un elemento positivo, o directamente dejarla en blanco y en reposo.

Breves sesiones de meditación de unos 20 minutos al día te serán de mucha ayuda para alivianar la mente del estrés cotidiano, preocupaciones o temores.

Baños relajantes

Esta es una forma muy común que todas las personas utilizan para relajar el cuerpo a la par que la mente, pero si preparas un especial baño para la relajación, con sales minerales y aceites esenciales específicos, podrás lograr un efecto de sosiego mucho mayor, mental y físicamente.

Nutrientes relajantes

En este caso, se trata de un sencillo truco que inclusive puedes practicar mientras realizas cualquier otro de los métodos para relajar la mente que te proponemos, ya que se trata de consumir alimentos como el chocolate, infusiones de hierbas, o inclusive agua simplemente. Éstos estimulan en el organismo la liberación de enzimas que generan un estado de ánimo positivo (como en el caso del chocolate), y permitirán establecer un estado de calma general, como en el caso de una infusión de tilo, manzanilla o valeriana.

Ejercicio liviano

Ya hemos visto que al realizar actividades físicas, nuestro cuerpo produce una mayor liberación de endorfinas, las cuales promueven un estado de bienestar y felicidad muy adecuado para combatir una mente cansada y sobrecargada de preocupaciones. Pero en lugar de realizar ejercicios pesados y extenuantes, resultará mejor que escojas opciones más livianas, como realizar footing, trotar suavemente o, lo que sería mejor, practicar Yoga.

Aromaterapia

Otra herramienta sencilla que nos presentan las terapias alternativas para estos casos es la aromaterapia, con la cual podremos utilizar las propiedades relajantes de la esencia de lavanda para humedecer suavemente las sienes, y aromatizar la habitación donde nos encontremos, siendo aun mejor si combinas este tratamiento con una sesión de meditación, una siesta, o mientras escuchas música relajante.

Ejercicios de respiración

Practicar ejercicios de respiración también es una buena forma de relajar la mente y el cuerpo, especialmente si realizas exhalaciones mucho más profundas que las inhalaciones, y para lo que resulta perfecto las prácticas yóguicas del pranayama.

Musicoterapia

Al igual que la aromaterapia, la musicoterapia es una terapia alternativa que puede realizarse en conjunto con otros tratamientos para relajar la mente, lo único que necesitas es escuchar música o sonidos relajantes y apaciguadores, preferiblemente en un entorno natural y tranquilo.