Loading...

image

Cameron Douglas fue detenido en 2009 por posesión de heroína y tráfico de estupefacientes y actualmente se encuentra confinado en solitario.

Fue condenado a cinco años de cárcel, pero aumentaron la pena cuatro años y medio más porque descubrieron que hacía contrabando en la propia prision.

Por ello, se encuentra en régimen de aislamiento y Michael Douglas se queja de que no podrá ver a su hijo en los próximos dos años.

Durante la pasada gala de los premios Emmy, Michael Douglas soltó un bombazo al recoger el galardón por la miniserie Behind the Candelabra, con una reivindicación directa: “Hago una llamada de atención sobre mi hijo Cameron, con la esperanza de que me permitan verle pronto”. Después de agradecer a su esposa Catherine Zeta-Jones y a sus otros hijos Dylan y Carys todo el apoyo recibido durante su cáncer de garganta.

Después de recoger el premio, Douglas no quiso hablar de su galardón y solo quiso explicar lo que para él es una injusta situación que está viviendo Cameron: “El tratamiento que le están dando a mi hijo, que es un reo sin un historial de violencia, ha hecho que me sienta defraudado con el sistema”.

Hago una llamada de atención sobre mi hijo Cameron, con la esperanza de que me permitan verle pronto Cameron Douglas es el hijo mayor del actor nacido de su matrimonio con Diandra Luker. Fue detenido en el año 2009 por posesión de heroína y tráfico de estupefacientes, siendo condenado en 2010 a cinco años en la prisión federal de Loretto, Pensylvania.

Pero parece que sus problemas no acaban ahí, ya que en el mes de enero en una revisión rutinaria aumentaron su condena cuatro años y medio, por contrabando de drogas dentro de la propia prisión.

La situación del hijo de Douglas ha empeorado ya que se encuentra en régimen de aislamiento. “Le descubrieron vendiendo droga y le arrestaron enviándole a la cárcel federal. Pero si resbalas y tienes una recaída, te llega el confinamiento en solitario, que es lo que le sucede a medio millón de convictos enganchados a las drogas. En el caso de Cameron, ya lleva dos años encerrados y ahora me acaban de decir que no podré verle en otros dos años”.

A pesar de las malas noticias, Douglas se encuentra esperanzado porque el Fiscal General de EE.UU., Eric Holder, quiere cambiar la legislación en torno a los adictos sin cargos por violencia.

Fuente 20minutos