image

 

Vaya que una ‘selfie’ no deseada por Miss Líbano tomado por la representante de Israel, trajo al concurso de Miss Universo, que esta semana corona a su nueva reina, la agria disputa que ambos países sostienen en Medio Oriente.

La representante de Líbano, Saly Greige, se distanció durante el fin de semana, tras darse a conocer la fotografía en la que aparece junto Doron Malton, de Israel, luego de que la foto causara revuelo en las redes sociales.

La Organización Miss Universo defendió a las mujeres y la foto al señalar que “es lamentable” que la imagen haya sido percibida con una luz negativa.

Los organizadores explicaron en un comunicado que ambas bellezas aparecen juntas en una foto improvisada que fue posteada en Instagram y que fue tomada durante un evento de caridad.

“Es lamentable saber una foto de cuatro mujeres sonrientes de diferentes partes del mundo, que trabajan juntas en un evento, podría ser malinterpretada como algo distinto de lo que es, una celebración de la amistad universal, de lo que se trata el concurso”, señala la declaración.

La imagen aparecida en Instagram el 11 de enero muestra a Matalon sonriendo con Greige, así como Miss Eslovenia y Miss Japón en Miami donde se realiza el concurso. “Buenos días a nosotros!” reza el subtítulo.

Luego de que la foto causará revuelo en el mundo árabe, Greige se refirió a la controversia en un comunicado en su página de Facebook, el sábado, explicando lo que llamó “la verdad detrás de la foto.”

Greige explicó que desde los preparativos del concurso había sido “muy cautelosa de evitar cualquier foto o comunicación con Miss Israel”.

Luego señala que estaba posando para una foto con Miss Japón y Miss Eslovenia cuando “de repente Miss Israel saltó, tomó un selfie y lo puso en sus redes sociales”.

Fuente

image