Muertes de San Cristóbal están ligadas al control de venta de droga

SAN CRISTÓBAL. Un pleito por el control de la droga en tres barrios de esta provincia, habría sido el detonante para que Yenlys Aneuris Heredia Félix (Morao) matara a cuatro personas en hechos ocurridos en la noche del domingo y que, además, hiriera a otras tres en San Cristóbal.

Se trata de José Altagracia Pinales, de 34 años, Manuel Brea, Luis Alberto Villar de 30 y el cabo de la Policía, Ricky Gabriel Agüero, de 26 años.

Mientras que los heridos son el sargento Cristian del Orbe Jiménez y los civiles Anastasio Antonio Recio y Héctor Elpidio Nere Lorenzo (Mata Mulo).

La Policía informó que Yerlis Aneury Heredia Feliz (Morao), se transportaba en el carro Honda, azul, placa A515490, el cual se encuentra en poder de la Policía Nacional, tras ser dejado abandonado por el ahora prófugo.

Los reportes indican que en el primer hecho violento, ocurrido en el sector Villa Progreso, resultaron muertos Villar Tejeda (Luisito) y Pinales (Chivas), ambos atacados a tiros por “Morao”.

Mientras que posteriormente, en Villa Fundación, “Morao” fue mandado a detener por una patrulla policial, contra la cual la emprendió a tiros, y ocasionó la muerte al cabo Gabriel Agüero.

Posteriormente, el prófugo se trasladó al barrio Moscú, y disparó contra Brea Figueroa, ocasionándole la muerte, y sumando su cuarta víctima mortal.

Siguiendo en su accionar criminal, el “Morao” se trasladó a las proximidades de la avenida Constitución, donde le disparó sin motivos aparentes al sargento Del Orbe Jiménez, ocasionándole las heridas que presenta.

Luego ocasionó las heridas que presenta Recio, al dispararle cuando caminaba próximo al Hospital Juan Pablo Pina.

Los reportes precisan, además, que por último “Morao” regresó al sector Villa Progreso, y le ocasionó las heridas que presenta Nere Lorenzo (Mata Mulo).

La Policía dijo que activa la localización de “Morao”, para apresarlo y someterlo a la justicia, vía el Ministerio Público, para que le conozcan medida de coerción. Cada uno de los casos se encuentra bajo investigación, por lo que oportunamente se ofrecerán mayores detalles.

Hace dos semanas que se produjo un pleito por el control de los puntos de droga en los barrios mencionados, entre el victimario y las víctimas, donde el primero recibió un disparo en el antebrazo izquierdo, y un amigo suyo murió.

Esto habría sido el detonante para que “Morao”, tomara la decisión de matar a sus contrarios.

Varios vecinos del barrio Villa Progreso, coincidieron en que “Morao”, habría matado a una de sus víctimas delante de una hija de éste y de dos amigos que en el tiroteo salieron heridos.

Tras ocurrir el hecho, alrededor de las dos de la tarde, el homicida cuádruple se suicidó, haciéndose un disparo en el tórax y en el acto hirió a Fernando Fidel Medina, de 53 años, quien es intervenido quirúrgicamente.

FUENTE