Obispo de Higüey llama a trabajar unidos por el país

HIGUEY, RD.- En presencia de miles de feligreses, el presidente Danilo Medina y su esposa la primera dama Cándida Montilla de Medina, así como de funcionarios civiles y militares, empresarios y políticos, el obispo de esta Diócesis, hizo un llamado a los dominicanos a trabajar unidos para que en el país no haya desigualdad ni exclusión social.

El llamado de monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez formó parte del mensaje que pronunció durante la misa central de los actos de conmemoración del Día de la Virgen de la Altagracia, madre espiritual del pueblo dominicano, efectuados en la Basílica La Altagracia.

Como cada año, al lugar se dieron cita miles de feligreses, dominicanos y extranjeros, muchos de los cuales acuden a cumplir promesas, otros en busca de un milagro para mejorar sus situaciones de salud o económica.

El presidente Medina estuvo presente en la misa junto a la Primera Dama, y a su llegada al templo religioso fue recibido con los honores militares correspondientes a su investidura. De inmediato se inició la eucaristía.

Monseñor Peña exhortó a los feligreses y al pueblo en general a que siempre estén prestos a ayudar a los pobres y desamparados.

Al pedir que se tome a la Virgen como ejemplo y modelo a seguir, indicó que “tener a María como protectora nos obliga a cooperar con Dios para que en nuestro país se realice el plan de salvación sobre los hombres”, destacó el obispo de la Diócesis de La Altagracia.

Al mismo tiempo, el prelado abogó porque haya una mejor distribución de los bienes, señalando que de esa manera se puede reducir la brecha de la desigualdad en la sociedad.

En su homilía, dijo que Dios tiene la mirada puesta en los más desamparados, y que a eso se debe que derriba del trono a los poderosos y enaltece a los de menos ingresos o a los más pobres. Al final de la misa, el obispo dio el abrazo de la paz al presidente Danilo Medina y a Cándida Montilla, quienes luego subieron al altar a presentar sus respetos y devoción a la Virgen. Después de la misa, el Presidente encabezó un almuerzo en la casa del obispo, donde estuvieron presentes los empresarios y los funcionarios civiles y militares que asistieron a la eucaristía. En el lugar el jefe de Estado conversó con los representantes de la provincia La Altagracia acerca de los problemas que afectan a las distintas comunidades.

A la misa asistieron los ministros Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta; Obras Públicas, Gonzalo Castillo; el jefe la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo; de la Armada, vicealmirante Edmundo Félix Pimentel; Ejército, mayor general José Matos de la Cruz, y el senador por la provincia La Altagracia, Amable Aristy Castro.

(+)
SANTUARIO PARROQUIAL LA ALTAGRACIA EN SANTIAGO

Miles de feligreses de diferentes zonas del Cibao, abarrotaron desde tempranas horas ayer el Santuario Parroquial la Altagracia de Santiago, para conmemorar el Día de la Virgen Nuestra Señora de la Altagracia. La misa principal estuvo a cargo del obispo auxiliar del Arquidiócesis de Santiago, monseñor Plinio Valentín Reynoso, quien imploró a la Virgen de la Altagracia a que ayude al pueblo dominicano a seguir hacia adelante y superar los problemas que los afectan. Muchas personas provenientes de diferentes partes de la región, como tradicionalmente lo hacen amanecieron en los alrededores del Santuario Nuestra Señora de la Altagracia, ubicada entre las calles Del Sol y General Luperón, frente al Parque Colón de Santiago.

FUENTE