Thomas Markle dice que su hija y Harry han levantado un “muro de silencio”.

El padre de Meghan Markle, Thomas Markle, dijo en una nueva entrevista al diario Mail on Sunday, que le preguntó a su exesposa, Doria Ragland, ‘por qué su hija no le hablaba’.

“Me quedé congelado y no puedo quedarme callado”, dijo en la entrevista publicada el domingo 9 de diciembre. “Hice docenas de intentos de comunicarme con mi hija a través de mensajes y cartas, pero ella y Harry han levantado un muro de silencio”, señala el hombre de 74 años.

Markle, quien vive en México, no ha hablado con la ex estrella de la serie Suits desde el día después de su boda en mayo. El distanciamiento se produjo después de que el padre de Meghan se involucró en un escándalo fotográfico de paparazzi en el período previo a la boda de la pareja en el Castillo de Windsor en Inglaterra. Posteriormente sufrió un ataque al corazón y no pudo llevar a su hija por el pasillo, aunque también dijo que nunca fue invitado a la ceremonia.

“He enviado varios mensajes. Su número no ha cambiado y no se han recuperado”, dijo, insinuando que ella ha visto los mensajes pero ha optado por no responder.

“Le he suplicado a ella que levante el teléfono. Le escribí una carta de dos páginas y la envié por correo certificado a través de su representante en Los Angeles. Le pregunté por qué creía en las mentiras”, agregó Markle. “Incluso entregué personalmente una carta a Doria preguntándole por qué nuestra hija no me hablaba”.

Mientras compartía docenas de tarjetas y notas que había recibido a lo largo de los años de parte de su hija, cuyo apodo de la infancia era Bean, Markle dijo que nunca había tenido problemas en el pasado con Meghan, que vivió con él desde los 11 años hasta que ella fue a la universidad.

“Si solo me hablara, las cosas podrían ser diferentes. Amo mucho a Meghan. Quiero que ella y Harry tengan un bebé hermoso y saludable y una gran vida. Pero quiero que dejen de creer las mentiras”, señaló el hombre.