Pide prohibir tránsito motociclistas en Semana Santa

SANTO DOMINGO, RD.- Ante la alta tasa de motociclistas involucrados en accidentes de tránsito durante las festividades de Navidad y Año Nuevo, un técnico en seguridad vial propuso ayer que se prohíba la circulación de motores por las carreteras troncales del país durante la Semana Santa. Tal y como sucede con los vehículos pesados, que no pueden transitar durante estas fechas en que se incrementa el desplazamiento vehicular por las autopistas Las Américas, Juan Pablo Duarte y 6 de Noviembre, Luis Alba propone que la Dirección de Tránsito Terrestre de Obras Públicas prohíba el tránsito de motocicletas por las vías señaladas.

El técnico afirma que la disposición serviría de prueba para evaluar si de este modo disminuye la cantidad de siniestros viales que llevan luto a la familia dominicana.

Luis Alba afirmó que en los años 80 cuando las autoridades dispusieron que los vehículos pesados dejaran de transitar por las autopistas hubo rechazo de las distintas federaciones de camioneros, pero la medida logró reducir las colisiones que causaban entre quince y veinte muertos, a tal punto que la disposición aún se mantiene. “A grandes problemas, grandes soluciones”, afirmó.

Sostuvo que como ocurrió con la historia mitológica de la medusa, las autoridades han perdido el control de las motocicletas y hoy es un monstruo con muchas cabezas.

El técnico señaló que las autoridades se han enfocado en exigir únicamente el uso del casco protector a los motoristas, y no sancionan a aquellos que circulan en vía contraria, los que circulan sin luces y montan más de dos pasajeros.

De 516 accidentes de tránsito ocurridos entre el 24 de diciembre al 1 de enero, 238 involucraron motocicletas.

Con referencia a los continuos accidentes que ocurren en un tramo de la autopista Las Américas, específicamente en el poblado de Andrés, Boca Chica, Luis Alba afirmó que los mismos se deben a la falta de cruces y semáforos que obliguen a los conductores a reducir la velocidad, como los hay en varios puntos de la salida de la autopista Duarte.

Añadió que ante el crecimiento poblacional de la zona, a raíz del auge del turismo sexual, han ido creciendo los asentamientos a orillas de la carretera, convirtiéndola en un área urbana.

“Sucede que Obras Públicas construyó muros divisorios y se olvidó que la gente tenía que cruzar para un lado y otro. Es decir, que ya la zona de Andrés, Boca Chica es urbana, no es suburbana, eso significa que hay que poner semáforos y oficializar los cruces que no los dejaron y la gente los ha hecho”. Sugirió, además, que la velocidad máxima permitida en ese tramo se reduzca de 80 a 35 kilómetros por hora.

FUENTE