Loading...

Washington – El plan presupuestario de cuatro billones de dólares que presentó al Congreso el presidente Barack Obama para el año fiscal 2016 contiene créditos tributarios y ayudas para la clase media y para los trabajadores,  incluyendo millones de hispanos que se verán beneficiados “desde la cuna”, aseguró este lunes la Casa Blanca.

El plan presupuestario, que enfrenta trabas de la oposición republicana, incluye un aumento de los impuestos a los más ricos, a los bancos y a corporaciones, con el propósito de financiar programas que ayuden a la clase media y a trabajadores de ingresos bajos y moderados.

“Este  presupuesto refleja  la visión del presidente de lo que quiere para nuestra economía en el siglo 21“, dijo a los periodistas Cecilia Muñoz, principal asesora de Obama en política doméstica.

Al delinear las inversiones para la educación, y en concreto para ampliar la educación preescolar, Muñoz afirmó que el plan apoya a los niños “desde que nacen hasta que entrar a kindergarten.

En declaraciones a este diario Shannon Spillane, analista del Centro para Prioridades Presupuestarias y Políticas (CBPP),  señaló que “como los latinos tienden a ser más jóvenes y tener menos ingresos que el resto del país, muchas de las propuestas… serán de particular ayuda” para esta minoría.

Ejemplo, el 35% de los niños menores de 13 años en hogares de bajos ingresos son de origen hispano, quienes se beneficiarían de los créditos tributarios para niños y dependientes (CDCTC), que aumentarían a hasta $3,000 por niño.

Se estima que un 38% de los niños pobres menores de 5 años son hispanos, el grupo al que están dirigidos los fondos para ampliar Head Start.

Según un desglosado del plan, los hispanos de ingresos bajos y moderados se beneficiarían principalmente de la propuesta para ofrecer dos años de matrícula gratuita en colegios universitarios; la ampliación de los programas de “Head Start” y programas preescolares; un crédito tributario para el cuidado infantil, y un aumento de fondos para el aprendizaje del inglés.

El plan dobla a hasta mil dólares el Crédito Tributario por Ingreso (EITC) para trabajadores sin hijos, ampliando ese beneficio a personas entre 21 y 24 años. También  mantiene fondos para programas de nutrición para gente pobres, y programas vivienda y capacitación laboral, entre otros.

FUENTE