Loading...

image

En la gran mayoría de Latino y Sudamérica estamos en temporada invernal, por lo que los frutos llenos de Vitamina C son los que están en todos lados. Una gran fruta con contenido de Vitamina C, aunque a veces no se le da todo el mérito que merece, es el pomelo.

Fuera del obvio beneficio a la salud que trae aparejada la ingesta de pomelos que tiene que ver con la Vitamina, también hay una buena cantidad de otros beneficios por los que vale la pena incluir esta fruta en cualquier dieta.

En primer lugar, hay una cantidad enorme de libros que relacionan a la pérdida de peso con los pomelos. Más allá de las dietas, casi cualquier libro que tenga por tema la salud, hablará nada menos que maravillas de los pomelos.

Esto, por supuesto, no es ninguna coincidencia, ya que estudio tras estudio se ha demostrado que los pomelos ayudan a controlar la sensibilidad a la insulina, lo que le permite a nuestros organismos manejar los carbohidratos muchísimo mejor.

Los beneficios del pomelo más importantes son:

-su gran cantidad de Vitamina C natural, ya que solo medio pomelo contiene más de 100 mg de la misma.

-ayudan con el dolor de articulaciones por su contenido de ácido salicílico que ayuda a disolver el calcio inorgánico.

-ayudan a limpiar el hígado.

-ayudan en la digestión de los alimentos gracias a sus ácidas propiedades.

-tienen una gran cantidad de licopeno, el cual ayuda a prevenir la aparición de tumores cancerígenos.

El único problema que le encuentro al pomelo es que al principio es un poco difícil acostumbrarse al sabor ácido, pero podemos comenzar por incluirlo en alguna ensalada de frutas, mezclado con algunas otras frutas un poco más dulces para disfrazar su sabor.