Loading...

image

 

Son muchas las mujeres embarazadas que ven como normal el dolor de espalda en esa etapa de sus vidas y piensan que es algo transitorio, pero pensar así es un error. Los dolores lumbares, así como los dolores en las articulaciones y en la pelvis, se deben controlar porque pueden ser señal de algo importante.

No todas las mujeres tienen los mismos dolores o molestias durante el embarazo, pero cuando existen dolores de espalda hay que atenderlos para que no deriven en un problema mayor. De hecho, luego del embarazo pueden continuar los dolores en tu espalda.

La razón del dolor de espalda

Los dolores de espalda en el embarazo se deben a sobrecargas musculares y a cambios de postura y en la columna en concordancia con el crecimiento del feto. A medida que el bebé crece, el cuerpo de la madre debe acoger más peso, lo que repercute inevitablemente en su columna vertebral.

El peso del bebé dentro del vientre materno también ocasiona dolores en las articulaciones, en la zona lumbar y en la pelvis de la gestante. Los dolores en algunas ocasiones pueden ser tan fuertes que impiden realizar las actividades cotidianas.

Cómo evitar los dolores de espalda

Como dijimos en párrafos anteriores, los dolores suelen ser a causa de sobrecargas musculares y puedes atenuarlos con unos buenos hábitos de postura y de ejercicio moderado, siempre teniendo en cuenta la salud de tu bebé en desarrollo.

Es importante que puedas hacer ejercicio moderado durante todo el embarazo, que disminuyas tu estrés y la ansiedad, que intentes sentirte bien y tener un estado de ánimo óptimo.

Fuente: Imujer