Loading...

image

 

Hay días en que, al levantarnos, sentimos que nos duele todo y sin razón aparente. Aunque la justificación suele ser un mal dormir, podemos ir más profundo y comprender por qué duelen los huesos.

Causas del dolor de huesos

Las causas del dolor de huesos pueden ser variadas, desde una afección leve como una lesión, hasta por una grave como el cáncer.

Como decía al principio, puede que un día te duelan los huesos sin que entiendas por qué y hasta puede ser por algo tan simple como que estés incubando una gripe; pero si el dolor es persistente y no cesa, pero tampoco encuentras el origen del mismo, debes consultar al médico.

Hay dolores de huesos que se consideran como muy comunes, otros comunes y de ahí en más pasan a tener más relevancia médica; veamos algunos de ellos a continuación.

Dolores de huesos muy comunes (los padecen 10 millones de estadounidenses)

Artritis
Trastornos ortopédicos
Osteoartritis
Osteoporosis

Dolores de huesos comunes (los sufren 1 millón de estadounidenses)

Enfermedad Celíaca
Fibromialgia
Fractura
Enfermedad de Paget del hueso
Artritis reumatoide

Cómo se detecta la causa del dolor de huesos

Es necesario realizar algunas pruebas para determinar un diagnóstico certero al respecto, cuando se trata de fracturas o fisuras puede bastar con una simple radiografía de la zona dolorida.

En otras ocasiones, cuando el dolor suele ser más generalizado o duele un hueso de forma puntual sin que este haya sufrido algún impacto, se tienen en cuenta otro tipo de estudios como la tomografía computada o la resonancia magnética, así como también la historia medica del paciente.

El médico puede indicar que se hagan analíticas de sangre para descartar posibles infecciones o cáncer.

Cómo se trata el dolor de huesos

El tratamiento a seguir será de acuerdo a la afección que se tenga; pudiendo ser necesaria la cirugía, toma de antibióticos, quimioterapia, esteroides para quitar la inflamación o narcóticos para aliviar el dolor.

Fuente: Imujer