¿Por qué duelen los talones?

image

 

La causa del dolor del talón puede provenir de ciertas costumbres diarias o de casos puntuales que pueden provocar lesiones, dolores y molestias. Veamos cuáles son las causas más frecuentes, así podrás poner fin a este problema tan molesto.

#1 Zapatos que amortiguan poco

El hecho de caminar a menudo con chanclas, sandalias o con zapatos cuya suela es muy fina a nivel del talón es la principal razón para la cual se tienen dolores en esta zona; porque al andar, se ejerce una fuerza y una presión sobre el talón, y si se usan zapatos finos que no protegen bastante el talón, se puede comenzar a sentir ciertos dolores.

Mejor es alternar el uso de este tipo de zapatos con otros que ofrecen una mejor amortiguación. Se recomienda escoger zapatos más anatómicos con el fin de proteger los pies.

#2 Correr frecuentemente sobre de un suelo duro

Si se sale a correr varias veces a la semana sobre superficies muy duras –sobre asfalto, por ejemplo– y no se tienen zapatos de deporte adaptados a esta actividad, es muy probable que los talones comiencen a hacer daño, y esto podría acabar en una lesión.

Es primordial escoger zapatos de deporte que protejan correctamente los pies y que están diseñados para el tipo de actividad que se practica.

#3 Bursitis

Ambas costumbres mencionadas anteriormente pueden conducir a una lesión muy frecuente del talón, que genera dolor y molestias: la bursitis. Ésta se produce cuando la bolsa que recubre las articulaciones del talón para favorecer el movimiento de los músculos, se inflama y se llena de líquido.

Esto provoca dolores en el talón y molestias al caminar. La bursitis debe ser diagnosticada y tratada por un podólogo, por eso si se piensa que se sufre estos síntomas, lo mejor es acudir a un profesional.

#4 Fascitis plantar

La fascia es una banda que se encuentra en la parte inferior del pie. Cuando se realizan entrenamientos aeróbicos muy intensos, cuando se tiene pie plano, cuando se utiliza un zapato inapropiado o muy usado, se está en exceso ponderal, o se padece una diabetes, esto aumenta las probabilidades de que la fascia se inflame y genere una fascitis plantar.

En este caso, será necesario acudir a un podólogo y seguir el tratamiento adaptado para eliminar las molestias.

Existen diferentes tratamientos para los dolores en el talón, pero si el dolor persiste más de tres semanas o se presenta repentinamente y es molesto para la movilidad de la persona, es importante consultar a un podólogo para un diagnóstico completo.

Fuente