Loading...

image

 

Tu pequeño retoño le enseña sus dientes a sus peluches, pequeños objetos de papá y mamá, y hasta a las manos de quien se acerque para tomarlo en brazos. Esta costumbre te empieza a preocupar además de incomodarte cuando muerde a otras personas y a sus pertenencias. Tranquila, no será el primero ni el último bebé en el mundo que lo haga. Para saber por qué muerden los bebés, échale un vistazo a nuestro artículo.

Todo un explorador

Si a tu bebé le quedan apenas unos meses para cumplir el año, es posible que no pare de experimentar con todo lo que tiene a su alrededor, y a veces hasta puede que muerda para conocer cómo son los objetos que tiene a su alcance ¡e incluso a las personas! Este comportamiento es explorador, de descubrimiento y muy normal.

Es a través de su boca y de sus mordiscos como tu hijo empezará a descubrir su mundo igual que lo hace a través del tacto, con la vista, el oído, el gusto, los juegos… y es que además, cuando comience a caminar, se convertirá en todo un explorador.

Esta manía de morderlo todo irá desapareciendo a medida que tu hijo vaya creciendo. Sin embargo, no te sorprendas si con casi dos años tu bebé todavía muerde; no es porque sea agresivo, esté enfadado o quiera hacer daño, es a causa de un desarrollo normal.

Primero dientes

Cuando a un bebé le comienzan a salir sus primeros dientes, a lo que comúnmente se le llama “cortar los dientes”, se siente muy molesto pues en su boquita hay algo que le duele e incomoda. El proceso de dentición puede pasar desapercibido para algunos bebés, pero para la gran mayoría es un período largo y doloroso.

En un intento por calmar las molestias que siente, tu bebé se llevará a la boca practicamente todo lo que encuentre a su alcance. Si este fuera el caso, sería adecuado darle al pequeño un mordedor preparado para la salida de sus primeros dientes.

Pero si las mordidas de tu bebé no son a causa de la dentición, es adecuado que empieces a ayudarle a entender que no se debe morder porque no es algo que sea correcto hacer. Si esto ocurre, ¿qué puedes hacer para corregir la costumbre de morder? ¿Cómo puede desaparecer este hábito?

¿Qué hacer si mi hijo muerde?

Si tu hijo muerde no debes dejar que lo haga y para ello deberás intervenir firmemente para que entienda que es algo que no está bien. No significa que sea un mal educado, o que sea agresivo, o que lo haga por venganza.

Para erradicar en un bebé el hábito de morder deberás tener en cuenta lo siguiente:

No te rías ante un mordisco y dile claramente a tu hijo que eso no está bien.
Cuando muerda dile con autoridad “no”.
Deberás aprender a diferenciar cuándo debes reñirle ante un mordisco y cuándo es motivo de su desarrollo y entonces no sería justo que le riñeras por morder.

Fuente: Imujer