Loading...

image

 

Este arbusto cuyas flores tienen un bonito tono azul o púrpura se caracteriza por su delicado y exquisito aroma. Si quieres saber cuáles son los beneficios de la lavanda seca, no te pierdas el siguiente artículo.

Lavanda seca para dormir

La lavanda seca se ha empleado durante muchísimos años como método para inducir el sueño tranquilo y aliviar las consecuencias del insomnio. Para utilizarla, puedes preparar una pequeña bolsita o almohadilla de una tela fina, como la muselina o el tul, y rellenarla con flores secas de lavanda que colocarás bajo tu almohada.

Es excelente para mejorar el sueño en niños y bebés, pues es totalmente inocua y no produce ningún tipo de resultado adverso ni reacción alérgica. Si no deseas colocar la almohadilla con lavanda seca bajo tu almohada, puedes ponerla en un cuenco o dejarla en tu mesa de noche, ya que producirá el mismo efecto.

Té herbal

El té de flores de lavanda seca proporciona efectos calmantes y relajantes sobre todo el sistema nervioso central. Inclusive puede aliviar los síntomas del estrés, la depresión y la ansiedad. Beber un té de lavanda seca también es una excelente manera de aliviar el dolor de garganta o la tos asociadas a los resfríos o gripes, tan típicos del invierno.

Para prepararlo, necesitarás poner a hervir una taza de agua, y cuando entre en ebullición, agrégale una cucharada grande de lavanda seca. Deja descansar la infusión por unos 10 o 12 minutos y luego fíltrala, endúlzala con miel si lo deseas y bébela de inmediato.

Baño de lavanda

Darse un baño con flores de lavanda seca puede ser la solución a diversos problemas como las migrañas, los dolores musculares, los eczemas, el acné y para curar algunas heridas de menor consideración. En una bolsa de muselina o tul coloca en cantidades iguales flores de lavanda y harina de avena. Introduce esta bolsita en la tina con agua tibia y logra un baño relajante y reparador.

Nota: el método para obtener la lavanda seca es muy sencillo, solo hay que cortar las flores y los tallos, atarlos en ramilletes y colgarlos boca abajo en un lugar fresco, sombreado y seco por algunas semanas.

Estos son solo algunos de los beneficios de la lavanda seca. Se sabe también que enjuagarse el cabello con una infusión preparada con lavanda, hojas de menta y de romero es excelente para controlar la caspa y la caída del cabello. Ten en cuenta también que, si no tienes a mano una planta de lavanda, puedes emplear el aceite esencial, que tendrá efectos similares.

Fuente Imujer