Loading...

image

Siempre estamos probando y buscando nuevos ejercicios, dietas y formas de mantenernos sanas. Y si bien no es tarea fácil, la realidad es que hay un montón de frutas y verduras con los nutrientes y propiedades necesarias para vivir de manera saludable.Un claro ejemplo de ello son los arándanos.

Antioxidantes

Sin duda habrás escuchado esto en numerosas oportunidades. Es algo muy importante a tener en cuenta, ya que incorporar frutas antioxidantes a tu dieta será muy beneficioso para tu salud.

Los antioxidantes son vitaminas y minerales que pueden encontrarse en la comida, que previenen que el óxido dañe tu cuerpo. La oxidación es un proceso que puede dañar severamente tu organismo a largo plazo; está asociado a enfermedades como diabetes, enfermedades del corazón y cáncer.

El rol de los antioxidantes es eliminar el óxido de nuestro cuerpo al igual que prevenir que se forme.

Antienvejecimiento

Los arándanos son de las más poderosas frutas anti-oxidantes. Con solo media taza de arándanos lográras duplicar la normal cantidad de anti-oxidantes de tu cuerpo. Y algo muy importantes es que tienen propiedades de antienvejecimiento. Los arándanos no solo son anti-oxidantes sino que poseen otros nutrientes y vitaminas beneficiosos para la salud. También ayudan a prevenir el colesterol alto, daño cerebral y hasta infecciones urinarias.

Más beneficios de los arándanos a la salud

Una taza de arándanos solo tiene 80 calorías y no tiene grasas. Además, los arándanos son ricos en fibras y tan solo un puñado provee de las fibras necesarias para mantenerte saludable.

Tienen propiedas antiinflamatorias que pueden ayudar a disminuir el proceso inflamatorio asociado a condiciones crónicas como enfermedades cardiovasculares o cáncer.

Los arándanos están llenos de vitamina C, un solo puñado cumplirá con el 25% diario requerido por el cuerpo. La vitamina C ayuda a la formación de colágeno y mantiene las encías y el pelo saludables, al igual que protege nuestro sistema inmunólogico.

Sin mencionar, que los arándanos son una excelente fuente de manganeso, que juega un rol importante en la formación de los huesos, y en convertir proteínas, carbohidratos y grasas en energía.