Loading...

image

Las mujeres sufrimos algunas alteraciones de nuestro aparato reproductor que muchas veces pasan desapercibidas, pero pueden disminuir la fertilidad o finalmente causar síntomas molestos que nos llevan al ginecólogo. Entre ellas, se encuentra la hiperplasia endometrial, que es una enfermedad donde las células que revisten el útero (endometrio) crecen desmedidamente, afectando la ovulación.

Te contamos acerca de esta patología, qué la causa y qué podemos hacer si nos afecta.

Cada órgano del cuerpo está formado por células que se juntan y producen capas, como la mucosa, la capa muscular y la serosa, yendo desde el interior al exterior recubriendo los órganos. Estas capas otorgan las funciones propias de cada órgano; es así como en el útero el endometrio es el revestimiento interno que se desgarra en cada ciclo menstrual y alberga al feto, en caso de gestación.

El endometrio es estimulado por las hormonas en cada ciclo sexual. Cuando hay un desbalance entre el estrógeno y la progesterona, habiendo mucho del primero y poco de la segunda, se produce un crecimiento anormal del endometrio, que causa la hiperplasia endometrial.

Las mujeres que están en riesgo de esta enfermedad son aquellas que están cerca de la menopausia o que tienen períodos irregulares, así como quienes están en sobrepeso, tienen diabetes, sufren síndrome del ovario poliquístico o toman estrógenos como terapia. El síntoma más común es un sangramiento vaginal anormal.

Para diagnosticarlo, tu ginecólogo te hará varias pruebas como un ultrasonido, exámenes de sangre, etc. Como tratamiento te dará unas hormonas a tomar por un período determinado por él.

Podemos tomar algunas medidas para prevenir esta enfermedad, como disminuir los factores de riesgo manteniendo una vida y una alimentación saludable y consultar al ginecólogo si es necesario tomar otras hormonas si estamos tratándonos con estrógenos. Algunas enfermedades se producen más frecuentemente a una edad, por lo que si estamos cerca de la menopausia y notamos que algo anda mal debemos ir al médico para que nos ayude a pasar de la mejor manera esta etapa de la vida.