Loading...

image

 

¿Has escuchado alguna vez que alguien a quien conoces ha sufrido o tiene un embarazo de riesgo? ¿Eres tú quien lo sufre? ¿O simplemente te gustaría saber qué es?

Lo usual es que un embarazo se desarrolle con absoluta normalidad puesto que no es una enfermedad, sino lo más bonito que le puede ocurrir a una mujer. Aunque es un proceso natural del cuerpo de la mujer embarazada, a veces pueden existir complicaciones tan severas que pueden incluso generar un peligro de aborto.

Un embarazo de riesgo tiene que estar bien vigilado por parte del personal médico.

¿Por qué ocurre?

Diferentes factores que pueden desencadenar en un embarazo de riesgo, pero los más comunes son la edad y el peso.

Cómo incide la edad de la mujer en un embarazo

En cuanto a la edad es el factor más importante a tener en cuenta. Para una mujer que desea quedar embarazada después de los 35 años no será tan sencillo como quedar embarazada antes de esa edad. Además, pasados los 35 años se pueden presentar muchos problemas de fertilidad.

El cuerpo de la mujer está diseñado para tener el punto álgido de fertilidad entre los 20 y 25 años; sin embargo, si todo se desarrolla normalmente, un embarazo hasta las 35 años de edad es considerado de bajo riesgo.

El peso de la mujer en el embarazo

Si la mujer tiene sobrepeso al momento de quedar embarazada, puede padecer problemas durante el embarazo con diabetes o hipertensión, con consecuencias muy serias tanto para la salud del bebé como para su salud. Cuanto más pesa una mujer embarazada más riesgo puede tener de padecer serios problemas.

¿Qué debes hacer?

Si sufres un embarazo de riesgo deberás seguir las instrucciones de tu médico al pie de la letra. Él te dirá qué debes hacer según el tipo de riesgo que corres. Si llegas a notar algún cambio en tu cuerpo o te sientes de alguna manera distinta a lo esperable durante el período de gestación, díselo a tu médico.

Si tienes un embarazo de alto riesgo no tienes que asustarte ni temer que no llegue a término. Debes ocuparte en cuidar de ti y de tu bebé al seguir todas las indicaciones de tu médico. Y si tienes más de 35 y planeas ser mamá, conversa con tu médico acerca de tu estado de salud para saber que previsiones debes tomar.

Fuente: Imujer