Loading...

image

 

Son muchas las veces que las mujeres solemos cambiar de peinado, ya sea porque nos sentimos diferentes, por nuestro estado de ánimo o simplemente porque te has cansado de llevar siempre el mismo color.

Quizá quieras mantener el corte pero cambiar únicamente el color porque ya te parece aburrido o porque se ha quedado con un tono sin vida y muy apagado. Sea como sea, si lo que quieres es cambiar el color de tu pelo deberás estar a atenta a los siguientes consejos que te tengo preparados. ¡Atenta!

Cambio de color

Para poder cambiar de look y elegir el color adecuado, primero tendrás que saber cuál es el color que mejor te sienta según tengas el color de piel, el color de ojos e incluso puedes valorar cómo te sueles maquillar habitualmente.

Hay programas de cambios de peinado en Internet que son simuladores que te ayudarán a despejar las dudas para saber si ese color que tanto te gusta te sentará de escándalo o tendrás que elegir otro que te siente mejor.

Debes pensar bien qué color quieres para tu nuevo look, porque si eliges uno sin sopesar si te quedará bien o no es posible que después te arrepientas y ya no podrás retroceder.

Hazte preguntas del tipo: ¿Estaré bien de rubia? ¿Me quedarán bien unas mechas o mejor las mechas californianas? ¿Y si me decanto por el rojo aunque después sea demasiado difícil de quitar? ¿El negro me hará las facciones demasiado duras para mi estilo?

Cambio total

Si lo que buscas es darle un giro a tu look y contemplas la idea de hacer un cambio total en tu estilo te aconsejo que no lo hagas de forma drástica y te decantes mejor por hacerlo de forma gradual.

Además, si nunca has cambiado antes de color de pelo, imagina la sensación que tendrás si cuando lo haces te sienta mal y estás poco agraciada. Así que te recomiendo que lo hagas poco a poco y así te puedas ir acostumbrando a ese nuevo color que acabarás consiguiendo de forma gradual.

Por último, no quiero acabar este artículo sin recomendarte que si lo que quieres es un acabado excelente te pongas en mano de un profesional del cabello para que también te aconseje sobre las diferentes opciones que dispones.

Fuente: Imujer