Loading...

SANTO DOMINGO. El ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul (Monchy), y el jefe de la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo, calificaron ayer de “preocupante” el incidente ocurrido en el barrio 27 de Febrero, donde un grupo de haitianos supuestamente atacó con armas de fuego a la Policía, tras la muerte de un disparo a un compatriota suyo en un hecho ocurrido el pasado sábado.

Sin embargo, Fadul, quien es el jefe de la seguridad interna de la República Dominicana, advirtió que ya la Policía tiene el control de la situación y que se desarmarán a todos los haitianos que poseen armas sean de fuego o blanca.

Aclaró que el desarme se extenderá a toda la población y a otros extranjeros que porten armas sin la debida autorización legal.

“Cualquier alteración del orden nos preocupa, no solo de haitianos, si no de cualquier sector”, dijo.

Señaló como muy lamentable el hecho ocurrido en el barrio 27 de Febrero, y agregó que la agresividad exhibida por los haitianos, pone en mayor alerta a las autoridades dominicanas.

Advirtió que se ha iniciado una investigación del caso a cargo de la Policía y que se someterá a la justicia a todo el que de manera ilegal porte un arma de fuego, como indica la Ley 36, que es la que rige la materia.

Al referirse a una supuesta campaña de descrédito iniciada por Juliana Deguis ante el Tribunal de La Haya, Fadul dijo que la República Dominicana cuenta con representantes como la vicecanciller Alejandra Liriano, donde explicó claramente la posición del país sobre el caso.

“Aquí se están aplicando criterios muy claros con respecto a la soberanía nacional, nosotros no tenemos ninguna negación de nacionalidad, aquí no hay refugiados, aquí no hay persecución de extranjeros, aquí los extranjeros se reúnen donde sea, aun siendo ilegales y nadie los persigue y los estamos legalizando de manera pública”, aseveró. Fadul negó que la República Dominicana esté de rodillas ante Haití, ni ante ninguna nación, y aclaró que la soberanía dominicana no se negocia.

El Ministro de Interior habló tras su salida de la reunión del Consejo Superior Policial.

Jefe PN

En la reunión de ayer se hizo una evaluación del Sistema Nacional de Emergencias 9-1-1, donde se determinó que los números arrojaron una reducción del 42% de las muertes generadas por delincuentes en el Gran Santo Domingo y un 22% en sentido general, que incluye los conflictos sociales. El mayor general Manuel Castro Castillo dijo que se planifica un aumento de la capacidad operativa de la Policía para reforzar más el plan .

Más del Plan
El jefe de la Policía adelantó que se contempla aumentar, a nivel policial, el Plan de Emergencias en otros sectores y provincias donde la delincuencia es más alta. El mayor general Manuel Castro Castillo explicó que el Consejo Superior Policial se reúne periódicamente para observar el comportamiento de la delincuencia y “la estrategia, nosotros ir cambiándola, movilizándola en los lugares que así lo requieran”. Dijo que cada día la Policía refuerzas algunas zonas.

Fuente:DiarioLibre