Loading...

image

Los huevos son un alimento versátil y práctico de preparar de distintos modos, y con un gran aporte de proteínas y nutrientes y pocas calorías. La preocupación por sus niveles de colesterol hoy es día es cuestionada desde la medicina y la nutrición -los huevos no tienen tanto colesterol como pensábamos – y son siempre buenos aliados para una dieta saludable. Veamos esta lista de 7 razones para consumir huevos.

Muchos nutrientes, pocas calorías

Los huevos aportan una cantidad sustancial de nutrientes, especialmente de los importantes para la actividad cerebral. Con sólo 80 calorías por huevo -no llegan a las 100 calorías haciéndolos revueltos con mantequilla- aportan proteína y nutrientes esenciales para el cerebro comio colina y DHA a la vez que no derivan en un aumento de peso.

Aporte de vitaminas y minerales

Los huevos realizan un aporte importante de vitamina A, vitamina B12, riboflavina y ácido fólico. Además son ricos en minerales tales como hierro, fósforo y zinc.

Menos cantidad de colesterol de lo pensado

Los estudios de los últimos años respecto a los niveles de colesterol en los huevos nos demuestran que realmente el aporte no es tan alto como siempre se ha pensado, por lo que incluírlos en tu dieta es una opción perfectamente saludable. Si necesitas de todos modos reducir esos niveles, ten en cuenta que las claras de huevo sólo aportan 15 calorías por huevo y nada de colesterol ni grasas.

Ideales para desayunar

Los huevos son una fuente de proteína ideal para el desayuno. Se pueden preparar de diferentes maneras, todas rápidas y sencillas -revueltos, poché, duros, con tostadas, en forma de omelette- y su aporte proteico nos permitirá comenzar el día con energía sin necesidad de aportar calorías extra. Además, la gran versatilidad que ofrecen en la cocina nos permite cocinarlos de maneras diferentes cada día.

Fuente económica de proteína

Cuando necesitamos aumentar nuestra ingesta proteica para asegurarnos mantener un nivel diario óptimo, un huevo es un aliado inmediato, y son muchísimo más económicos que otras fuentes de proteína como lácteos o carnes.

Versatilidad en la cocina

Además de para desayunos completos, los huevos en sí mismos pueden constituír una buena comida. Un omelette relleno de vegetales es un almuerzo nutritivo y rápido; un poco de huevo revuelto con tostadas puede ser una cena liviana. Asegúrate de tener siempre huevos en tu heladera, para asegurarte comidas sanas y sencillas siempre que tengas poco tiempo de cocinar. Sin contar que un huevo duro a mitad del día es un snack lleno de nutrientes.

Ahora que sabemos todos estos datos sobre los huevos, no olvidemos aprovecharlos para incorporar los múltiples beneficios que nos aportan.