Loading...

image

 

Si tu cabello se encuentra sin brillo, reseco, con las puntas abiertas, y ningún tratamiento te ha funcionado, ¡este es tu artículo!

Te vamos a dar 3 remedios caseros que te ayudarán a revitalizar tu pelo, dejándolo más sano que nunca.

Jengibre y aceite de sésamo

Este tratamiento es muy fácil y rápido de hacer; solo debes mezclar una cucharadita de jengibre con 3/4 de taza de aceite de sésamo y aplicarlo en tu cabello. Déjalo actuar por 10 minutos y luego enjuaga tu cabeza.

Este tratamiento te dejará un pelo suave, brillante y con un agradable olor. Además, el aceite de sésamo contiene varios nutrientes que ayudarán a que el color de tu pelo tenga más intensidad y luzca saludable.

Miel y aceite de almendras

Luce un cabello increíble con esta simple receta que te tomará menos de una hora hacer y aplicar. Solo debes mezclar una cucharada de miel, 3 cucharadas de aceite de almendra, y una de germen de trigo. Luego lo aplicas y debes dejar actuar por 20 minutos sobre tu cabello. Retira con shampoo y abundante agua, ¡los resultados te sorprenderán!

Pasa de tener un cabello opaco y sin vida a uno con fuerza y brillo con esta sencilla receta, pues la miel es un regenerador natural que te ayudará a suplir todos los nutrientes que pierde tu cabello al exponerse diario.

Huevo y vinagre de manzana

Este tratamiento hará lucir tu cabello sedoso pero a la vez con fuerza y vitalidad. Para lograrlo mezcla un huevo con una cucharada de vinagre de manzana y aplica dejando actuar por 20 minutos. Enjuaga y obtén un cabello con apariencia más saludable.

El vinagre de manzana dejará tu pelo con un aspecto más juvenil, pues este producto ayuda a quitar los químicos que se encuentran en el pelo cabelludo regulando su PH. Esto ayuda a que tu cabello crezca más saludable y abundante. Por otro lado, el huevo hace más fuerte más fuerte tu cabello, pues refuerza el folículo piloso evitando su quiebre.

Fuente: Imujer