Loading...

image

 

Ajo

Si quieres que tu presencia vuelva a ser agradable come ajo -y procura no abrir mucho la boca-. Este alimento posee muchas propiedades antibióticas y antivirales. Además, el ajo es un excelente expectorante, por lo que te ayudará a expulsar las bacterias y la mucosidad que están afectando a tus pulmones.

Para que este alimento sea efectivo, debes consumir de 4 a 8 dientes fríos y crudos, por día. Dado que comerlo solo tiende a resultar bastante difícil, haz algo de trampa y agrégalo a tus ensaladas o a las salsas de tus pastas -pero a último momento para que no se cocine.

Miel

La utilidad de la miel para aliviar la tos ha sido conocida durante milenios. Esta es un gran expectorante natural que promueve la eliminación de la mucosidad.

Para gozar de sus beneficios, prepara esta simple receta. Mezcla una cuchara de sopa de miel y una taza de agua caliente. Si esta combinación te resulta demasiado empalagosa, agrégale unas gotas de limón.

Jengibre

El jengibre tiene conocidas propiedades antivirales. Para disfrutar de ellas, prepárate un té. Si así lo deseas, puedes agregarle regaliz y anís. Estos dos alimentos son también muy buenos para curar la tos.

Haz lo siguiente: combina 2 cucharadas de jengibre picado, 2 cucharadas de anís y 1 cucharada de regaliz en agua hirviendo. Cubre la solución y déjala descansar por 10 minutos. Cuélala y agrégale 1 o 2 cucharaditas de miel. Toma media taza cada una o dos horas, sin exceder las tres tazas diarias.

Fuente: Imujer