Loading...

DNCD-operativo-raccoonknows #raccoonknows

SAN JUAN DE LA MAGUANA.- El representante de la parroquia de la Iglesia Católica en los sectores Quijada Quieta, Guachupita y Los Cartones, diacono Domingo Bocio, acusó a agentes antinarcóticos de someter los residentes en esos sectores, especialmente a los jóvenes, a una constante zozobra, intranquilidad y desasosiego con acciones represivas y agresiones verbales y físicas.

Bocio afirmó que la situación es de tal magnitud que ya los jóvenes temen salir a las calles después de las ocho de la noche, las madres tampoco los dejan salir y hasta están dejando de asistir a las actividades religiosas que cada noche realiza la parroquia del lugar.

“Esos miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas-DNCD-, están abusando de su autoridad, apresando a jóvenes sanos, limpios, golpeándolos, introduciéndoles drogas en los bolsillos, haciendo disparos al aire sin necesidad, aterrorizando a gentes humildes que quiere y necesita tranquilidad, paz y sosiego”, preciso Domingo Bocio.

Y más adelante, Bocio explico: “Ahora nosotros cuando vemos la presencia de agentes de la Policía y antinarcóticos, en vez de sentirnos protegidos, nos creerán terror, miedo y pánico, porque no sabemos quién será la próxima víctima de sus acciones abusivas,  arbitrarias e injusta”.

Esa denuncia la hizo durante una reunión extraordinaria del Comité de Defensa del Ciudadano de San Juan, que preside en el empresario José Augusto Franco Bidó, a solicitud del obispo monseñor José Dolores Grullón Estrella, debido a las constantes quejas de que los gentes, especialmente los jóvenes, se están retirando de los cultos religiosos en horas nocturnas, por temor a ser apresados, golpeados y sometido a la acción de la justicia por supuesta posesión de drogas que, según Domingo Bocio, se las introducen los mismos agentes.

FUENTE