Robbie Williams ha contado una historia de un viaje solidario a Haití años atrás, durante el cual tanto él como su esposa Ayda Field fueron amenazados con ser decapitados.

El músico inglés visitó el país caribeño con UNICEF después del terremoto de 2010, que dejó una cifra estimada de 250.000 muertos y 1,5 millones de personas sin hogar.

Según recoge el NME, Williams ha contado la historia en el podcast Postcards from the edge: “Fuimos allí para ayudar y fuimos amenazados con ser decapitados”.

“Yo estaba en plan ‘¿deberíamos ir a la siguiente calle entonces?’ Mirando hacia atrás, estaba asustado”, ha relatado, con su esposa corroborándolo, pues estaba en el programa y también en Haití entonces.

El músico habló previamente sobre las secuelas del terremoto: “Mientras caminábamos alrededor de Jacmel el primer día, es difícil explicar con palabras el impacto masivo y devastador que claramente tuvo el terremoto. Era una liga completamente diferente de lo que había imaginado”.

Y añadió: “Era totalmente increíble, como un decorado de película. Los coches totalmente aplastados, con algunos aún asomándose por debajo de los edificios que habían caído sobre ellos”.