Loading...

M_Id_417714_Sebastian_Vettel(raccoonknows.com) Red Bull y Sebastian Vettel han doblegado a Ferrari de forma incontestable. Y lo peor de todo es que ha sido en casa de los de Maranello, a pesar de que las previsiones auguraban que a los de la bebida energética les iría algo peor en esta pista. Y es que cuando se tiene un coche imbatible no hay nada que hacer. Esto se parece mucho al final de la temporada pasada cuando los de Milton Keynes encadenaban una victoria tras otra con Ferrari de eterno segundón. Lo cierto, es que el actual Campeón del Mundo suma ya seis victorias en esta campaña por dos de Alonso.

A pesar de las remontadas espectaculares de Alonso el F138 no pasa de ser el segundo mejor coche y, así, Ferrari se tendrá que olvidar de este Campeonato del Mundo. O las cosas cambian drásticamente en Singapur o el equipo optará por pensar sólo en 2014, lo que será una pena para esta campaña, que estará sentenciada y perderá mucho interés.

Sea como fuere, el RB9 ha demostrado que es el mejor coche a una vuelta y en cuanto a ritmo de carrera, pues Sebastian Vettel ha gestionado la carrera a placer. Como ya es costumbre, el germano ha tirado muy fuerte al principio de carrera y ha conseguido una renta suficiente para irla dosificando sin problema alguno, pues siempre que necesitaba ir más rápido tenía, al menos, medio segundo de ventaja sobre Alonso.

Y, después de todo, el asturiano ha tenido suerte de que Mark Webber no le superará también debido a un toque que tuvo en el comienzo del Gran Premio y que le dejó bastante maltrecho el endplate del alerón delantero, así como también a un pequeño problema en la caja de cambios, lo que le ha impedido acercarse de forma conveniente al Ferrari para pasarle en las zonas de DRS.

La salida de la carrera ha sido, como casi todos los años en Monza, espectacular, con mucho toques en la estrecha chicane que sigue a la recta principal, que han arruinado la carrera de Di Resta (obligado a abandonar en esta primera vuelta), así como la de Räikkonen o Webber. De estos primeros compases hay que destacar la gran salida de Massa, que se ponía segundo, mientras Alonso progresaba a la cuarta plaza para pasar a Webber en la vuelta 3 y a Massa en la 8.

A partir de ese momento, la batallas por las primeras plazas se han dirimido por el ritmo de carrera y las estrategias en boxes, pero en ambos aspectos Red Bull ha vuelto a bordarlo.

En la vuelta 12 Hamilton tuvo un pinchazo lento, lo que le arruinó su progresión, a pesar de lo cual el británico se las ha arreglado para remontar y encadenar una larguísima serie de vueltas al límite que lo han colocado en la novena posición.

Hay que destacar la fantástica carrera firmada por Hulkenberg, que ha conseguido llevar su Sauber hasta la quinta plaza, incluso por delante de Rosberg con el Mercedes. Y lo mismo podemos decir de Ricciardo, que ha logrado acabar la carrera en séotima posición con su Toro Rosso, mostrando que su fichaje por Red Bull no ha sido ninguna estupidez.

El top ten lo han completado el Lotus de Grosjean, Hamilton y Jenson Button, que ha logrado poner, una vez más, a un McLaren en la zona de puntos. No es mucho, pero considerando donde están los de Woking este año resulta meritorio.

El mejor de los Williams, Maldonado, no ha podido pasar de la decimocuarta posición, mientras que los dos Force India han abandonado, pues Sutil no ha podido completar el último giro de la carrera. Caterham ha vuelto a superar a Marussia, colocando a sus dos unidades por delante de los rusos.

El Campeonato comienza a irse por unos derroteros bastante previsibles con el dominio de Red Bull. Veremos si las cosas cambian un poco en Singapur y Ferrari, Mercedes o Lotus consiguen plantar cara a la tiranía de los de la bebida energética. Si no es así, seguro que estos tres equipos van a tirar la toalla y a concentrarse en 2014, cuando toda la F1 se dará un vuelco. Esperemos que no sea así por el bien del espectáculo.

Fuente: Thef1