Loading...

vettel(raccoonknows.com)En Red Bull no se han olvidado de ir rápido. Si ayer cedieron el liderato de ambas sesiones al Mercedes de Lewis Hamilton, hoy ha sido Sebastian Vettel quien ha impuesto de nuevo su ley, con 137 milésimas de ventaja respecto a Mark Webber. Curiosamente, los dos Red Bull llevan reglajes netamente distintos, ya que el australiano arrastra una sanción de diez posiciones en parrilla por acumulación de amonestaciones, así que el equipo energético ha descargado su RB9 para facilitar los adelantamientos que se esperan en su remontada.

El músculo de la escudería energética luce de nuevo vigoroso, pero queda lejos la aplastante superioridad de Singapur. Es cierto que el tercer clasificado, Nico Rosberg, ha terminado a más de cuatro décimas del liderato, pero también lo es que Lewis Hamilton no ha podido sacar lo mejor de sus neumáticos superblandos cuando ha tenido que buscar su mejor vuelta, así que tal vez el británico hubiese podido terminar más cerca de un Vettel que, en cualquier caso, suena como máximo candidato a la Pole que se decidirá en la calificación de esta tarde. A fin de cuentas, fue en esas vueltas definitivas cuando el tricampeón extrajo el máximo de su montura en Marina Bay, probablemente con un uso más intensivo de la desconexión selectiva de cuatro cilindros en la salida de las curvas.

Sin embargo, le previsible superioridad del líder del Mundial no convertirá la calificación en un trámite aburrido, ya que la sanción a Webber abre un atractivo hueco en la primera línea de parrilla que aprovechará probablemente uno de los Mercedes, pero éste a su vez dejará un cuarto puesto en juego para uno de los Ferrari, si es que pueden librarse de la negra sombra de los Lotus. En los Libres, Fernando Alonso lo ha conseguido, con 215 milésimas de ventaja sobre Romain Grosjean, mientras que Massa también ha batido por 41 milésimas al otro E21 de Kimi Räikkönen.

Menos lustre hemos visto en el box de McLaren, donde sólo Jenson Button y su nuevo alerón delantero se han colado entre los diez primeros, aunque por detrás de un inspirado Nico Hülkenberg y un Sauber C32 más efectivo de lo habitual, como demuestra el undécimo puesto de Esteban Gutiérrez. Checo Pérez, que perdió con su compañero la asignación de la nueva y única pieza mediante el típico juego de la moneda, ha sido sólo decimocuarto, también por detrás de Pastor Maldonado. Por detrás, debacle para Toro Rosso y para un Bottas con serios problemas en su Williams FW35.

Fuente:TheF1