image
En la época en la que nos tocó vivir, el estrés es algo con lo cual lidiamos todos los días, lamentablemente los niños no son ajenos a este mal. Responsabilidades, cambios, interacción con niños y adultos, son muchos los factores que pueden afectarles.

Tener presente las señales de estrés en los niños es una herramienta importante para poder ayudarles a superar ese mal momento y salir adelante, así como a desarrollar mecanismos que les permitan no estresarse en el futuro.

El estrés tanto en niños como en adultos puede afectar negativamente la salud así como llevar a comportamientos negativos que sean perjudiciales para ellos.

Cómo detectar el estrés en los niños

Uno como mamá o papá conoce a sus hijos, sus comportamientos y gustos, hay que estar atentos a cualquier cambio. El estrés puede ser sutil, puede detectarse en la falta de sueño o en un menor rendimiento escolar.

En general, los niños pueden mostrar signos físicos, emocionales o de comportamiento (o los tres).

Signos más comunes de estrés:

Dolores de cabeza
Dolor en el pecho
Latido rápido del corazón
Dolor de estómago
Fatiga
Ansiedad
Aislamiento social
Retraimiento de sus actividades usuales
cambios de humor
Arrebatos emocionales
Agresión
Dificultad para concentrarse

Lidiar con el estrés

Lidiar con el estrés puede llevar un tiempo, pero podemos ayudar a nuestros hijos a disminuir su estrés al fomentarles la costumbre de realizar una actividad física, aplicar alguna estrategia de relajación y técnicas de respiración.

Al ayudarlos a manejar el estrés desde pequeños no solo los estaremos ayudando a salir adelante en ese momento en particular, sino que también les estaremos brindando herramientas importantes para su vida.

Tener en cuenta algunos tips para evitar el estrés en niños puede ser de utilidad, así cómo ayudar a los preadolescentes con los cambios de humor.

Fuente: Imujer