Loading...

1378506015000-USP-Tennis-US-Open-S-Williams-vs-Li-002(raccoonknows.com)NUEVA YORK — Ya es costumbre. Los encuentros entre Serena Williams y Victoria Azarenka no defraudan. Esta vez, no fue la excepción y la que festejó fue la número uno del mundo. La local venció 7-5, 6-7 (6) y 6-1 y se quedó con un nuevo Abierto de los Estados Unidos, el quinto para ella y el 17º título de Grand Slam en su cuenta personal.

Más allá de que comenzó incómoda con el viento que volvió a ser protagonista, cinco games ganados en forma seguida, hicieron que la estadounidense se lleve el primer set y hasta se adelante 2-0 en el segundo.

Más tarde, estuvo dos quiebres arriba pero, casi inexplicablemente por su nivel, pero no por la actitud de Azarenka en cada enfrentamiento entre sí, recuperó ambos. Sin embargo, la local cuando sirvió 6-5 y para el partido por segunda vez pero no pudo rematarlo.

Ya en el tiebreak, de ensueño, con mucha emoción y con el viento nuevamente como protagonista, Azarenka estuvo 6-4 pero se vio igualada en 6 y luego recibió con ventaja 7-6, donde ahí sí pudo obligar a un impensado tercer set.

Pero claro, en el definitivo, Serena no dio chances. Rápido despegue en el marcador, afianzada y más tranquila, consiguió cerrar en el segundo match point cuando una defensa de la europea se fue larga, tras dos horas y 45 minutos de juego, en la final femenina del US Open más extensa desde 1991.

Serena llegaba como la gran favorita. Había apabullado por 6-0 y 6-3 a la china Na Li en semifinales y apenas había dejado 16 games en el camino a lo largo de todo el torneo, a pesar de haber jugado con rivales de peligro como Sloane Stephens (su vencedora en Australia) y Francesca Schiavone, además de la mencionada Li, entre otras.

En definitiva, se llevó 3,6 millones de dólares (y sin tener en cuenta su actuación en dobles junto a su hermana mayor), ya que arrancaba el torneo como la líder el US Open Series, luego de alzarse con su quinto Abierto de los Estados Unidos y 17º título del Grand Slam.

 

Azarenka levanta su nivel ante Serena y otra vez lo demostró aunque no llegaba tan sólida a la final del US Open y su cuarta definición en Grand Slam (títulos en Australia en 2012 y 2013). Otra vez, Serena volvió a festejar.

Fuente: ESPN