Loading...

ps4

La compañía japonesa ha reconocido que los costes de la nueva consola han sido muy inferiores a los que en su momento supuso la actual plataforma, lo que explica un precio original mucho más económico que con el que PS3 se puso a la venta. PlayStation 4 saldrá por 200 dolares  más barata que su antecesora.

Ha sido, y sigue siendo sin lugar a dudas, uno de los mayores atractivos de la nueva plataforma de Sony: el precio de 399 dólares o euros con que se pondrá a la venta a finales de año fue sin duda alguna un gran golpe de efecto mediático, sobre todo teniendo en cuenta tanto sus precedentes, con una PlayStation 3 que vio la luz por 599 dólares / euros, y una competencia, Xbox One, con un precio de salida bastante más alto.

Con respecto a la nueva consola de Microsoft, ya sabíamos qué le hacía tan barata en su comparación: la no inclusión de la cámara, a diferencia de aquélla que vendrá con el nuevo Kinect de serie. Pero aún quedaba una duda ¿cómo es posible que salga por 200 dólares menos que su predecesora, siendo, en principio, mucho más potente?

Ahora parece haber ya una respuesta, y hay que buscarla en la inversión. Porque según se ha podido conocer recientemente, los costes de producción de la esta nueva consola han sido considerablemente inferiores a los que supuso la actual plataforma.

Así lo han asegurado desde Tokio. Masaru Kato, director de la oficina de finanzas de Sony, comentó al portal Blommberg que “la cantidad de inversión [en PS4] es mucho, mucho menor” que en la actual, si bien quiso aclarar la cantidad exacta que ha supuesto la producción del nuevo hardware.

Esta diferencia es, en realidad, algo que se esperaba, ya que PS3 supuso una inversión casi desmesurada, llegando los costes a superar los 800 dólares por consola, lo que suponía que, a pesar de ponerlo a un precio tan elevado en su momento, la compañía perdía dinero por cada harware vendido durante los primeros años.

Una circunstancia que la compañía japonesa ya dejó claro que no iban a repetir. Andrew House, CEO de SCE advirtió que no volverían a realizar un producto que supusiera tantas pérdidas como la actual consola. Y parece que lo han conseguido.

Tanto que se han permitido el lujo de ponerla por apenas 399 dólares, lo que supone un plus de atractivo a una máquina tan potente como es la futura PlayStation 4