Loading...

1A7E7555-856D-4ABC-AC76-B8AE7514AB2B.jpg__294__440__CROPz0x294y440

¿Se ha preguntado cuándo se debe llevar a un niño al odontólogo por primera vez? La respuesta es sencilla, aunque la mayoría de los padres la desconocen o la pasan por alto: cuando aparezcan los primeros dientes.

La odontopediatra Carmelina de Herrera manifiesta su desconcierto porque los padres no llevan sus hijos a la primera visita al profesional de la salud bucal.

En realidad, la primera visita al odontólogo debe de hacerse desde que al niño le eclosiona o le sale su primer diente. Se habla entonces de un bebé de apenas un semestre de vida, pero el primer diente puede salir desde los cuatro hasta los seis meses.

Cuando el niño ya cuenta con su primer diente y a la vez su madre se encuentra lactándolo, es necesario que esa leche que se le provee no contenga azúcar. A pesar de que leche materna es muy favorable y rica en proteínas por sus altos nutrientes, contiene azúcar, factor que contribuye a que se produzcan las caries.

Por tal razón, se debe cuidar la dentadura que le está saliendo. ¿Cómo hacerlo? Explica Herrera que se empieza higienizando la cavidad bucal, aunque no con cepillo normal: al principio, cuando el niño tiene uno o dos dientes, se debe empezar a limpiar la boca con una gasita o con un instrumento llamado dedal que se coloca en el dedo de quien vaya a hacer la limpieza.

“Lamentablemente tenemos muchos niños pequeños, entre un año y dos, con caries por falta de cepillado dental, ya que los padres entienden que si el niño tiene uno o dos dientes no hay que cepillarlo”, dice Herrera.

La especialista entiende que hay que instruir a los padres sobre la visita temprana al odontólogo.

Cuide los dientes de sus pequeños
El dedal es un cepillo de dientes que se acomoda en el dedo de la madre o de la persona que vaya a cepillar al bebé, y ese dispositivo tiene una celdita fina con la cual se le limpia la boca solamente con agua.

Esto se hace desde que el bebé tiene el primer diente hasta que complete los primeros ocho, y de ahí en adelante se le compra el primer cepillo dental.

Según la odontopediatra Carmelina de Herrera, hay que romper con el mito que existe de que a los niños hay que cepillarles los dientes cuando tengan muchos dientes.

Profesional
El odontopediatra es el profesional que le comunica a los padres, especialmente a una madre primeriza, en qué momento y cómo debe cepillar a su bebé. Un ejemplo de esto es una madre que no sabe cómo le va a limpiar la cavidad bucal a su criatura. Por tanto, es importante educarse para saber cómo se realiza ese trabajo y cuál instrumento utilizar.

“Un detalle importante es que al infante no debe higienizársele con una pasta dental”, dice Herrera.

Por otro lado, explica, el odontopediatra debe instruir a los padres sobre los hábitos bucales, como chuparse el dedo o el usar bobo, y enseñarles qué cosas se pueden hacer para que el paciente pueda dejar dichas costumbres.

El azúcar en la alimentación
¿Qué darle al niño si usa biberón? Además de darle leche en biberón a un niño, es costumbre de los padres darle otras bebidas que contienen mucha azúcar, como chocolate, agua de pera-piña y otros.

Esto no es favorable, porque estas bebidas contienen el azúcar que conlleva a desarrollar caries.

Fuente Listin Diario