Nos gusta cuidarnos y lucir hermosas como a cualquier mujer. De hecho, nos limpiamos la cara, usamos cremas y maquillaje para resaltar nuestros mejores atributos y ocultar los fallos. Pero, ¿realmente...