3 formas de aliviar la comezón durante el embarazo

image

 

Si estás embarazada y sientes una comezón por todo el todo el cuerpo, no te preocupes, es totalmente normal. Es probable que durante el segundo trimestre de embarazo sientas una comezón impresionante, sobre todo en el área de los pechos y el vientre. Si ya no sabes qué hacer para calmarla y te quieres sacudir esa horrible comezón, entonces sigue leyendo para que lo descubras.

¿Por qué da comezón durante el embarazo?

Cuando estamos embarazadas todo nuestro cuerpo sufre cambios, y la comezón también es parte de esos cambios. Cuando sufrimos una comezón intensa en nuestro cuerpo se debe a que la piel de nuestro abdomen y el pecho se estiran, recuerda que son las dos partes de nuestro cuerpo que más crecen durante esta etapa. Paulatinamente comienza a darnos comezón en las piernas y brazos hasta llegar a extenderse por todo nuestro cuerpo.

3 soluciones para quitar la comezón

Vaselina para bebé

Uno de los remedios que usaban nuestras abuelas, es la vaselina. Hoy en día este producto también lo puedes encontrar en su versión para bebé, te recomendamos que utilices éste ya que es más suave y delicado para aplicar sobre la piel. Aplícala sobre el área en la que tienes comezón y pronto sentirás el alivio.

Jabón de avena

El jabón de avena es ideal para calmar la comezón durante el embarazo, sus componentes naturales y su textura te ayudarán a evitar la molesta comezón. Es muy importante que no te rasques, ya que puedes ocasionarte terribles estrías, la mejor forma de prevenirlas es evitando a toda costa rascarte.

Usa ropa de algodón

Evita la ropa muy ajustada, de preferencia usa ropa fresca y de algodón, recuerda que entre más fresca estés, mayor será el paso del aire por tu cuerpo evitando así rozaduras y comezón. Si sales a caminar procura que sea bajo la sombra, el sudor combinando con la fricción de la ropa puede hacer que aumente la comezón en tu piel.

Un remedio casero para evitar la irritación en la piel, es calentar agua y agregar hojuelas de avena, déjala enfriar y después toma un baño con esa agua, verás como la comezón desaparecerá.

Existen casos muy extremos de comezón, donde comienza a hacerse insoportable, llegando a aparecer sarpullido. Si este es tu caso lo mejor es acudir al médico para que examine las causas de la comezón. Recuerda que durante el embarazo vienen muchos cambios, aprende a cuidarte.

Fuente: Imujer

alimentos que no pueden faltar durante el embarazo

image

 
Quizás estas pensando en que como estás embarazada es la hora de sacar el pote de helado de la nevera y comer hasta que te plazca. Y si bien las hormonas pueden hacer que tengas más antojos que de costumbre, el embarazo es el momento donde tu alimentación es más importante.

Entonces, si no te puedes comer el helado que quieres, ¿qué deberías comer durante tu embarazo? La idea es que comas de todo, en la porción correcta incluyendo carbohidratos, proteína y grasas saludables.

Carbohidratos

Tu cuerpo descompone los carbohidratos en glucosa para obtener la energía que necesita para moverse y realizar las actividades diarias. Frutas, verduras, cereales y legumbres (frijoles) todos pertenecen a este grupo. La leche también contiene hidratos de carbono. Hay dos grupos grandes en los carbohidratos, los simples y complejos.

Los carbohidratos simples entran en el torrente sanguíneo de forma de manera rápida porque son refinados, y tu cuerpo no pasa mucho tiempo «descomponiéndolos». Aquí entra la harina blanca y azúcar (tanto naturales, como la que se encuentra en las frutas como la refinada o «de mesa») y toda la comida hecha con estos productos, como el pan blanco, tortillas de harina, pastas, sodas, zumo de fruta, bebidas azucaradas y dulces.

Si tienes niveles de azúcar alto, tienes que tener más cuidado con el consumo de este tipo de carbohidratos porque pueden elevar rápidamente tu nivel de glucosa en la sangre.

Los carbohidratos complejos también se convierten en glucosa, pero debido a que no son refinados, se necesita más tiempo para que tu cuerpo pueda usarlos, por lo que tu nivel de azúcar en la sangre no sube tan rápido. En este grupo entran las verduras, legumbres y granos. Las verduras como el maíz, la calabaza y las patatas son «vegetales con almidón.» Contienen más carbohidratos que otras verduras, lo que significa que el cuerpo obtiene más energía de ellos.

También están las verduras sin almidón, como las zanahorias, la lechuga, el brócoli, los tomates y el coliflor. Estos alimentos no refinados contienen gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, por lo que son muy buenos durante el embarazo.

Proteina:

La proteína es necesaria para la creación de nuevo tejido y la reparación del tejido existente. Es importante comer proteínas durante el embarazo, para promover el crecimiento saludable de tu bebé. Las proteínas se encuentran en los productos de carne, pescado, aves, huevos, frijoles, nueces, soya y productos lácteos.

Grasa:

La grasa también es importante. Tu bebé necesita grasa para el desarrollo, y tú la necesitas para mantenerse sana. Pero algunas grasas son mejores que otras. Por ejemplo, la grasa vegetal (tales como aceite de oliva) y la grasa en el pescado (como el salmón) es mejor para la salud que las grasas saturadas que se encuentran en otros productos de origen animal y la grasa trans que se encuentra en algunos productos horneados y alimentos fritos.

Lo más importante es que hables con tu doctor sobre las porciones de alimentos que debes ingerir. Porque la cantidad, así sea en alimentos sanos, también marca una gran diferencia.

Fuente: Imujer

¿Es malo no usar sujetador durante el embarazo?

image

 

Durante el embarazo, no es raro sentir que el sujetador molesta. Los senos van creciendo y por momentos pareciera que es mejor no utilizarlo, por eso puede surgirte la duda de si es malo no usar sujetador durante el embarazo; te lo contamos a continuación.

El uso del sujetador en el embarazo

Una de las cosas que recomiendan los médicos es no utilizar aquellos sujetadores que tienen aro, debido a que puede resultar un tanto agresivo para el área del pecho. Hay que tener en cuenta que los senos se irán desarrollando y necesitan un buen sostén, cómodo y que sea adaptable a los cambios que tendrás lugar en tu cuerpo.

Si el sujetador ejerce una presión incorrecta en la región, pueden aparecer quistes o mastitis a causa de la interrupción de la circulación sanguínea. Es importante escoger el sujetador adecuado para evitar tensiones y dolores en la zona de los hombros, la espalda y el cuello.

Hoy en día es posible encontrar muchos sujetadores diseñados exclusivamente para las embarazadas.

¿Es malo que las embarazadas no utilicen sujetador?

No es que sea malo, sino que no es conveniente debido a que los tejidos mamarios tienden a caerse y sumado al peso que tus senos adquieren durante la etapa del embarazo, es recomendable que tengan un buen sostén para que no pierdan su forma.

Sin embargo, sí es bueno que no lo uses mientras duermes, algunos especialistas han asociado el hecho de que dormir con sostén (embarazada o no) puede producir cáncer de mama.

Tips para escoger un buen sujetador maternal

Ante todo debe ser cómodo.
Tiene que tener correas ajustables.
No deben tener aros.
Luego de unas horas puesto, verifica que no te deja líneas rojas en la piel (señal de que te ajusta).

Fuente: Imujer

Los cambios más comunes en la piel durante el embarazo

image

 

Dicen que el embarazo nos pone más lindas. Hay muchas hormonas circulando por nuestro cuerpo, y nuestro cabello y piel lucen hermosos, por lo que arreglarnos nos lleva menos tiempo.

Obviamente no es cuestión de disfrutar de los beneficios del embarazo y olvidarnos de nuestro cuerpo, tenemos que cuidarnos, especialmente a nuestra piel que es la que está más expuesta a los cambios físicos. No podemos olvidar que la piel nos acompañará toda nuestra vida, así que si la cuidamos y mantenemos hidratada nos aseguraremos que siga hermosa una vez que nuestro bebé haya nacido.

Problemas en la piel durante el embarazo

La piel también es la parte de nuestro cuerpo que está más expuesta a los factores externos y en el caso de la piel del rostro, es nuestra carta de presentación. Una piel cuidada no solo nos permitirá lucir hermosas, sino que a medida que pase el tiempo nos permitirá disimular algunos años.

Las estrías vienen casi que de la mano con el embarazo, y si es que tenemos la mala suerte de que nos salgan, nos quedarán para siempre. Hay tratamientos que pueden disimularlas un poco, pero la verdad es que son una especie de cicatrices, y como tales es imposibles sacarlas de la piel.

Las manchas en la piel que nos aparecen durante el embarazo, si nos exponemos al sol sin protección, también pueden ser un problema. Un peeling químico puede que las saque, pero la verdad es que en este caso es mejor prevenir que curar. Aplicar una buena pantalla solar antes de salir de casa o antes de exponernos al sol es la simple solución a la cual recurrir para evitar estas feas manchas que pueden salirnos, especialmente en el rostro.

Cómo cuidar la piel en el embarazo

Para evitar las estrías es fundamental apelar a una buena crema, especialmente pensada para las futuras mamás, seguro que tu médico o alguna amiga que ya tenga hijos te pueden recomendar una.

A la hora de aplicar este tipo de cremas no hay que escatimar, yo me la aplicaba de rodillas a codos, si, literalmente. La pancita no es el único lugar en el que pueden salirnos estrías, también pueden aparecer en glúteos, piernas, pechos e incluso brazos, así que no hay que limitarse solo a la panza.

La cantidad de veces a aplicar depende de cada una, como mínimo recomiendan 2 veces al día, pero debo reconocer que sobre el final del embarazo, cuando la piel comienza a ¨picar¨ porque está cediendo demasiado, no hay mejor solución para aliviar ese malestar que aplicarse una buena capa de crema hidratante.

Este tipo de crema suele tener una textura bastante densa, así que el mejor momento para aplicarla es después de bañarse.

Fuente: Imujer

¿Por qué duele la espalda en el embarazo?

image

 

Son muchas las mujeres embarazadas que ven como normal el dolor de espalda en esa etapa de sus vidas y piensan que es algo transitorio, pero pensar así es un error. Los dolores lumbares, así como los dolores en las articulaciones y en la pelvis, se deben controlar porque pueden ser señal de algo importante.

No todas las mujeres tienen los mismos dolores o molestias durante el embarazo, pero cuando existen dolores de espalda hay que atenderlos para que no deriven en un problema mayor. De hecho, luego del embarazo pueden continuar los dolores en tu espalda.

La razón del dolor de espalda

Los dolores de espalda en el embarazo se deben a sobrecargas musculares y a cambios de postura y en la columna en concordancia con el crecimiento del feto. A medida que el bebé crece, el cuerpo de la madre debe acoger más peso, lo que repercute inevitablemente en su columna vertebral.

El peso del bebé dentro del vientre materno también ocasiona dolores en las articulaciones, en la zona lumbar y en la pelvis de la gestante. Los dolores en algunas ocasiones pueden ser tan fuertes que impiden realizar las actividades cotidianas.

Cómo evitar los dolores de espalda

Como dijimos en párrafos anteriores, los dolores suelen ser a causa de sobrecargas musculares y puedes atenuarlos con unos buenos hábitos de postura y de ejercicio moderado, siempre teniendo en cuenta la salud de tu bebé en desarrollo.

Es importante que puedas hacer ejercicio moderado durante todo el embarazo, que disminuyas tu estrés y la ansiedad, que intentes sentirte bien y tener un estado de ánimo óptimo.

Fuente: Imujer

Consejos para controlar el peso durante el embarazo

image

 

Una de las mayores preocupaciones de toda mujer embarazada es sin duda alguna, el aumento de peso. Erróneamente creemos que durante el embarazo debemos comer por dos personas, sin embargo lo único que hacemos es comer más de lo que realmente necesitamos.

Cómo no engordar en el embarazo

Vigila lo que comes

Saber el valor nutricional de los alimentos que consumes te ayudará a vigilar el peso, además de controlar tu apetito de manera saludable. Con esto quiero decir que es preferible que comas un plato de frutas a una bolsa de frituras, recuerda que lo que tú comes pasa directo al bebé, lo mejor será diferenciar entre hambre y antojo.

Pequeñas comidas durante todo el día

Es muy probable que durante el embarazo sientas un mayor aumento de apetito, para saciarlo debes de comer todo el día, pero procura que estas comidas sean en pequeñas cantidades. Por ejemplo, consume una ración de piña o manzana, más tarde puedes comer una ración de verduras cocidas. Lo importante es comer saludable incluso, sin importar si comes todo el día tu peso no se verá afectado, además ayudarás a disminuir el nivel de acidez e indigestión por comer muchos alimentos de una sola vez, solo de esta manera lograrás controlar el apetito durante el embarazo.

Aumenta las proteínas en tu dieta

El huevo, la carne y los frijoles, pueden ayudar a darte una mayor sensación de saciedad, y al bebé le ayudan en cuanto al crecimiento de sus tejidos. Recuerda que puedes hacer tres comidas fuertes durante el día, y después puedes complementar tu dieta con pequeñas meriendas que te ayuden a sentirte satisfecha.

Alimentos ricos en calcio

Durante el desarrollo de tu bebé su cuerpo que apenas se está formando necesitará grandes cantidades de calcio, para asegurarte de estar consumiendo lo suficiente, será necesario que en tu dieta diaria incluyas por menos alguno de estos alimentos. Salmón, queso, yogurt, leche y sus derivados. Consumiendo por lo menos una vez al día estos alimentos, estaremos dándole a tu hijo la mejor nutrición y el calcio que necesita para tener un óptimo desarrollo.

Consume golosinas y harinas con moderación

El azúcar es un elemento que ayuda a ganar peso de manera rápida, y lo más grave es que no aporta valor nutricional. Con esto no quiero decir que dejes para siempre las deliciosas galletas y mermeladas, simplemente consúmelos con moderación.

Recuerda que es muy importante saber qué es lo que comes y en qué cantidad, ya que de esta manera le estarás aportando la mejor nutrición a tu bebé. Para tener un mejor control de lo que comes y mantener un peso saludable, sigue esta dieta para no engordar durante el embarazo.

Fuente: Imujer

Efectos de la cafeína Durante el embarazo

image

 

¿Sabías que la cafeína puede causar un aborto? Seguro que sí sabes que no debes consumir demasiado café si te encuentras embarazada, pero lo ideal sería evitar la cafeína por completo: no solo de bebidas como el café, sino de todo aquello que contenga cafeína en dosis considerables.

Los efectos de la cafeína

Es estimulante
Tiene efecto diurético
Aumenta la presión arterial
Eleva la frecuencia cardíaca
Puede causar deshidratación

Evidentemente, todas las cualidades que contiene la cafeína no son recomendables para una mujer embarazada; por si fuera poco, esta sustancia alcanza al bebé, ya que atraviesa la placenta y él no podrá metabolizarla. Por lo que cualquier efecto que produzca en ti, también lo recibirá él.

No olvides que la cafeína también forma parte de los refrescos, el chocolate, algunas galletas y el té, entre otros productos.

La cafeína y el riesgo de aborto

Un estudio publicado por el American Journal of Obstetrics and Gynecology realizado en 2008, concluyó que las mujeres embarazadas que consumían menos de 350 miligramos de cafeína al día no corrían riesgos mayores de sufrir abortos; sin embargo, quienes se pasaban de esta cantidad doblaban las probabilidades.

Otros organismos como la Fundación March of Dimes recomienda que las embarazadas no ingieran más 200 miligramos por día; es decir, una taza de café. Los especialistas tienden a tener en cuenta que el consumo de cafeína en embarazadas debe estar entre los 150 y 300 miligramos al día.

Datos del contenido de cafeína de algunos alimentos

Chocolate (1 oz): 26 mg
Té verde (6 oz): 40 mg
Té negro (6 oz): 45 mg

Cuánta cafeína puede consumir una embarazada

Los parámetros van entre 150 y 300 miligramos al día; pero como en otros aspectos es una decisión personal. Lo que es una realidad indiscutible son los efectos que la cafeína causa en mujeres embarazadas y en las personas en general. Así es que si, sobre eso no hay duda, lo mejor es evitarlo por completo y así reducir al máximo el riesgo de aborto.

Fuente: Imujer

Consejos para aliviar los calambres en las piernas durante el embarazo

image

 

Si los has sufrido sabrás de lo que hablo, de lo contrario siempre es mejor prevenir que curar. Aprende a mejorar uno de los síntomas más molestos de la etapa pre-mamá, los calambres en las piernas durante el embarazo, y ¡disfruta a pleno de tu estado!

Por qué se producen los calambres en las piernas

No se conoce la razón exacta de por qué ocurren los calambres en las piernas durante el embarazo, aunque los médicos ofrecen respuestas relacionadas al peso que debemos soportar durante el embarazo, al cual el cuerpo no está acostumbrado, y también debido a posibles problemas de circulación de sangre.

Ejercicios para aliviar los calambres en el embarazo

-Lo primero que debes hacer si puedes darte cuenta de que tendrás un calambre es estirar las puntas de los dedos de los pies en dirección a tu abdomen, manteniendo la pierna totalmente estirada. Luego masajes la zona para conseguir alivio.
Durante el día camina todo lo que puedas. Antes de acostarte y cada vez que puedas en el día, haz unos cuantos estiramientos de piernas.

-Siéntate en una silla apoyando en el piso la pierna izquierda y tomes tu rodilla derecha y dóblala lentamente, luego has lo mismo con la otra.

-Rota los pies y tobillos hacia ambos lados.

-Eleva tus piernas cada vez que puedas mientras estás tumbada o sentada.

Cuando te dé él calambre puedes pararte sobre una base fría y plana (es un truco casero de las abuelas) para encontrar alivio.

Otras formas de aliviar los calambres

-Bebe bastante agua durante el día, evitando hacerlo las últimas horas de la tarde para que no tengas que levantarte muchas veces al baño en la noche.
-Habla con tu médico, puede que éste te recomiende algún suplemento vitamínico que pueda ayudarte a aliviar los calambres en las piernas durante el embarazo.
-Evita cruzar las piernas al sentarte.
-consume abundantes frutas y verduras que contenga potasio ya que contribuye con la prevención de los calambres, algunas recomendadas son: naranjas, papaya, melón, patatas dulces, plátano.
-Relájate en un baño caliente de inmersión agregando sales de Epsom para ayudar a que tus músculos se relajen.
-Un buen remedio contra los calambres es la quinina, ésta se encuentra en el agua tónica, bebe un vaso a diario.

Los calambres son una afección padecida por la mayoría de las embarazadas, aunque debes consultar a tu médico en caso de que, además de sufrir calambres, se presenten algunos o los siguientes síntomas: dolor continuo en las piernas, enrojecimiento de la piel, inflamación o calor en las piernas.

Fuente: Imujer

¿Cómo dormir bien durante el embarazo?

image

 

El embarazo es una etapa única para cada mujer, no importa qué número de embarazo sea, todos son distintos pero comúnmente dormir embarazada tiende a ser una ardua batalla. Si esto te pasa, los siguientes consejos para dormir bien durante el embarazo pueden ayudarte.

Busca estar cómoda

Tu colchón debe ser firme, procura tener cómodas almohadas, principalmente una de cuerpo completo será muy útil a medida tu embarazo continúa. Puedes utilizar aire acondicionado o un ventilador para que tengas una temperatura agradable y puedas dormir durante tu embarazo como un bebé.

16ª semana: Duerme del lado izquierdo

A partir de la semana 16 evita dormir sobre tu espalda y en cambio duerme del lado izquierdo, esto es más cómodo y seguro para ti y para tu bebé pues no estarás presionando el útero con la gravedad y será más fácil que la sangre llegue a tu corazón. Si te despiertas sobre tu espalda no te asustes, eso es aceptable.

Evita comidas pesadas antes de ir a dormir

Cuida de no ingerir comidas pesadas y demasiados líquidos antes de ir a dormir, así evitarás sufrir de acidez y no tendrás que levantarte durante la noche para ir a orinar.

Utiliza luces de noche

Posiblemente tendrás que levantarte para ir al baño durante la noche, para esto utiliza luces de noche y déjalas encendidas para que evites cualquier riesgo de tropezar cuando te levantes. Al mismo tiempo la luz de noche no te despertará e interrumpirá tu sueño como sucede con las luces brillantes.

Relájate y relaja a tu bebé antes de ir a dormir

Sobre todo relájate, quizá una ducha con agua tibia pueda ayudarte, leer un libro, escuchar música suave, si eres espiritual ora, tú te conoces bien y sabes qué te relaja y ayuda a dormir tranquila. Recuerda que también tu bebé debe dormir también; háblale, relájalo, disfruten juntos una melodía suave, dile que ya es momento de descansar para ambos, aunque no lo creas tu bebé empieza a familiarizarse con tu vos desde el vientre.

Si a pesar de seguir estos consejos sobre cómo dormir bien durante el embarazo te es difícil conciliar el sueño acude a tu médico para que te pueda ayudar, a veces se aconseja tomar tés naturales relajantes o incluso algún tipo de medicamento pero ten presente que bajo tu estado muy importante de embarazo debes ser aún más cuidadosa.

fuente Imujer