Donald Trump: hoy comienzan las conversaciones “serias” sobre futuro de DACA

Donald-Trump-EEUU-Corea del Norte-Raccoon Knows

Donald-Trump-EEUU-Corea del Norte-Raccoon Knows

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que es ahora cuando comienzan las conversaciones “serias” sobre el futuro de miles de jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, horas antes de que el Senado decida si inicia el debate sobre una reforma migratoria.

“Hoy comenzamos conversaciones muy serias sobre DACA”, dijo Trump durante una reunión centrada en su propuesta de inversión en infraestructuras.

El presidente anunció en septiembre pasado que acabaría con el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), impulsado en 2012 por el expresidente Barack Obama y que protege de la deportación a unos 690,000 jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños.

Trump dio al Congreso hasta el próximo 5 de marzo para aprobar una alternativa a DACA, y los demócratas presionaron para vincular la solución para los “soñadores” a las negociaciones sobre el presupuesto, pero, finalmente, el Senado aprobó la semana pasada una ley de gasto que no hacía frente al problema migratorio.

“Yo no quería que DACA estuviera en el presupuesto, quería que DACA (se negociara) por separado”, afirmó hoy Trump.

“Creemos que hay una buena oportunidad de conseguir (un reemplazo a) DACA si los demócratas van en serio y quieren hacerlo realmente (…). Realmente depende de ellos, porque nosotros queremos una seguridad fronteriza tremenda”, agregó.

En enero, Trump propuso al Congreso en enero un plan de reforma que permitiría acceder a la ciudadanía a 1.8 millones de indocumentados que llegaron a Estados Undos de niños a cambio de 25,000 millones de dólares para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza, y de una serie de cambios al sistema de migración legal.

Fuente

Jonh Kelly sobre jóvenes no inscritos a DACA: “Por la flojera de levantar sus traseros”

John Kelly-DUI-Raccoonknows.jpg

John Kelly-DUI-Raccoonknows.jpg

 

El jefe de Gabinete, Jonh Kelly, afirmó que los “Dreamers” no son una prioridad de deportación, pero también aseguró que aquellos que no se inscribieron a la Acción Diferida (DACA) fue porque les dio “flojera levantar sus traseros”.

El funcionario dijo lo anteriore en un encuentro con un selecto grupo de reporteros en la Casa Blanca.

“Algunos dirían que no se inscribieron a DACA porque tenían temor… pero también hay quienes creen que fue por la flojera de levantar sus traseros“, expresó el jefe del Gabinete.

Esto fue por la diferencia de que sólo 690,000 personas están inscritas al programa, cuando la administración federal ofrece el camino a la ciudadanía de 1.8 millones de “Dreamers”.

Kelly también aseguró que mientras un inmigrante indocumentado en los EEUU no tenga antecedentes penales, es probable que permanezca.

“(Estarían) fuera del alcance de cualquier persona” en referencia a agentes migratorios, publicó Associated Press. “No son una prioridad para la deportación“.

El funcionario cree que el presidente Donald Trump no extendería las protecciones de “Dreamers” más allá del 5 de marzo, porque no cree que el presidente tenga autoridad legal para prolongarlo.

También firmó que el mandatario republicano no le pedirá al Congreso una extensión a corto plazo de ese programa.

Actualmente, los “Dreamers” pueden inscribirse nuevamente a DACA ante la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), luego de que el juez federal William Alsup, del distrito de San Francisco (California), emitiera una orden judicial que obliga a la Administración Trump a reanudar el programa.

Fuente

Sin acuerdo a la vista sobre DACA a cuatro semanas del ultimátum de Trump

Trump-anula-DACA-Raccoon Knows

Trump-anula-DACA-Raccoon Knows

 

A cuatro semanas del plazo que el presidente Donald Trump dio al Congreso para aprobar una legislación que proteja a los amparados por la Acción Diferida (DACA) y a días de un nuevo posible cierre parcial del Gobierno, los legisladores siguen divididos y el panorama es desalentador para los “soñadores”.

A pesar de los esfuerzos de los defensores de los jóvenes de evitar llegar a estas alturas sin una solución, los esfuerzos por atar una ley que los proteja al presupuesto de 2018 no han tenido los resultados esperados, a pesar incluso de que el gobierno estuvo cerrado en enero durante tres días al no llegar a un acuerdo.

“Este plazo del 5 de marzo no depende de los republicanos, ellos no quieren nada en la mesa de negociaciones a menos que los presionen”, advirtió Octavio Pescador, investigador y profesor de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

En su opinión, todo “está en manos de los demócratas” y de la presión que exista para cumplir antes de que se llegue al 5 de marzo establecido por Trump en septiembre pasado al anunciar la decisión de cancelar este programa que ha protegido de la deportación a unos 800.000 jóvenes que llegaron al país siendo niños.

La misma administración ha puesto piedras en el camino, y Trump insiste en que cualquier legislación para ayudar a los “soñadores” debe incluir un refuerzo de la seguridad fronteriza, fondos para construir el muro con México, la cancelación del programa de lotería de visas y acabar con la reunificación familiar de inmigrantes.

La negativa demócrata y de los mismos jóvenes de perjudicar con su legalización a otros inmigrantes ha puesto todavía más presión a unos legisladores que se han ido quedando sin tiempo para evitar que llegue el 5 de marzo sin la ansiada solución que evite el posible arresto y deportación de “soñadores”.

La misma portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, puso el tema sobre la mesa cuando dijo en enero que la Administración no perseguiría a los beneficiarios de DACA hasta después del 5 de marzo.

No obstante, el arresto de Christian Gómez García al salir de una corte de tráfico en el condado de Cook, en Illinois, la semana pasada encendió las alarmas del posible caos que se avecina.

El mexicano, de 29 años, llegó a Estados Unidos cuando tenía 4 años y estuvo amparado por el beneficio. Sin embargo en el momento de su detención el beneficio había expirado, aunque fue liberado después de que los agentes asegurasen que todo se debió a un “error en la computadora”.

Gregory Z. Chen, director de Relaciones Gubernamentales de a Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), reiteró a Efe que cada día 122 jóvenes amparados pierden DACA, cifra que aumentará a cerca de un millar desde el 5 de marzo.

Aunque un tribunal federal ordenó a la administración aceptar nuevamente las renovaciones del beneficio, el proceso podría llevar meses y los jóvenes temen estar expuestos ante la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Ante el preocupante horizonte, toma cada vez más fuerza la posibilidad planteada por el senador republicano Lindsey Graham de otorgar una extensión temporal por un año para los “soñadores” a cambio de fondos para reforzar la seguridad fronteriza.

Del lado demócrata, el senador Dick Durbin dijo en entrevista con CNN que no espera ya un acuerdo que proteja a los jóvenes indocumentados antes de que este viernes se acaben los fondos para financiar al Gobierno.

Otro camino que se abre hoy es la propuesta que el senador republicano John McCain y el demócrata Christopher Coons para legalizar a los “soñadores” dentro de un acuerdo presupuestario antes de que vuelva a estar en peligro el funcionamiento del Gobierno federal.

Sin embargo, la propuesta no contiene fondos inmediatos para el muro fronterizo con México, por lo que Trump ya descartó esa posibilidad.

Luis Alvarado, estratega republicano de California, dijo a Efe que es casi imposible que una legislación que favorezca a los “soñadores” pueda aprobarse junto al presupuesto.

“Esto va a ser una ley más pensada y que se aprobará sin estar atada a otra más grande”, puntualizó.

Mientras tanto, los días pasan, más “soñadores” pierden su amparo y aumenta el temor de que el Congreso fracase una vez más en el intento de garantizarles un estatus legal permanente y se vean abocados a regresar a las “sombras” o verse detenidos y deportados.

Fuente

Donald Trump prepara su nuevo plan migratorio con ajustes a DACA y cambios en reunión familiar

EEUU-Raccoonknows.jpg

El gobierno del presidente Donald Trump dará a conocer el lunes su nuevo proyecto migratorio que incluirá sus cuatro temas prioritarios, confirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en conferencia de prensa.

Uno de los aspectos clave es “una solución permanente para DACA“, afirmó la funcionaria al dar comienzo su encuentro con los medios.

“Representa un compromiso que los miembros de ambas partes pueden apoyar… Alentamos al Senado a llevarlo a la sala”, expresó, para luego enumerar otros aspectos. “Este marco cumplirá los cuatro pilares acordados, asegurando la frontera y cerrando las lagunas legales, poniendo fin a la migración de la cadena familiar extendida y brindando una solución permanente en DACA”.

A pregunta expresa sobre si la decisión “definitiva” sería un camino para que los “Dreamers” puedan obtener la ciudadanía, la portavoz sonrió y sólo afirmó: “se adscribirá a los principios que ya tenemos”.

Dicho plan, con el que se busca “arreglar el sistema migratorio y mantener América segura”, se elaboró con base en reuniones con líderes demócratas y republicanos, afirmó Sanders, quien ya no quiso ahondar en el plan.

La Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) es uno de los temas más sensibles que llevó incluso al cierre de gobierno durante casi tres días, el cual terminó el lunes pasado, cuando el líder de la minoría demócrata Chuck Schumer, dijo que se refinanciaría al gobierno. Plan que se aprobó con fecha límite al 8 de febrero.

Tras esa decisión, el senador por Nueva York recibió ataques del ala progresista de su bancada, que lo acusaron de “traición” a los “Dreamers”, por lo que ayer retiró los fondos para el muro fronterizo de la mesa de negociaciones sobre “DACA”,  dificultando este martes el ya tenso diálogo con los republicanos y la Casa Blanca.

 El presidente Trump criticó esa decisión vía Twitter: “Los lloriqueos de Chuck Schumer son entendibles, especialmente después de su humillante derrota, sobre si no hay Muro, no hay DACA. “¡Debemos tener seguridad, junto con un Ejército fuerte, para nuestra gran gente!”.

Y otros temas

El gobierno del presidente Trump busca que se autoricen los recursos para su muro fronterizo, para el cual incluso ya se supendieron varias leyes ambientales, a fin de permitir el uso de suelo.

Aunado a ello, no quita el dedo del renglón sobre desaparecer el programa de las Visas de la Diversidad, así como la inmigración por reunión familia que ha llamado “inmigración en cadena”.

Esos tres aspectos, junto con DACA son los cuatro pilares que mencionó Sanders y que han sido discutidos desde finales del año pasado.

La decisión deberá ser tomada a más tardar el 8 de febrero, cuando termina el refinanciamiento aprobado el 22 de enero, tras el cierre de gobierno.

En las mesas de negociaciones que mencionó Sanders no fue integrado ningún grupo a favor de inmigrantes.

Fuente

Donald Trump: “Es posible que DACA esté muerto”

DACA-Raccoonknows.jpg

El presidente Donald Trump ya había culpado a los demócratas de impedir un acuerdo sobre la Acción Diferida (DACA), pero este domingo tuiteó algo más contundente: para él, el programa para “Dreamers” quizá haya terminado para siempre.

“Es posible que DACA esté muerto”, expresó el mandatario, quien culpó de ello nuevamente a los congresistas demócratas. “Ellos realmente no lo quieren, sólo quieren hablar y quitar desesperadamente recursos a nuestra milicia”.

El mensaje del presidente Trump se dio a una horas de que Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) retomara el programa, luego de la orden de un juez, para proteger a los jóvenes que llegaron durante su infancia a los Estados Unidos.

La semana pasada, DACA fue uno de los temas centrales de las reuniones entre el republicano y los líderes demócratas y republicanos del Congreso, donde además se discutían los recursos para el muro fronterizo, así como la terminación de las Visas de la Diversidad y la llamada “inmigración en cadena” o “reunión familiar”.

La semana tras revelarse una expresión del presidente Trump considerada racista hacia inmigrantes de Haití y África.

“¿Por qué estamos recibiendo personas de esos países ‘mierderos?”, fue la expresión, la cual fue negada por el mandatario en un tuit posterior.

“Nunca dije nada despectivo sobre haitianos, aparte de Haití es, obviamente, un país muy pobre y con mucho problemas. Nunca dije ‘sácalos”, afirmó. “Tengo una relación maravillosa con haitianos. Probablemente debería registrar reuniones futuras. Desafortunadamente, ¡no hay confianza!”.

En el Congreso hay una propuesta de ley impulsada por republicanos que no facilitaría a los “Dreamers” conseguir la ciudadanía, ya que sólo les daría tres años de permiso renovables. Los demócratas no apoyan ese plan.

El mayor triunfo de DACA ha sido en los tribunales, que es donde el juez William Alsup, del tribunal federal en el distrito de San Francisco, California, ordenó la reanudación del programa, suspendido en octubre pasado y planeado para desaparecer en marzo de este año.

Fuente

El tiempo para “Dreamers” se acaba

Dreamers-Raccoonknows.jpg

Dreamers-Raccoonknows.jpg

 

Un grupo de 38 senadores demócratas pidió hoy al gobierno de Donald Trump ampliar el plazo para que los “soñadores” (jóvenes llegados al país como niños indocumentados) puedan renovar su alivio migratorio del programa Acción Diferida (DACA) por los tres huracanes que azotaron a EEUU recientemente.

El grupo, liderado por los senadores Bob MenendezBill Nelson, y Richard Blumenthal, solicitó posponer la fecha, que es el próximo 5 de octubre, en una carta enviada a la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke.

“Estos grandes huracanes interrumpieron significativamente la vida cotidiana y las operaciones en estos estados y territorios”, escribieron los legisladores.

“Sería apropiado que el Gobierno extendiera el plazo del 5 de octubre de 2017 a nivel nacional para dar a las personas el tiempo adecuado para cumplir la reciente solicitud del Gobierno”, agregaron los senadores.

El Gobierno de Trump anunció a principios de este mes que iba a poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Niñez (DACA), programa que permite a algunos inmigrantes que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años trabajar y estudiar sin temor a la deportación.

Al finalizar el programa, la Administración permitió, no obstante, que algunos “soñadores” actualmente inscritos soliciten una renovación de la DACA por dos años, se haya llegado o no a una solución a su situación en el Congreso.

Esas solicitudes de renovación suponen una cuota de 495 dólares que deben pagarse antes el 5 de octubre y los legisladores temen que las recientes interrupciones causadas por los huracanes Harvey, Irma y María hagan casi imposible que algunos “soñadores” elegibles cumplan el plazo.

“Texas, Florida y Puerto Rico todavía están trabajando para recuperarse y lo estarán por algún tiempo”, escribieron los legisladores.

 “Una extensión de la fecha límite proporcionaría a los receptores de DACA más tiempo para recoger la cuota de solicitud de 495 dólares y reunir los documentos necesarios para completar con precisión la solicitud de renovación”, agregaron.

Según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), decenas de miles de receptores de DACA viven en áreas afectadas por las tormentas.

La suspensión del programa no entrará en vigor hasta el 5 de marzo de 2018, periodo en el que el Congreso, el único con poder para cambiar el sistema migratorio en EEUU, debe encontrar una solución para regularizar la situación de los jóvenes indocumentados.

Fuente

El 5 de octubre, fecha límite para la renovación final de DACA

octubre-renovación-DACA-Raccoonknows.jpg

octubre-renovación-DACA-Raccoonknows.jpg

 

Con voz entrecortada Nancy Orocio se alzó frente al micrófono: “Tenemos lo que tenemos y somos lo que somos gracias a nuestros padres… Crecí en este país y es lo único que conozco”, dijo la joven de 24 años que fue traída por sus padres desde México cuando apenas tenía once meses.

Orocio es una de las casi 800,000 historias de los llamados dreamers (soñadores). Ahora todos ellos corren el riesgo de ser deportados luego de la decisión, catalogada por muchos como “infame y cruel”, del gobierno de Donald Trump de eliminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Como la mayoría de los soñadores, Orocio fue una destacada estudiante y es una profesional admirada. En 2011 fue reconocida como “estudiante del año” en el Colegio del Sagrado Corazón, en Atherton. En 2015 se graduó de la Universidad de Santa Clara y trabaja como asistente y consejera para casos legales de inmigración, certificada por el Departamento de Justicia.

A pesar de la forma en han sido tratados por muchos políticos, los dreamers aman a este país como cualquier otro ciudadano. Orocio recuerda que sacar sus papeles en el Seguro Social y en el Departamento de Vehículos Motorizados le “hizo sentir que finalmente estaba saliendo de las sombras, como una estadounidense normal… Sentí algo que siempre había sentido en mi corazón, que pertenezco a este país y que [ahora] tengo la documentación para comprobarlo”, recordó.

Pero todo esto puede cambiar. “Es un tiempo de incertidumbre. Me da ansiedad y miedo. Por eso es que estoy llamando a mis compañeros dreamers que salgamos a las calles, que hablemos con nuestros representantes del Congreso, para que podamos luchar por algo mejor y ojalá que cuando se venza el plazo ya haya algo más permanente. Tengo esperanzas”, dijo.

El plazo mencionado se refiere al periodo de seis meses que el gobierno de Trump dio para el inicio de la revocación de DACA.

Orocio y líderes de Caridades Católicas del Condado de Santa Clara advirtieron la semana pasada que miles de dreamers corren el riesgo de perder la fecha del 5 de octubre. Aquellos beneficiarios de DACA cuyos permisos de trabajo se vencen entre el 5 de septiembre de 2017 y el 5 de marzo de 2018 tienen hasta el 5 de octubre para obtener un nuevo permiso de trabajo de dos años. Con sólo tres semanas hasta que se cumpla el plazo “tenemos miedo de que el primer grupo de soñadores aprobado… no sabe que tiene hasta el 5 de octubre para renovar”, alertaron.

Los líderes también anunciaron la realización de un taller gratuito para el 16 de septiembre. Allí los soñadores podrán llenar sus solicitudes de renovación o hablar con abogados de inmigración para analizar las posibilidades disponibles. El taller también incluye una clase sobre derechos individuales de los inmigrantes y cómo actuar, qué decir y a dónde acudir en busca de ayuda si son confrontados por agentes de Inmigración.

La abogada Mina Ciurea dijo que la acción que el Congreso podría tomar aún no está clara. “En estos momentos estamos especulando. Sé que hay diferentes legislaciones que se están estudiando, esperamos que se unan y se pongan de acuerdo en una. Lo mínimo es que protejan a las personas que son beneficiarios de DACA. Estamos junto a los soñadores… estamos con todas las comunidades de inmigrantes”, resaltó Ciurea.

“Nosotros sentimos que esto fue como una gran desgracia. Estas personas entregaron toda su información al gobierno y ahorita es como una trampa… es como una gran traición. Hay miedo, es cierto, hay ansiedad, es cierto, hay tristeza, es cierto, pero también estamos listos para seguir adelante… Es muy triste que el presidente Trump esté tratando de destruir el legado del presidente Obama, es como usar el egoísmo como motivo político”, aseveró el sacerdote Jon Pedigo.

Estos cursos y talleres son “para ayudar a la comunidad a salir adelante en estos tiempos muy difíciles. Para dar información al pueblo, para animar, motivar y movilizar al pueblo para la acción y ayudar a las personas en asuntos legales”, aseguró Pedigo, director de Participación Ciudadana de Caridades Católicas.

Mientras tanto la solidaridad y ayuda financiera para ayudar con los costos de renovación continúan creciendo. Los supervisores del Condado de Santa Clara aprobaron por unanimidad la creación de un fondo de emergencia de $200,000, la asamblea estatal anunció la asignación de otros $30 millones y el Fondo de Acciones de La Misión (Mission Asset Fund) entregará $500,000 dólares para ayudar a beneficiarios de DACA en colegios y universidades.

“A mis compañeros soñadores; no tienen que dejarse vencer. Esta es una oportunidad para luchar por algo mejor, por una legislación que nos dé la oportunidad de quedarnos aquí permanentemente. No tengan miedo de compartir sus historias porque es muy importante que las personas sepan por qué esto es tan importante para nosotros. Es muy importante recordar que sin el sacrificio de nuestros padres no estaríamos donde estamos…”, concluyó Orocio.

Talleres y ayuda

Taller gratuito para renovar DACA y presentación sobre sus derechos legales: Sábado 16 de septiembre del 2017, 8 am, en Most Holy Trinity Church, 2040 Nassau Dr, San José.
Más en: www.catholiccharitiesscc.org

Números vitales

$495 es el costo de renovar el DACA. En el país existen unos 800,000 beneficiarios de DACA.

Fuente

Cientos marchan en Los Ángeles en defensa de DACA

DACA-Raccoonknows.jpg

DACA-Raccoonknows.jpg

 

Cientos de personas marcharon desde el parque MacArthur hasta la Placita Olvera en defensa de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y en contra del muro en la frontera.

“No hate, no fear …immigrants are welcome here” (No odio, no miedo…los inmigrantes son bienvenidos aquí), fue uno de los cánticos que se escucharon en la concurrida manifestación.

El martes pasado, la administración Trump anunció que en seis meses terminaba el alivio migratorio que ha dado permisos de trabajo y ha protegido de la deportación a cerca de 800,000 jóvenes que fueron traídos a Estados Unidos por sus padres cuando eran niños.

La decisión ha sido fuertemente criticada por políticos, activistas y en especial los beneficios de esa orden ejecutiva que ahora esperan que el Congreso apruebe el DREAM Act, que les proveería una legalización.

“Racists go home”, (racistas, váyanse a casa) también cantaban a un pequeño grupo de personas que se presentaron para apoyar a Trump y que se mantuvieron al otro lado de la calle de donde estaban los manifestantes.

Tras congregarse en el parque MacArthur, empezaron a marchar hacia el centro de Los Ángeles hasta terminar frente a Union Station.

DACA-Raccoonknows.jpg

Familias enteras participaron de la protesta, como Emily, de 15 años; su hermana Aimee de 18 y su madre, abuela y tía que llegaron a apoyar a los dreamers.

“Muchos de mis amigos son beneficiarios de DACA y muchos de ellos no pudieron venir. Una de mis mejores amigos tiene DACA y tiene el corazón roto”, expresó Aimee, estudiante de la Universidad Estatal de California, Long Beach.

Grace, que era parte de un contigente de estudiantes de medicina en UCLA y UC Irvine, dijo que estaban ahí “apoyando a nuestros compañeros indocumentados y a nuestos pacientes indocumentados”. Señaló que alrededor del país hay unos 70 estudiantes de medicina que carecen de documentos migratorios.

Entre los manifestantes también estaba Gabriela, una mujer de 25 años que creció en Santa Ana y que llegó a Estados Unidos a los 4 años.

“Soy una estadounidense y voy a seguir aquí”, dijo esta dreamer que trabaja como maestra.

“Este es el país que conozco y aquí es donde planeo seguir viviendo y hacerme vieja”, expresó.

Recalcó que ella y los otros beneficiarios de DACA no tomaron la decisión de venir a Estados Unidos, el único país que conocen. “América es nuestra casa y no estamos tratando de quitarle el trabajo a nadie, solo estamos buscando nuestros sueños como todos los demás. Todo el mundo merece una oportunidad”, dijo Gabriela.

De quedarse sin el alivio migratorio, expresó que “perdería todo, mi libertad.”

“Me enviarían a un país que no conozco”, dijo, antes de enviar un mensaje a otros dreamers.

“Soñadores, sigan soñando. Este no es el final”, expresó.

Fuente

Barack Obama: anular DACA es una decisión “cruel” y “contraproducente”

 

La anulación de DACA es una decisión “cruel” y “contraproducente” que castiga a jóvenes indocumentados que contribuyen al país, afirmó este martes el expresidente Barack Obama.

En un comunicado de dos páginas, difundido en las redes sociales, Obama (2009-2017) condenó la decisión del presidente Donald Trump de anular, para el 5 de marzo de 2018, el programa de “acción diferida” (DACA) que él adoptó en junio de 2012.

“Perseguir a estos jóvenes es un error porque no han hecho nada malo. Es contraproducente porque quieren establecer nuevos negocios, trabajar en nuestros laboratorios, prestar servicio en nuestro Ejército, y contribuir de otras maneras al país que amamos. Y es cruel”, afirmó Obama.

El programa, anunciado en junio de 2012 y puesto en marcha dos meses después, ha protegido de la deportación a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados que llegaron ilegalmente a EEUU cuando eran niños, y les ha permitido trabajar, obtener licencias conducir, ir a la universidad, comprar casa, establecer negocios, y prestar servicio en el Ejército.

Obama explicó que durante años pidió que el Congreso le enviara a su despacho una ley que permitiera a los “DREAMers” una vía hacia la legalización y  eventual ciudadanía, pero esa legislación “nunca llegó”.

Mi Administración actuó para eliminar la sombra de la deportación para estos jóvenes, para que pudieran continuar contribuyendo a nuestras comunidades y nuestro país. Lo hicimos con base a un principio legal establecido de la discreción procesal, usada por presidentes demócratas y republicanos”, centrando los limitados recursos del gobierno en los que cometen crímenes,  precisó Obama.

“Seamos claros: la acción tomada hoy no es un requisito legal. Es una decisión política, y una cuestión moral. Sin importar las preocupaciones o quejas que puedan tener los estadounidenses sobre la inmigración en general, no deberíamos amenazar el futuro de este grupo de jóvenes, que están acá sin tener culpa, que no son una amenaza, que no nos quitan nada al resto”,  enfatizó.

Obama no mencionó a Trump ni por nombre ni por su título, pero indicó que, a fin de cuentas, es un asunto de “decencia básica” el trato que EEUU le da a jóvenes que han contribuido de muchas formas al país.

Al anunciar oficialmente el fin de DACA, tanto el fiscal general, Jeff Sessions, como Trump atacaron a Obama por haber obviado al Congreso y haber adoptado lo que calificaron como una “amnistía” ilegal.

La decisión de Trump, en efecto, otorga una última renovación de los permisos bajo “DACA”.

Así, los “DREAMers” cuyos permisos vencen para el 5 de marzo de 2018, tienen hasta el próximo 5 de octubre para pedir una última renovación de dos años. Mientras, los permisos que venzan después del 5 de marzo, caducarán sin ninguna prórroga adicional.

Al lavarse las manos, la Administración pretende obligar a que sea el Congreso el que decida el futuro de los “DREAMers”.

Consciente de las críticas contra la Administración, la  portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, afirmó en rueda de prensa que “DACA” era un programa ilegal y que el Departamento de Justicia hizo la recomendación de eliminarlo, por lo que quedó en Sessions hacer el anuncio oficial.

Por otra parte, Sanders reiteró el deseo de Trump de que el Congreso apruebe la construcción del muro fronterizo como parte de un “paquete de reforma migratoria responsable”.

Obama destacó que el apoyo que ha tenido el popular programa por parte del empresariado, líderes religiosos, economistas, y estadounidenses de todo el espectro político en el país.

Ahora que la pelota está en el techo del Congreso, Obama instó a los legisladores a que actúen con un sentido de “urgencia moral” para ayudar a los “DREAMers”.

Los senadores Dick Durbin, demócrata por Illinois, y Lindsey Graham, republicano de Carolina del Sur, dijeron en rueda de prensa que presionarán para que el “DREAM Act”, la medida bipartidista que presentaron este verano para proteger a los “DREAMers”,  sea sometida a votación este mismo mes.

Fuente

Gobierno de Donald Trump termina con DACA

Gobierno de Trum-DACA-Raccoonknows.jpg

Gobierno de Trum-DACA-Raccoonknows.jpg

 

El fiscal general Jeff Sessions anunció el fin de DACA, que protege a unos 800,000 jóvenes que llegaron durante su infancia a los Estados Unidos.

Sessions dijo que este programa fue implementado en forma “unilateral” por el expresidente Barack Obama, para dar beneficio a “jóvenes indocumentados”, otorgándoles un número de seguro social y permitirles estudiar.

“En otras palabra, el Ejecutivo creó DACA deliberadamente, al margen de la orden legislativa que rechazó este tipo de programas que violan las leyes de imigración… fue un ejercicio inconstitucional de la autoridad ejecutiva“, expresó.

Dijo que el programa afectó a miles de jóvenes estadounidenses, a quienes “se les privó de trabajos” con el apoyo a los inmigrantes “que tomaron esos empleos”.

El fin de semana, Politico adelantó que el gobierno del presidente Donald Trump terminaría con el programa Acción Diferida para las Llegadas de la Niñez, que daría una ventana de seis meses para que el Congreso diera opciones de qué hacer con los jóvenes beneficiados, pero el Fiscal General no informó nada al respecto.

Sin embargo, defendió que se deben respetar las leyes migratorias: “La nación debe fijar un límite sobre cuántos inmigrantes podemos admitir al año. Esto no significa que sean malas personas… significa que estamos aplicando la ley adecuadamente”.

El Departamento de Seguridad Nacional informó las líneas de acción que aplicará para los actuales beneficiarios del programa, donde destaca que revisará caso por caso, pero aquellos jóvenes que debían renovarlo en marzo de 2018, tendrán hasta el 5 de octubre de este año para hacerlo.

En su cuenta de Twitter, el presidente Trump le dijo Congreso: “Prepárense, para realizar su trabajo – DACA”.

Fuente

Trump anula DACA, el programa que protegía a los «soñadores» de la deportación

Trump-anula-DACA-Raccoon Knows

El secretario de Justicia Jeff Sessions anunció este martes en rueda de prensa que será anulado el programa conocido como DACA, que protegía a los «dreamers» o «soñadores» de la deportación. El futuro de 800.000 jóvenes queda en incertidumbre.

El programa de la era de Barack Obama protegía a los jóvenes inmigrantes que habían llegado a EE.UU. como niños junto a sus padres.

«El programa es inconstitucional», dijo Sessions en rueda de prensa, y añadió que el presidente Donald Trump estaba haciendo lo que prometió en campaña.

La decisión prevista, que llega después de semanas de deliberaciones en la Casa Blanca sobre qué hacer en respuesta a un ultimátum de diez procuradores generales estatales liderados por Texas, llenaría las expectativas de la base de Trump, pero pondría en vilo la vida de casi 800.000 personas que estaban trabajando y estudiando en Estados Unidos. El programa DACA, que otorgó a los solicitantes calificados protección de la deportación, es popular entre demócratas y republicanos moderados, muchos de los cuales han presentado legislación en el Congreso para intentar proteger permanentemente a esta población.

Las fuentes dijeron que la decisión esperada de terminar el programa con un retraso de seis meses refleja el pensamiento del presidente a partir del domingo en la noche.

Los funcionarios han enviado señales contradictorias a veces en el pasado de cuál sería la decisión final sobre cuál sería el destino del programa.

Varias fuentes advirtieron que la decisión no sería definitiva hasta que se anuncie, hecho que, según la Casa Blanca, se produciría el martes.

Dos de las fuentes familiarizadas con el asunto aseguraron que hubo una reunión en la Casa Blanca este domingo para hablar sobre la decisión, que fue reportada en primera instancia por Politico.

Las discusiones en Washington en los últimos días se han centrado en la expectativa de que el gobierno deje de procesar las renovaciones y nuevas solicitudes de permisos como una forma de darle fin al programa, aunque  detalles como cuándo sería la fecha efectiva y qué sucedería con las aplicaciones en proceso aún están por decidirse.

Los permisos bajo el DACA se conceden por dos años antes de que se necesite que sean renovados. Un estudio reciente de grupos que apoyan el DACA estimó que 1.400 personas al día podrían perder sus protecciones si las renovaciones fueran finiquitadas.

Donald Trump decide eliminar DACA en un plazo de seis meses

Donald trump- DACA-Raccoonknows.jpg

Donald trump- DACA-Raccoonknows.jpg

 

El presidente de EEUU, Donald Trump, va a poner fin al plan migratorio conocido como DACA, que ha protegido de la deportación a 800,000 jóvenes indocumentados, pero su decisión se ejecutará en un plazo de seis meses para dar tiempo al Congreso a buscar una solución, adelantó hoy el diario Politico.

El diario, que cita a dos fuentes anónimas conocedoras de la decisión de Trump, asegura que altos asesores de la Casa Blanca se reunieron hoy para preparar los detalles del anuncio sobre el futuro de DACA, que está previsto para este martes.

Además, Politico indica que Trump ya ha informado de su decisión al presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano Paul Ryan.

Ryan, otros republicanos, numerosos demócratas y líderes empresariales han presionado a Trumppara que mantenga DACA, un programa que promulgó en 2012 el entonces presidente Barack Obama y gracias al que 800.000 jóvenes indocumentados han podido frenar su expulsión, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.

Trump puede acabar con DACA mediante una orden ejecutiva, el mismo mecanismo que Obama usó para promulgar el plan en 2012 con carácter temporal, pues el Congreso es el único que tiene capacidad para aprobar leyes y cambiar el sistema migratorio de EE.UU.

Durante la campaña electoral, Trump prometió que acabaría con DACA, aunque posteriormente, ya desde la Casa Blanca, reconoció que ese era “uno de los temas más difíciles” a los que tenía que hacer frente durante su presidencia y aseguró que lo encararía “con corazón”, sin dar más detalles.

Sobre si los “dreamers” (soñadores), como se conoce a los jóvenes protegidos por DACA, deben estar preocupados, Trump comentó la semana pasada: “Amamos a los dreamers. Amamos a todo el mundo. Creemos que los dreamers son fantásticos”.

En la misma línea, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló que el presidente estaba trabajando “en la mejor decisión posible” sobre DACA.

Fuente

John Kelly advierte que futuro de DACA corre peligro y estaría en manos de las cortes

John Kelly- DACA-Raccoonknows.jpg

John Kelly- DACA-Raccoonknows.jpg

 

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, afirmó este miércoles al reunirse con líderes del Caucus Hispano del Congreso su apoyo a “DACA”, y aunque no tiene planes de anular o cambiarlo, sí advirtió de que el futuro del programa migratorio para jóvenes indocumentados corre peligro y podría quedar en manos de los tribunales.

Kelly se reunió hoy con el CHC en un encuentro a puerta cerrada y de más de una  hora, que abarcó asuntos como el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, las deportaciones de inmigrantes no criminales, y el futuro del programa de “Estatus de Protección Temporal” (TPS) para Haití, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Kelly no ofreció declaraciones a la prensa a la salida, pero un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), David Lapan, dijo que el funcionario trasladó al CHC el mensaje de que el Congreso es la “clave” para una solución permanente respecto al “DACA”, que ha dado cobijo a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados desde 2012.

Kelly “indicó su apoyo al DACA como lo ha hecho en el pasado. Repitió su postura de que el Congreso es la fuente de una solución a largo plazo para DACA”, y señaló que en septiembre las cortes podrían estudiar el asunto si surge una demanda, precisó Lapan.

Kelly ha discutido DACA con abogados dentro y fuera del Departamento de Justicia “y la mayoría cree que DACA, tal como existe, no es legalmente sostenible” y también lo ha discutido con el secretario de Justicia, Jeff Sessions, subrayó Lapan.

Lapan no ofreció detalles de las  reuniones con Sessions, aunque precisó que Kelly no tiene claro cuál será la posición de la Administración Trump, o si defenderá o no el programa creado por el gobierno de Barack Obama.

Lapan dejó en claro que “ahora mismo no hay un plan para anular o cambiar lo que estamos haciendo con DACA… siempre ha habido la preocupación de que si DACA es impugnado en los tribunales, que no podría superar eso y, si es así, entonces DACA” dejaría de existir.

Kelly se refería a que una coalición de una decena de estados, liderada por Texas, ha amenazado con entablar una demanda contra DACA si la Administración Trump no anula el programa a más tardar el próximo 5 de septiembre, y deja de extender permisos a futuro.

Esa coalición es la que también impugnó los alivios migratorios de noviembre de 2014, que se encuentran congelados en los tribunales. La idea es añadir DACA a esa demanda en el litigio pendiente en Texas.

Lejos de cumplir su promesa electoral de desmantelar “DACA”, Trump lo mantiene en pie y ha dicho que quiere una solución “con corazón” para los jóvenes indocumentados.

Sobre el TPS, Lapan dijo que Kelly volvió a repetir su postura de que, en el caso de Haití, las condiciones que justificaron el programa para el país caribeño se han resuelto en su mayor parte, aunque estudiará una extensión  en enero próximo.

Por ahora, Kelly no está listo para tomar una decisión respecto a renovar o cancelar el TPS para El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Kelly reconoció que se trata de un asunto “muy difícil” para los países centroamericanos, según Lapan, quien destacó que, en todo caso, se supone que el TPS es un programa temporal.

Sobre las deportaciones y el hecho de que ahora todo indocumentado queda sujeto a la expulsión –alejando la práctica de la “discreción procesal”- Lapan insistió en que Kelly tiene la obligación de hacer cumplir las leyes de inmigración.

Kelly explicó al CHC que aunque el DHS se centra en inmigrantes indocumentados con antecedentes o condenas carcelarias, “no vamos a ignorar a otros individuos que posiblemente estén en el país ilegalmente, pero esos individuos son sometidos al sistema de justicia legal y el tribunal decide” sobre su deportación, afirmó Lapan.

Versión del CHC

El encuentro con Kelly suscitó versiones distintas sobre su contenido: mientras su oficina quiso poner un tono optimista a la reunión, varios líderes demócratas el CHC, entre ellos Luis Gutiérrez, y Raúl Grijalva, expresaron alarma y confusión.

“Creo que tenemos que prepararnos para lo peor y alistarnos para luchar contra la deportación masiva. Nos presentamos en los aeropuertos para luchar contra la veda a musulmanes y refugiados y ahora los Dreamers y la gente que ha vivido legalmente acá por décadas con el TPS están en peligro inminente”, advirtió Gutiérrez.

Por su parte, Grijalva calificó el encuentro como “decepcionante e intencionalmente confuso” porque, a su juicio, Kelly contestó con evasivas, o no se comprometió a dar una postura “legal o legislativa” sobre el futuro de DACA y el TPS para centroamericanos.

“Si esta reunión con el secretario Kelly indica algo, la Administración Trump seguirá pintando a los inmigrantes como criminales que necesitan ser deportados”, dijo Grijalva en un comunicado.

Fuente

Donald Trump elimina DAPA, pero mantiene DACA para los “dreamers”

President Donald Trump address Joint Session of Congress, Washington DC - 28 Feb 2017

President Donald Trump address Joint Session of Congress, Washington DC - 28 Feb 2017

 

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos decidió rescindir la acción diferida que beneficiaba a los padres indocumentados de hijos con ciudadanía o residencia permanente (Deferred Action for Parents of Americans and Lawful Permanent Residents, DAPA, por sus siglas en inglés), pero que nunca llegó a implementarse.

En cambio, Trump cambió su postura sobre los “dreamers”, a los que había prometido deportar durante la campaña electoral, y mantendrá el programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals). De este modo, aquéllos que están ahora inscritos en el programa podrán renovarlo cada dos años.

DACA beneficia a unos 800 mil inmigrantes.

El fin de DAPA

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, anunció en un comunicado que se ponía fin inmediato al memorando de noviembre de 2014, por el cual la administración del presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) eximía temporalmente de la deportación a padres de hijos regularizados.

La acción diferida para padres está bloqueada por los tribunales estadounidenses desde 2015 y lo que hoy el Departamento de Seguridad Nacional anunció es que no “litigará” más para defender la puesta en marcha de esta medida de alivio migratorio.

No obstante, el programa que protegía de la deportación a niños que habían llegado a Estados Unidos ilegalmente cuando aún eran pequeños desde antes de enero de 2010 (DACA) seguirá en marcha.

Según un estudio del Migration Policy Institute, unos 3,6 millones de indocumentados podrían haberse beneficiado por la acción diferida para padres indocumentados de estadounidenses o residentes permanentes, conocida por las siglas DAPA.

El presidente estadounidense Donald Trump ha tomado una línea dura con la inmigración indocumentada desde que llegó al poder en enero.

Trump ordenó aumentar la seguridad fronteriza e intensificar las redadas de indocumentados, especialmente de aquellos que pertenecen a bandas criminales o tienen delitos pendientes.

No obstante, la mayor intensidad de las redadas a afectado también a inmigrantes indocumentados sin antecedentes y con trabajos y que pagan impuestos.

Por el momento, la Administración de Trump no ha acabado con la acción diferida para niños inmigrantes indocumentados conocida como DACA al no considerar su rescisión prioritaria.

DAPA nunca fue implementado

DAPA es un amparo temporal para padres de ciudadanos y residentes permanentes legales anunciado por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre de 2014. Protege de la deportación y ofrece un permiso de empleo para trabajar legalmente en el país por un periodo renovable de tres años.

El mémorandum de Obama sobre DAPA fue bloqueado por un juez federal en Texas después de que 26 estados presentaron una demanda contra el gobierno federal y desafiaron la legalidad del esfuerzo. Los republicanos calificaron el esfuerzo de “amnistía trasera” y argumentaron que Obama superó su autoridad al proteger una clase específica de inmigrantes que vivían ilegalmente en los Estados Unidos.

Fuente

Inmigrantes de NYC presionan a jueces a aprobar DACA y DAPA

Protestas-DACA-DAPA-Raccoon-Knows
En pleno corazón de Manhattan, un minúsculo grupo de cuatro personas se concentró este mediodía con letreros que leían “No DACA” y “Deport Mexicans” y gritando “We are America”. Pero las consignas de estos manifestantes casi no se escucharon, porque sus voces fueron opacadas por más de 150 inmigrantes que al unísono decían: “Nosotros somos Estados Unidos”.

El grupo, integrado en su mayoría por jóvenes hispanos y asiáticos, fue convocado por una docena de organizaciones inmigrantes que este viernes protestaron para pedir el fin al bloqueo judicial de la acción ejecutiva migratoria del presidente Barack Obama.Representantes de agrupaciones como Se Hace Camino Nueva York, la Coalición de Inmigración de Nueva York y la Coalición Interreligiosa para Reforma Migratoria planearon la manifestación para que coincidiera con el comienzo de las audiencias en laQuinta Corte de Apelaciones de Nueva Orleans. Ahí se está llevando el caso en el que 26 gobernadores estatales republicanos están intentando bloquear la Acción Diferida para Padres de Estadounidenses y Residentes Permanente Legales (DAPA) y la extensión de la Acción Diferida para los Llegados en Infancia (DACA).

“La acción ejecutiva es constitucional, hace sentido desde el punto de vista económico y es un salvavidas crítico frente a la inacción del congreso en el tema de la reforma migratoria“, dijo Steven Choi, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York, quien calificó la demanda como una “táctica xenófoba”.Muchos de los manifestantes se manifestaron optimistas de que la demanda de los republicanos no logre su cometido. “El cambio que esta medida va a implicar será para mí un giro en 180 grados”, dijo Patricia Rivera, una madre mexicana que cree que la acción ejecutiva no será bloqueada. Desde que llegó a Estados Unidos dice que se ha esforzado por darle la mejor educación a su hijo de 15 años y ahora quiere lo mejor para su hija, que está por nacer en un mes. Ha estudiado y ha trabajado en todo tipo de labores, pero dice que, hasta ahora, siempre hay miedo. “Quiero perder ese temor a que me separen de mis hijos”, contó Rivera.Junto a ella también estuvo en la protesta el concejal Carlos Menchaca. “La reforma es necesaria. El presidente está actuando, pero es necesario que las cortes también escuchen”, dijo.Líderes sindicales también participaron de la manifestación. “Esta demanda se ha transformado en una pesadilla para mí y para mi familia”, dijo el peruano Omar Mery, de United Here. “No somos criminales, somos trabajadores”.

El lugar elegido para la manifestación no fue casualidad: la protesta se realizó frente en el 800 de la Tercera Avenida, donde se ubican las oficinas de Renaissance Technology, empresa propiedad del millonario conservador Robert Mercer. “Él tiene mucho dinero y da apoyo a grupos de investigación que dicen que DAPA y DACA son malas para el país”, explicó la organizadora de Se Hace Camino Nueva York Luba Cortés. Entre los financiados por Mercer se encontrarían The Heritage Foundation y el candidato presidencial Ted Cruz. Con esos dineros se han financiado estudios que dicen que la reforma migratoria causaría problemas económicos, lo que los activistas niegan.

“Nosotros no sólo somos de los grupos que más pagamos impuestos, sino que tampoco robamos los trabajos de otras personas. Eso es sólo xenofobia y racismo”, dijo Cortés.“Queremos enviar un fuerte mensaje a esta compañía que sigue financiando el odio: el amor siempre gana al final”, dijo el concejal Carlos Menchaca.

FUENTE

 

Obama se enfocará en defender la legalidad de DAPA y DACA

DACA-DAPA-Obama-Alivios-Migratorios-Raccoon-Knows

Washington.- Tras estudiar su abanico de opciones, el gobierno de Barack Obama optó por centrar sus energías en la defensa de la legalidad de los alivios migratorios, por lo que no apelará ante la Corte Suprema un fallo del martes que negó la implementación de los programas para cerca de cinco millones de indocumentados.

El Departamento de Justicia había mantenido mutismo tras el fallo del Quinto Circuito de Apelaciones de Nueva Orleans, Louisiana, que mantiene el freno a la expansión del programa de “acción diferida” (DACA) para “Dreamers” y otro similar para adultos con hijos residentes legales o ciudadanos estadounidenses, conocido por su sigla en inglés “DAPA”.Un portavoz del Departamento de Justicia, Patrick Rodenbush, explicó que, tras estudiar las opciones sobre la mesa, la Administración Obama centrará sus esfuerzos en la apelación del fallo del juez federal Andrew Hanen, que en febrero puso un freno temporal a los alivios migratorios mientras se resuelve la demanda de 26 estados.El otro escenario rechazado por los abogados del gobierno era mantener dos frentes abiertos, alrededor de las mismas fechas: uno en el Quinto Circuito de Apelaciones, y el otro ante la Corte Suprema para suspender el bloqueo de Hanen. Solo que cada uno requería una serie de argumentos distintos, y la Administración Obama decidió  que la mejor estrategia es defender la legalidad de los alivios migratorios.

¿Cuándo?

Se prevé que el Quinto Circuito escuchará los argumentos sobre los méritos del casodurante una audiencia a partir de la semana del próximo 6 de julio.

En realidad, ese tribunal –que tiene jurisdicción sobre casos presentados en Texas- ha estudiado por vías paralelas tanto la petición de emergencia del Departamento de Justicia para suspender el fallo de Hanen -y así dar vía libre a los alivios migratorios-, como los propios méritos de “DACA” y “DAPA”.Aunque por ahora no se sabe qué panel de jueces escuchará esos argumentos –si será el mismo que emitió el fallo del martes u otro distinto- la Administración Obama es consciente de que el Quinto Circuito está compuesto, en su mayoría, por jueces conservadores.

Su mejor estrategia legal

Dos funcionarios de alto rango de la Administración Obama, que pidieron el anonimato, explicaron que esta es, a su juicio, la mejor estrategia para resolver el drama legal por los alivios migratorios.

En la audiencia sobre los méritos, la Administración Obama argumentará que la demanda no tiene base legal y que los jueces deben desechar el caso, explicó uno de los funcionarios.“Nuestra obligación es presentar la defensa más vigorosa posible de la política del Presidente, y eso es lo que refleja esta decisión: el proceso más vigoroso en la corte”,afirmó otra funcionaria.En el dictamen de 2-1 del martes, el Quinto Circuito rechazó el argumento del gobierno de que tiene discreción procesal para decidir a quiénes y a cuántos puede deportar del país.Pero el gobierno prevé insistir en que Obama actuó en un marco de constitucionalidad al emitir los alivios migratorios, que protegen de la deportación durante tres años y dan permisos de trabajo a cerca de cinco millones de indocumentados.

En todo caso, los funcionarios admitieron este miércoles que, independientemente del próximo fallo, es muy posible que cualquiera de las partes apele el caso ante la Corte Suprema, por lo que el drama podría de todas maneras quedar en manos de la máxima corte del país.Según observadores, la decisión del Departamento de Justicia es entendible porque la Administración Obama no puede darse el lujo de tener otra derrota en las cortes, en un proceso que comenzó con un juez federal crítico de las políticas migratorias de Obama.“Desde un principio le hemos urgido a la Administración que tome las medidas necesarias para defender las acciones ejecutivas. Acá se estudiaron muchos factores, y consideran que es mejor enfocarse en los méritos de las acciones ejecutivas”, explicó Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC).

Seguirán las deportaciones

El fallo de Hanen solo aplica a los alivios migratorios anunciados por Obama el pasado 20 de noviembre, por lo que el gobierno federal continuará su proceso de deportaciones en base a las nuevas guías también emitidas en esa fecha, explicó una funcionaria de la Administración.

El Departamento de Seguridad Nacional ya está aplicando las nuevas prioridades policiales para las deportaciones, y los beneficiarios de los alivios migratorios “están al fondo de la lista de las prioridades” para las deportaciones, enfatizó.

FUENTE