¡Mucho cuidado! Un “resfriado común” puede convertirse en neumonía

resfriado-neumonía-Raccoonknows.jpg

resfriado-neumonía-Raccoonknows.jpg

 

Las personas tienden a confundir el resfriado común con cualquier otra patología por sus síntomas de estornudos, malestar general y congestión nasal, sin embargo, hay otros síntomas que pueden determinarse como neumonía y que las personas siguen asociándola con una simple alergia o resfriado.

1. Escalofríos y fiebre:

Uno de los principales síntomas es la temperatura alta durante más de 4 días (normalmente por encima de 38,5° C), y que suele resultar muy complicada de combatir. En este contexto, el paciente tendrá la sensación constante de frío.

2. Fuerte somnolencia:

Durante una neumonía, el cuerpo del paciente se debilita y la persona siempre tiene ganas de dormir.

3. Tos específica:

Es posible que mientras padezca neumonía se produzca en la garganta un esputo de color similar al óxido o de tono verdoso; posiblemente, con pequeñas manchas de sangre.

4. Frecuente respiración superficial y disnea:

Ocasiona en el paciente una pérdida de su frecuencia respiratoria. Este respira muchas veces ya que presenta dificultades claras para inhalar y, hasta en un estado de quietud, la neumonía provoca una disnea.

5. Frecuencia cardiaca aumentada:

Los médicos señalan que un cambio en la frecuencia cardíaca es un síntoma de neumonía. Se puede comprobar el ritmo cardíaco de un niño aplicando suavemente 2 dedos sobre su arteria carótida.

6. Dolor en el pecho:

El dolor en el pecho se presenta no solo durante la tos, sino también durante un período de respiración normal y tranquilo.

7. Empeoramiento general después de sufrir un resfriado común o una gripe:

Si la gripe o el resfriado común se prolongan durante un tiempo y la fiebre se manifiesta periódicamente durante 5 días, o más, también es una señal para que se sospeche de que se sufre una neumonía.

Debes tomar en cuenta ir al medico si padeces cualquiera de estos síntomas o todos, así te podrán brindar la mejor posología según tu gravedad.

Fuente

El riesgo de ataque cardíaco aumenta con una gripe o una neumonía

ataque cardíaco -gripe-neumonía-Raccoonknows.jpg

ataque cardíaco -gripe-neumonía-Raccoonknows.jpg

 

El riesgo de un ataque cardíaco aumenta sensiblemente los días siguientes a una infección respiratoria como una gripe, una bronquitis o una neumonía, según un estudio australiano publicado el lunes en la revista estadounidense Internal Medicine Journal.

“Nuestros resultados confirman lo que sugerían estudios anteriores: que una infección respiratoria puede desencadenar un ataque cardíaco“, explica el profesor Geoffrey Tofler, principal autor de la investigación, un cardiólogo de la Universidad de Sydney y del Royal North Shore Hospital.

“Los datos muestran que este riesgo no aumenta necesariamente justo al comenzar los síntomas de la infección pero sí en los primeros siete días para luego disminuir paulatinamente pero se mantiene elevado durante un mes”, precisó.

La investigación se realizó a partir de 578 pacientes que tuvieron un infarto como consecuencia del bloqueo de una arteria coronaria.

Los autores determinaron que 17% tuvieron síntomas de infección respiratoria durante los siete días previos a su crisis cardíaca y 21% durante los 31 días previos.

“La frecuencia de los ataques cardíacos es más alta en invierno”, subrayó el doctor Thomas Buckley, profesor adjunto en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Sydney, otro de los autores del estudio.

Según los investigadores, las infecciones respiratorias tienden a aumentar la formación de coágulos en la sangre, así como la inflamación y las toxinas que dañan los vasos sanguíneos, lo que podría explicar el fuerte aumento del riesgo cardiovascular.

Fuente

8 datos que debes saber sobre la neumonía

neumonia-salud-raccoon-knows

neumonia-salud-raccoon-knows

Después de que la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton se enfermara durante un acto de conmemoración de los 15 años de 11S, su médico reveló que había sido diagnosticada con neumonía este viernes y que estaba recibiendo tratamiento con antibióticos.

El jefe de corresponsalía médica de CNN el doctor Sanjay Gupta dijo que aunque la neumonía es tratable, «es una condición seria, algo que no se debe tomar a la ligera».

Esto es lo que debes saber de esta infección

1. ¿Qué es?

La neumonía es una infección respiratoria que afecta los pulmones y causa la inflamación de los alveolos, que son los sacos de aire que conforman la mayor parte de los pulmones y nos ayudan a respirar. La infección causa que se llenen de fluido o moco limitando la cantidad de oxígeno que entra a los sacos y haciendo que sea doloroso respirar.

Hay muchos tipos de neumonía causados por diferentes tipos de infección y los efectos en el cuerpo varían de medianamente graves a severos. Los niños son más vulnerables; la neumonía es la causa de muerte por infección número uno entre los niños a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud.

2. ¿Qué la causa?

Usualmente las bacterias o los virus, pero también puede ser causada por hongos.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) dicen que las causas comunes de neumonía viral con «los virus de la influenza y el estreptococo pneumoniae o neumococo».

Otra causa bacteriana común es la infección con la bacteria bacillus influenzae tipo b que también causa meningitis. Hay vacunas disponibles contra estos tipos bacterianos de infección, así como contra la influenza, y pueden ayudar a proteger a los individuos de infecciones que puedan llevar a la neumonía.

3. ¿Cuáles son los síntomas?

Según la Asociación Americana de Pulmón hay varios síntomas que evidencian que una persona tiene neumonía.

La tos, que puede ir acompañada con flemas verdes, amarillas o sanguinolentas, escalofríos, y disnea (falta de aire) que puede ocurrir con la actividad física.

Los síntomas menos comunes incluyen: dolor fuerte en el pecho que se empeora con las respiraciones profundas o la tos, sudoración excesiva, pérdida del apetito, baja energía, fatiga, y confusión, en especial entre las personas mayores.

4. ¿Es contagiosa?

La neumonía se puede transmitir de diferentes formas. Los virus y las bacterias se contagian cuando la gente las aspira y se diseminan en el aire cuando la gente estornuda o tose. También se pueden diseminar por sangre, dice la OMS.

La neumonía atípica puede ser causada por diferentes tipos de bacteria y pueden ser transmitidos de persona a persona.

La neumonía por aspiración ocurre si inhalas comida, bebida, vómito o sustancias peligrosas como químicos o humo.

Esta enfermedad se puede contagiar en hospitales y otros centros de salud.

5. ¿Quién está en mayor riesgo?

Los adultos mayores, los niños y las personas con enfermedades crónicas están en riesgo. Un sistema inmunológico debilitado, particularmente en los niños (ocasionado por desnutrición u otras enfermedades previamente existentes), puede aumentar las probabilidades de infección.

6. ¿Puede ser fatal?

En EE.UU., cerca de 50.000 personas mueren cada año por neumonía, según los CDC, aunque muchas de esas muertes podrían haberse evitado con vacunas o tratamientos.

Globalmente, la neumonía es causante de hasta el 15% de todas las muertes de niños de menos de 5 años. Se reportaron más de 920.000 muertes en 2015, según la OMS.

Pero las muertes de adultos y niños por neumonía varían de país en país. En EE.UU. hubo cerca de 101 muertos por neumonía por cada millón de habitantes entre 2001 y 2010 y 2014 muertes por cada millón de habitantes en Reino Unido, según la Fundación de Pulmón Británica. En el mismo periodo en Sudáfrica, hubo 1.168 muertes por millón.

7. ¿Cuál es el tratamiento para la neumonía?

El tratamiento depende del tipo de infección y la gravedad. Las infecciones leves pueden tratarse en casa con muchos fluidos, reposo y controlando la fiebre con medicamentos, según la Asociación Americana de Pulmón.

Las infecciones bacterianas pueden ser tratadas con un rango de antibióticos. Para las virales a veces se recetan antivirales. Los médicos de Clinton anunciaron que actualmente está tomando antibióticos, lo que significa que debe tener una forma bacteriana de infección.

8. ¿Puede prevenirse?

Hay varias vacunas que pueden ayudar a prevenir enfermedades como la neumonía, incluyendo las vacunas contra la tos ferina, la influenza, el sarampión y otras.

Otras formas de reducir el riesgo de contraer la enfermedad son lavarse bien las manos después de ir al baño, cambiarle el pañal a un bebé o sonarse la nariz y antes y después de preparar o manipular alimentos.

FUENTE

Microbio que enfermó a Hillary Clinton también contagió a varios miembros de su staff

Hillary Clinton- neumonía-Microbio-Raccoonknows.jpg

Hillary Clinton- neumonía-Microbio-Raccoonknows.jpg

El microbio que enfermó a Hillary Clinton de neumonía contagió al menos a media docena de personas de su staff, entre ellos un líder de campaña. Así lo dio a conocer a People una fuente cercana a la aspirante a la presidencia por el partido demócrata.

Dos semanas antes de que Clinton fuera diagnosticada con ese mal, un flagelo comenzó a circular por las oficinas de la campaña de Clinton, de 68 años, con sede en Brooklyn, debilitando a varios integrantes del equipo aseguró explicó la fuente a People.

Al menos seis personas cayeron enfermas, entre ellos Robby Mook, una de los líderes de la campaña, y a otros consejeros. Uno de ellos presentó problemas respiratorios y fue tratado con antibióticos en una unidad de servicios médicos de emergencia en dicho condado de Nueva York. El segundo colapsó y tuvo que ser trasladado de urgencia en una ambulancia, para posteriormente ser diagnosticado con deshidratación aguda.

Debido a su estado de salud, Clinton canceló un viaje que tenía previsto este lunes a California, y ahora se encuentra descansando en su hogar de Chappaqua al norte de Nueva York, al lado de su marido, el expresidente Bill Clinton.

Asistentes al evento donde Clinton presentó malestares captaron el momento en que su equipo de seguridad trata de ayudarla luego de que aparentemente se tambaleara antes de entrar al vehículo que la llevó al hogar de su hija Chelsea Clinton, en el barrio de Chelsea en Manhattan, para descansar temporalmente.

Fuente

¿Qué es la neumonía?

image

 

¿Qué es?

Una neumonía, también llamada pulmonía, es una infección del pulmón que puede estar causada por virus o bacterias. Es más frecuente en la infancia que en otras edades de la vida y en general no reviste gravedad.

¿Cuál es la causa?

La causa principal de la neumonía en la infancia son las infecciones producidas por virus (virus respiratorio sincitial, virus influenzae, adenovirus, rinovirus), principalmente en los niños menores de 2 años de edad. Por encima de esta edad empiezan a hacerse más frecuentes las neumonías causadas por bacterias, como el neumococo, haemophilus influenzae y el mycoplasma. Otra causa menos frecuente, pero aún presente en nuestra sociedad, es la Tuberculosis, especialmente grave en niños con enfermedades que afectan sus defensas.

¿Cómo puedo reconocerla?

Generalmente el niño presenta desde hace unos días catarro, que empeora progresivamente, aparece más fiebre y más tos. Los niños más pequeños, menores de 1 año, pueden rechazar la alimentación, pueden parecer quejosos o decaídos, y a veces respiran muy rápido y con dificultad. Los niños mayores se pueden quejar de dolor torácico («dolor en el pecho») o abdominal, dependiendo del sitio donde esté localizada la neumonía.

En algunos casos el único síntoma de una neumonía, sobre todo al principio, es la fiebre, tardando en aparecer la tos y otros síntomas respiratorios 24 a 48 horas.

La neumonía es más frecuente en los niños asmáticos. En el caso que un niño presente una crisis asmática con fiebre alta, mayor de 39ºC, existe la posibilidad de que tenga una neumonía.

¿Cómo se diagnostica?

El pediatra auscultará al niño y ante la sospecha de una neumonía solicitará una radiografía de tórax para confirmar el diagnóstico, comprobar su tamaño y ver que no existan complicaciones.

En algunas ocasiones, sobre todo si la neumonía tarda en curarse o es más grave de lo habitual, el pediatra realizará algunos análisis para intentar averiguar cuál es el germen, bacteria o virus, causante de la enfermedad. Estas pruebas son de dos tipos:

Pruebas orientativas: se analiza la sangre buscando signos de inflamación (elevación de las cifras de leucocitos y de la proteína C reactiva) que aparecen con mayor frecuencia en las infecciones producidas por bacterias como el Neumococo y el Haemophilus influenzae

Pruebas microbiológicas: tratan de identificar el germen y se realizan analizando la sangre o las secreciones respiratorias (cultivos de sangre, cultivos de virus y serologías)

Otras pruebas: en algunos lugares de España la Tuberculosis sigue siendo una enfermedad relativamente frecuente por lo que ante una neumonía que no se cura adecuadamente en ocasiones se practica la prueba de la tuberculina o Mantoux. Esta prueba consiste en inyectar en la piel una sustancia procedente de la bacteria que produce la Tuberculosis. En el caso que la neumonía esté producida por dicha bacteria, se produce una inflamación en el sitio de la inyección de la prueba que es máxima a las 48 horas de haberse realizado.

¿Cómo se trata?

La neumonía se trata habitualmente en casa con medicamentos administrados por vía oral. Con el tratamiento adecuado, en general, se produce el alivio de los síntomas en 2 o 3 días y la curación completa en 7 a 10 días.

Aunque en principio, como ya hemos comentado, la causa principal de la neumonía en los niños son los virus (no precisaría tratamiento antibiótico), es muy difícil establecer diferencias con la neumonía producida por bacterias, por lo que habitualmente, el pediatra le recomendará un antibiótico.

En primer lugar usted deberá asegurarse de que el niño toma el antibiótico que se ha prescrito.

Administrar medicamentos para bajar la fiebre (paracetamol, aspirina o ibuprofeno).

Ofrecer líquidos abundantes, que ayudarán a hacer las flemas más fluidas para que puedan expulsarse mejor.

No es necesario tratar la tos con medicamentos ya que es el mecanismo necesario para expulsar las flemas.

¿Cuáles son sus complicaciones?

Habitualmente la neumonía cura sin secuelas en un plazo entre 7 y 10 días. La persistencia de los síntomas o el empeoramiento (fiebre más alta, signos de dificultad para respirar) debe hacer pensar en la presencia de una complicación, la más frecuente, el derrame pleural.

El derrame pleural es la acumulación de líquido, muchas veces pus en el espacio que existe entre una capa que envuelve al pulmón y otra que está pegada por dentro a la pared del tórax. Esta situación puede provocar dificultad para respirar, dolor en el tórax y persistencia de la fiebre. En muchas ocasiones habrá que hospitalizar al niño y puncionar con una aguja en el tórax para extraer dicho liquido o pus con el objetivo de aliviar al niño y para averiguar la posible causa de la enfermedad mediante su análisis.

Otra complicación frecuente son las atelectasias (zonas del pulmón en las que no entra el aire porque están taponadas en general por moco) que en general se resuelven en unas semanas espontáneamente o con fisioterapia respiratoria (inflar globos, golpe-masaje sobre el tórax para movilizar las secreciones, etc.)

Algunas neumonías, aunque en raras ocasiones, pueden dejar secuelas a largo plazo como las bronquiectasias (dilatación de áreas de los bronquios por debilitamiento de su pared) que pueden predisponer a presentar nuevas neumonías en la misma localización del pulmón.

En el caso de aparición de estas complicaciones pueden ser necesarios otros estudios radiológicos como la TAC o «scanner» que permiten ver con mayor precisión estas lesiones.

¿Qué debo vigilar?

Se debe consultar de nuevo con el pediatra o con un servicio de urgencias si el niño presenta los siguientes síntomas que pueden indicar la presencia de una complicación:

Dificultad para respirar (respira más rápido, se le marcan las costillas al respirar, le cuesta decir más de tres palabras seguidas), mal color.

Incapacidad para seguir adecuadamente el tratamiento antibiótico (por vómitos, rechazo de ingesta oral…).

Dificultad para alimentarse.

Si a las 48 horas de iniciado el tratamiento antibiótico, el niño sigue con fiebre alta.

La neumonía puede ser una enfermedad más grave en los niños menores de 1 año y en los que tienen enfermedades del corazón y del pulmón, además de enfermedades que producen disminución de las defensas. En estos casos puede que el pediatra aconseje el ingreso del niño, en el hospital durante unas horas o días.

Fuente

Guillermo Dávila permanece delicado de salud por una neumonía en un hospital de Puerto Rico

image

 

Guillermo Dávila permanece ingresado en un hospital de Puerto Rico a causa de una fuerte neumonía de la que se va mejorando poco a poco, dijo este jueves en exclusiva a Peopleenespañol.com su publicista, Marlene Maseda.

“Guillermo se encuentra estable en un hospital de Puerto Rico. Está recuperándose de una neumonía muy fuerte”, explicó Maseda sobre la salud del cantante venezolano, quien se encontraba en la isla promocionando su nuevo disco Mi vida cuando se enfermó. “Estaba con catarro cuando llegó y se le complicó con neumonía”.

Aunque su estado era muy delicado y lleva dos días entubado, la publicista asegura que Dávila ya está en proceso de recuperación.

“[Los doctores] dicen que está mejorando. Su salud física [es] excelente, eso lo ha ayudado mucho”, aseguró Maseda. “Todavía no le han dado el alta para salir”.

Fuente: Eluniversal

Aracely Arámbula, hospitalizada por neumonía

image

 

La actriz agradeció en Twitter los deseos por su pronta recuperación
Aracely Arámbula se recupera en un hospital de un cuadro de neumonía, luego de que hace unos días presentará síntomas de gripa y tos.

La actriz, que la semana pasada estrenó en Estados Unidos la telenovela Los Miserables, compartió una imagen en Twitter desde el hospital, con un mensaje de agradecimiento por las muestras de cariño.

«La enfermera Durán con su mejor enfermera de cabecera. Te amo mami», escribió en su cuenta de Twitter (@aracelyarambula).
Momentos después agregó: «Rodeada de mucho amor… Gracias por sus hermosos deseos. Los quiero de por vida».

Su hermano Leonardo Arámbula utilizó la misma red social para tocar el tema de la salud de Aracely, acompañado de una imagen de la actriz.

«Cómo ven, por andar de #miserables que se nos enferma La Patrona. Esos cambios de clima…

«Gracias a todos por preocuparse, es un cuadro de neumonía leve, pero que requiere atención para que no se complique. Muchas gracias a todos».

Aún no se sabe cuándo se reincorporará la actriz a la promoción del la telenovela de Telemundo, la cual está basada en el clásico de Víctor Hugo.

Fuente: Eluniversal