¿Cómo saber si usted padece VPH (virus de papiloma humano)?

 

El Dr. Salomon Jakubowicz, nos aclara dudas acerca de esta enfermedad, afirmando que casi todos los hombres y mujeres han tenido alguna vez VPH sin saberlo, inclusive los que nunca han tenido verrugas.

¿Cuáles verrugas por VPH son inofensivas?

La mayoría de las verrugas causadas por VPH son temporales y se curan sin tratamiento en un año. Sin embargo, en algunas mujeres la infección persiste, aumentando el riesgo de desarrollar más verrugas y cáncer de cuello uterino.

¿Cómo saber quién me contagió de VPH?

El VPH (Virus del Papiloma Humano) puede permanecer en silencio en el cuerpo por muchos años. La aparición del VPH no es una señal de que tu pareja actual es la culpable y mucho menos de que te haya sido infiel. Puedes haber sido infectada hace años y permanecer sin síntomas de VPH.

Nuevo examen de sangre reemplaza la citología anual

Hasta ahora era necesario mirar en el microscopio muestras de cuello uterino obtenidas en el examen ginecológico pero hace unas horas la FDA acaba de decidir (13 votos a favor y 0 en contra) reemplazar la citología anual por un nuevo examen de sangre que detecta sólo los tipos de VPH que causan cáncer.

Los tipos de VPH que causan verrugas genitales no son los mismos que causan cáncer de cuello uterino pero son frecuentes las infecciones con múltiples tipos de VPH.

Sólo las mujeres que tengan los tipos 16 y 18 de VPH que causan cáncer deben hacerse la citología para determinar si hay lesiones pre-cancerosas.

¿Qué tratamiento recomiendo para las verrugas del VPH?

Las verrugas causadas por el VPH nunca se transforman en cáncer y pueden desaparecer sin tratamiento. El ginecólogo puede eliminar las verrugas que más te molesten aunque a veces vuelven a aparecer.

El VPH en hombres

La mayoría de los hombres que tienen el VPH no presentan ningún síntoma pero si pueden transmitirlo a través de relaciones sexuales.

¿Cómo prevenir el cáncer de cuello uterino?

La citología cada 2 años logra detectar las lesiones pre-cancerosas a tiempo, porque el desarrollo de cáncer de cuello uterino tarda más de 10 años.

Las mujeres mayores de 30 con tres citologías normales pueden repetirlas cada 3 años. Aquellas mayores de 65 o con histerectomía que tengan tres citologías normales pueden dejar de hacerse el examen completamente.

VPH: ¿recomiendo la vacuna?

Es posible prevenir la infección del VPH utilizando el preservativo y recientemente con la nueva vacuna.

La vacuna del VPH (Gardasil) protege contra los dos tipos de VPH que causan el cáncer cervical y los dos tipos de VPH causantes las verrugas genitales.

¿Quién debería vacunarse?

La vacuna del VPH es útil para mujeres que aún no hayan iniciado relaciones sexuales porque no proporciona beneficio a las mujeres que ya estén infectadas con VPH, es decir, a la mayoría de las mujeres sexualmente activas.

Actualmente la vacuna contra el VPH ha sido aprobada en muchos países (Colombia, USA, México) pero en Venezuela la seguimos esperando desde hace tiempo para empezar la vacunación de todas las niñas de 9 años.

Fuente

Cómo reconocer el virus del papiloma humano y qué hacer si lo padeces

virus del papiloma humano-VPH-Raccoonknows.jpg

virus del papiloma humano-VPH-Raccoonknows.jpg

 

Los virus del papiloma humano o (VPH), son un grupo de más de 150 tipos de virus relacionados, de los cuales más de 40 tipos pueden transmitirse sexualmente.

Algunos de los VPH que se transmiten sexualmente pueden causar verrugas genitales, mientras que otros, llamados VPH de alto riesgo u oncogénicos, pueden causar cáncer.

Las infecciones genitales por VPH son muy comunes, pero la mayoría de estas infecciones se presentan sin síntomas y desaparecen sin tratamiento alguno después de unos años.

Algunas veces, las infecciones por VPH pueden durar muchos años. Infecciones persistentes por VPH de alto riesgo son la causa principal de cáncer cervical. Las infecciones por VPH causan también algunos cánceres de ano, de vulva, de vagina, de pene y de orofaringe.

La Food and Drug Administration de los Estados Unidos ha aprobado dos vacunas, Gardasil® y Cervarix®, las cuales son muy efectivas para prevenir la infección por los dos tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres cervicales. Gardasil previene también la infección por dos tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales (vea la pregunta 6).

Los virus del papiloma humano (VPH), o papilomavirus, son un grupo de más de 150 tipos relacionados de virus. Se les llama papilomavirus porque algunos tipos pueden causar verrugas o papilomas, los cuales son tumores benignos (no cancerosos).

Algunos VPH, como los que causan las verrugas comunes que crecen en las manos y en los pies, no se transmiten fácilmente. Sin embargo, más de 40 tipos de VPH se transmiten sexualmente, y estos VPH se transmiten con mucha facilidad por medio de contacto genital. Algunos tipos de VPH que se transmiten sexualmente causan cáncer cervical y otros tipos de cáncer (1). Estos se dicen VPH de alto riesgo, oncogénicos o carcinogénicos. Otros tipos de VPH que se transmiten sexualmente parecen no causar cáncer y se llaman VPH de bajo riesgo.

Aunque las infecciones por VPH son muy comunes, la mayoría aparecen sin síntomas y desaparecen sin tratamiento alguno en el transcurso de unos pocos años. Sin embargo, algunas infecciones por VPH permanecen por muchos años. Las infecciones persistentes por VPH de alto riesgo pueden causar anomalías en las células. Si no se tratan las zonas que tienen anomalías celulares, las cuales se llaman lesiones, pueden algunas veces convertirse en cáncer.

¿Qué son las verrugas genitales?

Algunos tipos de VPH de bajo riesgo de transmisión sexual pueden causar que aparezcan verrugas alrededor de los genitales o del ano. La mayoría de las verrugas genitales (conocidas técnicamente como condilomas acuminados) son causadas por dos tipos de virus del papiloma humano, el VPH–6 y el VPH–11. Las verrugas pueden aparecer varias semanas después del contacto sexual con una persona infectada por VPH, o es posible que se tarden varios meses o años en aparecer; o puede ser que nunca aparezcan.

Las infecciones persistentes por VPH se consideran ahora como la causa prácticamente de todos los casos de cáncer cervical. Se calculó que, en 2010, cerca de 12 000 mujeres en Estados Unidos serían diagnosticadas con este tipo de cáncer y que más de 4 000 morirían a causa del mismo. El cáncer cervical es diagnosticado en cerca de medio millón de mujeres cada año en el mundo, y cobra 250 000 vidas anualmente.

Los VPH causan también cánceres de ano, de vulva, de vagina y de pene (2). Además, la infección oral por VPH causa algunos cánceres de orofaringe (la cual es la parte central de la garganta, que incluye el paladar blando, la base de la lengua y las amígdalas (2, 3).

Se ha calculado que la infección por VPH representa aproximadamente 5% de todos los cánceres en el mundo.

Tanto los VPH de alto riesgo como los de bajo riesgo pueden causar el crecimiento de células anormales, pero solo los tipos de VPH de alto riesgo pueden resultar en cáncer. Se han identificado cerca de 15 tipos de VPH de alto riesgo, entre los que se incluyen el 16 y el 18, los cuales juntos causan cerca de 70% de los cánceres cervicales . Es importante mencionar, sin embargo, que la mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo desaparecen por sí solas y no causan cáncer (5).

¿Cuáles son los factores de riesgo de infección por VPH y del cáncer cervical?

Tener muchas parejas sexuales es un factor de riesgo de infección por VPH. Pero, la mayoría de las infecciones por VPH desaparecen por sí solas sin causar alguna anomalía.Sin embargo, aun entre mujeres que presentan cambios anormales en las células cervicales por un tipo de infección persistente por los VPH de alto riesgo, la probabilidad de que se forme el cáncer cervical es poca, aun cuando no se dé tratamiento a las células anormales.

Como regla general, en cuanto más graves sean los cambios celulares anormales, mayor será el riesgo de padecer cáncer. Además, el hecho que una mujer infectada por VPH padezca cáncer cervical parece depender de una variedad de factores que actúan juntos con las infecciones por los tipos de VPH de alto riesgo. Los factores que pueden incrementar el riesgo de cáncer cervical en mujeres infectadas persistentemente por tipos de VPH de alto riesgo son el fumar y tener muchos hijos.

Cualquier persona que es activa sexualmente tiene el riesgo de infección por VPH transmitido sexualmente. Permanecer en una relación larga, mutuamente monógama, con una pareja no infectada minimiza el riesgo de infección genital por VPH. Sin embargo, es difícil determinar si la pareja que ha sido activa sexualmente en el pasado está infectada actualmente por el virus.

La infección por VPH puede ocurrir en las áreas genitales que están cubiertas o protegidas, respectivamente, por un condón de látex, tanto de hombres como de mujeres, así como en las áreas que no están cubiertas o protegidas. Aunque no se conoce el grado de protección que brindan los condones en la prevención de la infección por VPH, el uso de condones ha sido asociado con un índice más bajo de incidencia de cáncer cervical.

Dos vacunas aprobadas por la FDA, Gardasil® y Cervarix®, son muy efectivas para prevenir infecciones persistentes de algunos tipos de VPH. Gardasil previene la infección por los tipos 16 y 18 de VPH, los dos VPH de alto riesgo que causan la mayoría (70%) de los cánceres cervicales (4), y los tipos 6 y 11, los cuales causan la mayoría (90%) de las verrugas genitales (5). Cervarix también previene infecciones persistentes por los tipos 16 y 18 de VPH.

Fuente

Una sola dosis de vacuna contra VPH podría prevenir cáncer cervical

VACUNA(Raccoonknows.com)EFE | ÚN.- Una dosis única de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), responsable del 70% de los cánceres de cuello uterino, podría alcanzar para desarrollar una inmunidad de larga duración, en vez de las tres recomendadas.

«Constatamos que los niveles de anticuerpos para las dos cepas virulentas del VPH, la 16 y la 18, en las mujeres vacunadas con una única dosis permanecieron en la sangre hasta cuatro años», dijo Mahboobeh Safaeian, del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) en Bethesda (Maryland, este de EEUU), autora de la investigación.

«Estos resultados cuestionan las recomendaciones actuales según las cuales la vacuna contra el VPH requiere dosis múltiples para generar una respuesta inmune de larga duración», dijo esta especialista en enfermedades infecciosas, cuyo estudio fue publicado en la revista Cancer Prevention Research.

Safaeian dijo que se necesita más investigación antes de decidir algún cambio, pero consideró que «este descubrimiento es prometedor para realizar campañas de vacunación más simples y menos costosas, con más chances de ser implementadas en todo el mundo, especialmente en los países en desarrollo, en los que hay un 85% de cánceres del cuello uterino, una de las principales causas de muerte».

El estudio está basado en los resultados de un ensayo clínico financiado por el NCI para probar la eficacia de la vacuna Cervarix del laboratorio británico GlaxoSmithKline, realizado en unas 7.500 mujeres de entre 18 y 25 años en Costa Rica.

Aunque todas debían recibir las tres dosis recomendadas de la vacuna en diferentes momentos, un 20% de los participantes no lo hizo, explicaron los investigadores.

Así, se analizaron muestras de sangre de un grupo de 78 que recibió una única dosis, en comparación con grupos de 120 a 192 mujeres que recibieron dos o tres dosis como estaba previsto.

Encontraron que todas las mujeres de los tres grupos tenían anticuerpos contra las cepas virulentas 16 y 18 del VPH.

Esos anticuerpos permanecieron en la sangre durante un máximo de cuatro años, que es aproximadamente el tiempo que los investigadores esperaban que la vacuna fuera efectiva.

Los niveles de anticuerpos también mostraron un comportamiento estable en el tiempo, a pesar de ser ligeramente inferiores en el grupo de dosis única, lo que sugiere que éstas «son respuestas duraderas», indicó el estudio.

El VPH puede causar cáncer cervical, pero también anal y orofaríngeo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer cervical es el segundo cáncer más común en mujeres en todo el mundo, y causa 500.000 casos nuevos y 250.000 muertes al año.

Fuente:ultimasnoticias