Loading...

Un pleito matrimonial culminó con tres menores quemadas vivas a manos de su madre en Bélgica.

Thioro Mbow (35) colocó a sus hijas, de 2, 4 y 6 años, en un cobertizo en el exterior de su residencia en el pueblo de Lennik, cerca de Bruselas, y les prendió fuego, informó este jueves el diario británico The Mirror.

Según el medio, mientras las víctimas eran consumidas por las llamas, Mbow llamó por teléfono a su esposo Hellmut Ulin (38) y le dijo: “Oye sus gritos”.

“Yo puedo escuchar sus gritos, pero no puedo hacer nada para salvarlas”, continuó la mujer.”Es mejor que te apresures, pero estás muy tarde para rescatarlas. No van a sobrevivir”.

Poco antes, la mujer había recibido una notificación  legal del abogado de su esposo reclamando la custodia de las niñas.

Ulin se apresuró a la residencia para tratar de rescatarlas, pero era tarde.

El hombre se topó con los cuerpos quemados y sin vida de sus hijas, mientras la mujer se encontraba de pie en el jardín. En ese momento, la madre, supuestamente, le dijo en tono calmado: “Diez minutos de gritos y luego pararon”.

Las autoridades aseguraron que Mbow estaba bajo el efecto de drogas y alcohol. “Sólo quería darle una lección con la carta de custodia, no quería que se fuera de la casa, quería que dejara de beber y de tomar drogas”, sostuvo el esposo.Otra menor de 9 años, producto de una relación previa de la mujer, sobrevivió porque se encontraba en la escuela.LEE

FUENTE