image

 

Incluso en esa parte tan importante de la vida que es el embarazo, las mujeres queremos sentirnos bellas y seguras, con un calzado que nos provea estilo y a la vez comodidad.

Conoce algunos consejos para elegir los mejores zapatos en el embarazo.

1. Conoce lo que te acomoda

Comprar zapatos cuando estás embarazada tiene algo que ver con la sensibilidad. Si como muchas mujeres parece que podrías romperte el tobillo por usar tacones de aguja, mejor no los uses durante el embarazo. Opta por opciones similares que te brindarán la altura del tacón pero también serán más estables como por ejemplo zapatos de cuña que son igualmente elegantes.

2. Conoce tu cuerpo

Mientras estás embarazada deberás conocer más y más tu cuerpo, pues se presentan algunos cambios, incluso en los pies, como edemas provocados por el uso de zapatos inadecuados. Sería mejor para ti y para tus pies que uses zapatos amplios, que permitan que tus pies no se vean muy ceñidos y afectados en la circulación; puedes usar ballerinas.

Es muy recomendable que acudas al médico en caso que quieras consultar sobre la proveniencia de los edemas, sobre todo para evitar cualquier complicación.

3. Aférrate a la comodidad

Las ballerinas son lindas y aun mejor, no van a apretar tus pies. Lo mismo sucede con marcas y estilos de zapatos que sabes son confortables como zapatillas deportivas, canvas, zapatos de lona, etc.

Recuerda siempre comprar el par de zapatos que te quede más cómodo y no el más lindo y barato. La calidad nos asegura comodidad y esto cuesta pero vale la pena invertir en ti y tu bienestar.

4. Piensa en para qué los usarás

¿Vas a ir a una boda o una recepción? Si es así podrías ocupar esos lindos tacones solo por un par de horas. ¿Vas a usar tus zapatos para un trabajo en el cual debes estar mucho tiempo de pie? Entonces no compres tacones altos. Al estar embarazada las mujeres estamos más propensas a sufrir edemas, las probabilidades aumentan al usar tacones y estar mucho tiempo de pie.

Lo más importante a tomar en cuenta es que el embarazo no tiene por qué ser aburrido y cambiar tu estilo de vida, algunas mujeres pueden usar tacones incluso estando embarazadas mientras otras sufrirían muchos problemas. La clave está en que conozcas tu cuerpo y le brindes el calzado adecuado mientras estas embarazada.