Loading...

image

 

Después de dar a luz a tu bebé, tu barriga luce diferente, ¿verdad? Es posible que haya perdido tono a causa del estiramiento que sufrió durante los nueve meses de embarazo. La buena noticia es que puedes recuperar tu estado físico anterior. ¡Atenta que te explicaré algunas cosas al respecto!

La flacidez de la barriga de la reciente mamá se puede revertir, sobre todo si el aumento de peso durante el embarazo no fue excesivo. En caso de haber engordado mucho más de la cuenta, recuperar la tonicidad de tu cuerpo es algo que puede tomar tiempo, pero debes ser paciente y tomar algunas precauciones.

¿Cómo recuperar la tonicidad de los abdominales?

Parece contradictorio, pero es lo mejor que puedes hacer: Para recuperar la tonicidad de los abdominales no tienes que hacer ejercicios que trabajen sobre ésta zona de tu cuerpo dentro de las primeras semanas de haber dado a luz. ¿Por qué no? Porque las franjas abdominales después del embarazo y parto se quedan muy débiles, y si te ejercitas antes de tiempo éstas podrían ceder aún más y quedar descolgadas.

Es aconsejable que esperes a que acabe la cuarentena para poder reanudar la actividad física poco a poco y sin prisa. Cuando vuelvas a los ejercicios, éstos deben ser moderados y supervisados por un instructor profesional.

Si pariste gemelos deberás esperar más tiempo para comenzar a ejercitarte ya que tus músculos abdominales habrán sufrido un estiramiento aún más grande y costará más que se cierren.

Controla tu apuro por recuperar la figura

Para saber si existe algún problema con la flacidez de tu barriga, contrae la musculatura abdominal y presiona con la mano la zona que está debajo del ombligo; si notas que se hunde unos centímetros, acude a tu médico.

Durante la lactancia no debes hacer ningún tipo de dieta para recuperar tu figura, simplemente aliméntate de la forma adecuada para favorecer la producción de leche. Una vez que dejes de amamantar entonces sí podrás empezar una dieta adecuada y realizar ejercicio para que tu figura vuelva contigo, quizá no sea la misma pero sí muy similar.

Fuente: Imujer