Loading...

La compañía que controla los centros comerciales T.J. Maxx, Marshalls, HomeGoods y Sierra Trading Post, anunció ayer que subirá la paga a sus empleados. A partir de junio nadie en este cadena de comercios cobrará el salario mínimo federal que es de $7.25 la hora desde hace 2009.Los empleados a tiempo completo o parcial en EE. UU. cobrarán un mínimo de $9 dentro de tres meses, similar a lo anunciado por el gigante comercial Walmart. El año que viene, los que lleven más de seis meses en cualquiera de las 2,475 tiendas de estas marcas, recibirán un cheque en el que se reflejen pagos de $10 la hora.“Esta iniciativa es una parte importante de nuestra estrategia para continuar atrayendo y reteniendo el mejor talento para dar una gran experiencia de compra a nuestros clientes, mantenernos competitivos en nuestros salarios en el mercado de EE UU y enfocarnos en el valor de nuestra misión”, dijo ayer en un comunicado la presidenta Carol Meyrowitz.

Las condiciones económicas, fundamentalmente la caída de desempleo, están poniendo fin al estancamiento salarial de los últimos años y las opciones laborales de los trabajadores están empezando a ampliarse. Quien quiera conservar una mano de obra ya entrenada va a tener que empezar a ser competitivo en salarios. Las subidas de salarios mínimosWalmart ha sido el penúltimo comercio en notarlo (Gap anunció su subida a $10 en 2014), pero su peso como empresa (es el mayor empleador privado de EE. UU.) deja huella en el sector del comercio donde, las compensaciones son bajas.

La subida del salario mínimo por encima del federal en muchos estados y ciudades además del efecto Walmart, empujarán al alza los cheques de muchas personas que trabajan por el mínimo federal.Todos estos cambios tanto a nivel privado como nivel estatal y local (el martes el estado de Nueva York aprobó un aumento del salario mínimo de propinas por encima del federal) mandan el mensaje a Washington de que es posible y políticamente aceptable subir una paga estancada desde hace seis años. Pese a ello, la propuesta de subir el salario a $10.10 la hora está parada en el Congreso.-

FUENTE