Nueva York  –  ¿Están los trabajadores de la Ciudad listos para enfrentar el ébola? Esa es la interrogante que tratan de aclarar las autoridades neoyorquinas, y por ello continúan realizando reuniones con las diferentes agencias para asegurar que en caso de que ocurra una emergencia sanitaria, todos estén en capacidad de seguir los pasos específicos para atender la crisis.Este lunes varios oficiales de la Ciudad se reunieron para discutir las acciones que se deberían tomar si se produjera un caso del virus del ébola  en la ciudad y cómo los empleados que podrían estar en mayor riesgo deben proceder, principalmente lospolicías, bomberos y paramédicos. “En gran medida se trata de comunicación y respuesta rápida. Mucho de esto es también sobre conocer las herramientas que se necesitan para manejar los casos que podrían aparecer”, dijo el vicealcalde Anthony Shorris en conferencia de prensa.

“Estamos tratando este asunto a todos los niveles”, dijo por su parte el Comisionado de la Oficina del Manejo de Emergencias Joseph Esposito. “Esta reunión fue para todos los trabajadores de la Ciudad”.

Durante la reunión también estuvieron presentes miembros del Comité Municipal de Trabajadores, que incluye a representantes de sindicatos de más de 300,000 empleadosde la ciudad de Nueva York, quienes tuvieron la oportunidad de hacer preguntas y comunicar las preocupaciones de sus miembros sobre las seguridades que deben tener con respecto al ébola.

«¿Qué ocurre si los trabajadores de sanidad entran en contacto con una casa que tiene una víctima de la enfermedad cuando van a recoger la basura?¿No cree usted que mis miembros deben ser examinados?”, cuestionó Harry Nespoli, presidente del Sindicato deTrabajadores de Sanidad.

Preguntas como esas fueron respondidas por los funcionarios, quienes dijeron que uno de los grandes objetivo era eliminar cualquier mito acerca del ébola, y pidieron a los líderes expresar a sus miembros lo aprendido en esta reunión, quienes a la vez harían lo mismo en sus comunidades.

Las autoridades aseguraron que el evento se realizaba como “exceso de precaución” porque en realidad no hay casos de ébola en Nueva York y no hay razón para creer que habrá en el futuro cercano.

El objetivo de Shorris fue asegurar a los trabajadores de la Ciudad y al público en general, que Nueva York está mejor preparado que el Hospital de Dallas donde se registraron los tres primeros casos de ébola comprobados en el país.

“Lo que ocurrió en Dallas es una tragedia y todos hemos aprendido enormemente”, dijo Shorris. “Nueva York tiene una de las mejores capacidades de respuestas de emergencia de la nación, tristemente porque hemos sido probados más de lo que hubiéramos querido y por eso hemos construido una de las mejores respuestas y protocolos de comunicación del país”.

Los oficiales de la Ciudad dijeron que esta era la primera de muchas otras reuniones, y afirmaron que las líneas de comunicación seguirán abiertas entre ellos y los trabajadores.

También en el condado de Westchester, la congresista Nita Lowey se reunió con personal médico de los hospitales del área para conocer cómo están preparados y que les hace falta.

“Se necesita que todos los enlaces de la cadena, desde los hospitales locales, el estado y elgobierno federal, estén de acuerdo en cómo manejar una crisis de salud pública”, dijo Lowey.

Fuente:EldiarioNY