Loading...

39DB278F-1C73-48FF-A0EE-7D000B5D330C.jpg__294__440__CROPz0x294y440

Las enfermedades cardiovasculares, que incluyen la enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular, siguen en aumento y se estima que causan la muerte de 17.3 millones de personas anualmente.

La buena noticia, dice la presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología (SDC), Carmen Encarnación Roa, es que los factores de riesgo que provocan estas enfermedades son modificables y tratables, y el dominicano, cada vez más consciente de ello, está adoptando hábitos saludables para prevenir estas dolencias.

Ayer, como cada último domingo de septiembre, la Federación Mundial del Corazón (FMC) celebró el Día Mundial del Corazón y la SDC aprovechó la fecha para iniciar una campaña de alerta y prevención.

Encarnación explica que el lema elegido por la FMC para el 2013, “Toma la ruta hacia un corazón sano”, está enfocado en el ciclo de la vida: madre sana, niño sano, adulto-joven sano, adulto sano.

El interés es que las personas se animen a llevar un estilo de vida cardiosaludable que las aleje de estas enfermedades.

¿Qué significa y cómo se adquiere este estilo de vida?

“Significa llevar una alimentación sana y realizar actividades físicas regulares. Lo que recomendamos es que las personas tengan actividad física por lo menos 150 minutos a la semana, divididos de la forma que mejor les convenga”, comenta.

Muertes en RD
Aunque la enfermedad cardiovascular figura como la principal causa de muerte en todos los países, en República Dominicana no hay una cifra exacta ni aproximada de la cantidad de personas que fallece por esta condición.

“Es una realidad que tenemos que ir cambiando. No podemos decir cuántas personas realmente mueren, no de una fuente confiable. Es una falla quizá de todos, pero ahora mismo se están aplicando muchas leyes de la Ley General de Salud y hemos mejorado”, dice al respecto Encarnación.

((Larga vida
¿Por qué, si cada vez la población es más consciente, las enfermedades cardiovasculares continúan aumentando?

Los casos aumentan porque la expectativa de vida del ser humano es mayor, explica Encarnación.

“Ahora duramos más y cada década trae sus propias enfermedades. Si duramos más nos vamos a enfermar más de hipertensión, de diabetes y de las enfermedades coronarias, que es lo que nos lleva a la presentación de infartos. Pero si nos cuidamos y mejoramos nuestro estilo de vida, estas enfermedades o retardan su aparición o el control de ellas hace que se retarden las complicaciones; es decir, vamos a durar más tiempo sanos”.  ¿Qué hacer? Dejar el hábito de fumar, bajar los niveles de colesterol y  controlar la presión arterial, la ansiedad y la diabetes, acciones inteligentes y fácilmente manejables por el individuo, señala la cardióloga electrofisióloga.

Prevención: el camino a un corazón sano
El mundo está enfocado en la prevención de las enfermedades cardiovasculares  por varios motivos. Uno de ellos, de acuerdo con la presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología (SDC), tiene que ver con los costos de la enfermedad.

“Si bien es cierto que en los últimos años hemos desarrollado mucha tecnología, tenemos que usarla precisamente porque nos enfermamos, pero sucede que esta tecnología está poniendo en riesgo los sistemas de salud de todo el mundo, porque es muy costosa”, explica Carmen Encarnación Roa en entrevista con LISTÍN DIARIO.

Por ello, expresa, lo ideal es la prevención.

Agrega que República Dominicana es uno de los 194 países que asumió el compromiso de reducir en un 25% el riesgo de muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares para el año 2025.

“Estamos enfocados en eso pero no se lo podemos dejar solo al Gobierno. Tenemos que hacer nuestra parte. En los últimos años, los dominicanos están adquiriendo hábitos cardiosaludables, pero tenemos que potencializarlos”.

Si no se han obtenido mejores resultados se debe, explica la cardióloga, a un problema cultural.

“Estas enfermedades afectan más a países de medianos y bajos ingresos como el nuestro.  Hay países, como los de Europa, donde el hábito de hacer ejercicios es parte de su día a día, como desayunar, lavar la ropa o ir a la universidad”, dice.

(+)
POR UN CORAZÓN SANO

La Sociedad Dominicana de Cardiología (SDC) promueve 10 consejos que disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y mejoran la calidad de vida de quienes han sufrido alguna de ellas. ¿Los conoces?

Practica una alimentación cardiosaludable: equilibrada y variada. Las frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados no deben faltar en tu cocina. Recuerda: sal, azúcares y alcohol solo en pocas cantidades.

Dedica 30 minutos diarios a ejercitar tu cuerpo. Elige el ejercicio que más se adapte a tu condición física: caminar, bailar, correr, actividades al aire libreÖ ¡Muévete por tu salud!

No fumes. Y si lo haces, ¡déjalo ya! Aun fumando poco se multiplica el riesgo de sufrir ataques cardiacos o cerebrales. Busca ayuda si no puedes dejarlo solo. Tu médico evaluará tu estado y te aconsejará sobre cómo conseguirlo. ¡Querer es poder!

Controla tu peso. Mide tu Índice de Masa Corporal (IMC). Es fácil: divide tu peso en kilos entre tu altura en metros elevada al cuadrado. Si el resultado es mayor de 25 kg/m2 se considera sobrepeso. Por encima de 30 kg/m2 es obesidad.

Vigila la grasa acumulada en el abdomen, ya que es peligrosa para el corazón. Mide tu perímetro abdominal a nivel del ombligo. En la mujer debe estar por debajo de 88 cm y en los hombres por debajo de 102 cm.

Comprueba tu tensión arterial. Si eres una persona sana verifica anualmente que tu tensión sigue por debajo de 140/90 mmHg. Si eres hipertenso también debes mantenerte por debajo de estas cifras. Si ya has sufrido un problema cardiovascular, cerebrovascular, renal o eres diabético, tu tensión tiene que estar por debajo de 130/80 mmHg. En estos últimos casos, los controles y medidas preventivas han de ser continuos.

Revisa tus niveles de colesterol y glucosa. La mejor manera de mantenerlos a raya es seguir una dieta sana y hacer ejercicio. Si tras un análisis en ayunas tus cifras están por encima de 190 mg/dl de colesterol total y 110 mg/dl de glucosa, debes consultar con un especialista.

Conoce tu riesgo cardiovascular y cuál debe ser tu estilo de vida. Acude al médico con un examen físico y tus antecedentes personales y familiares. Consúltale todo lo que quieras: qué dieta seguir, qué ejercicios hacer, qué factores pueden perjudicar tu saludÖ Actuar a tiempo es la clave para reducir los peligros.

Comparte tus dudas y problemas. Intercambiar experiencias te permite aprender y dar ejemplo para que otras personas se interesen por cuidar su corazón. Recuerda también que tu familia puede ser un gran estímulo y apoyo para superar cualquier dificultad en el cumplimiento de los objetivos de salud. ¡Cuenta con ellos!

Aprende a controlar tu estrés y ansiedad. El aumento de tensión emocional es peligroso para el corazón. El estrés en casa y en el trabajo hace más difícil seguir un estilo de vida cardiosaludable. ¡Relájate!

Fuente Listin Diario