Loading...

image

 

El té de cebolla es un tipo de infusión que se prepara utilizando un tipo específico de cebolla como base, con agua caliente. La receta de base obliga a picar finamente la cebolla, y luego colocar los trozos en agua caliente.

Los trozos se pueden dejar dentro del agua caliente durante varios minutos, y luego se retiran del té utilizando un colador. Existen muchas ventajas relacionadas con este té de cebolla, la principal es su capacidad de calmar los síntomas del resfriado o de la gripe.

Usos medicinales del té de cebolla

Los usos médicos de la cebolla están bien documentados en la medicina popular, donde esta verdura es utilizada para aliviar la congestión nasal y mejorar las dificultades respiratorias relacionadas con la congestión del pecho. Los beneficios del té de cebolla se centran en despejar las vías nasales bloqueadas, ayudando a reducir la fiebre y calmar el dolor ocasionado por la tos, como consecuencia de la congestión de la garganta y de los pulmones.

Además, existen pruebas de que el consumo de té de cebolla ayuda a reducir el colesterol malo.

Recetas con té de cebolla

Más allá de la receta de base de picar la cebolla y meter los trozos en agua caliente, existen otras muchas manera de preparar el té de cebolla. Se llama proceso de prensado de la cebolla para extraer el jugo y mezclarlo con agua caliente.

Otras recetas para la fabricación del té ponen el acento en la combinación de la cebolla con diferentes tipos de hierbas, con el fin de hacer más agradable el gusto de la infusión, y aumentar así el contenido nutritivo de la bebida. Una combinación corriente para tratar los síntomas del resfriado implica añadir raíz de jengibre a la mezcla, creando así una cebolla de gusto agradable y un té de jengibre sabroso.

Otras variantes del té de cebolla proponen añadir vinagre, como por ejemplo el vinagre de manzana, que además incrementa la eficacia de la bebida. Otras recetas también invitan a utilizar zumo de frutas frescas, sobre todo si el paciente tiene dificultades para consumir alimentos sólidos.

También se recomienda añadir el jugo de verduras preparado con ayuda de una licuadora, así como incluir finas hierbas y especias reputadas por ayudar a curar el resfriado y la gripe, tales como la cayena y el ajo.

Por último, cabe destacar que cualquier tipo de cebolla puede ser utilizada para preparar este tipo de té. Diferentes tipos de cebolla blancas, amarillas, moradas se suelen utilizar como ingrediente de base para preparar la bebida caliente. Otras opiniones están de acuerdo en afirmar que el contenido nutricional se ve reforzado cuando se utilizan cebollas verdes, teniendo cuidado en picar muy fina la parte verde.

Fuente: Imujer