Loading...

image

Una vez más, el equipo Red Bull está en esa parte final de los últimos Campeonatos en las que su liderazgo es incontestable y hasta algo aburridor para el espectador, pues lo que hoy hemos visto en la pista del Marina Bay ha sido de otra galaxia. Sebastian Vettel ha conducido de un modo inmejorable y sin un sólo error, lo que ha hecho que consiguiera un nuevo Grand Chelem (pole, victoria y vuelta rápida) en su carrera deportiva. Sólo en la salida perdió algo de fuelle con Rosberg, pero el alemán consiguió arreglarlo en la curva 2, de donde ha salido líder para el resto del Gran Premio.

Aún así, lo más destacado es el ritmo que ha mostrado el RB9 en manos del germano, pues ha rodado entre tres y dos segundos más veloz que cualquier coche sobre la pista. Eso ha hecho que, desde el primer momento, tuviese una ventaja descomunal con sus directos perseguidores. El safety car que ha salido en la vuelta 25 tampoco ha sido óbice para que esa ventaja llegase al final de la prueba hasta los 32,6 segundos sobre el segundo clasificado.

Red Bull se afianza en los dos Campeonatos y es fácil que en pocas carreras Sebastian Vettel sea ya matemáticamente el nuevo rey de la F1 en 2013.

Aparte del actual Campeón del Mundo, han brillado con mucha luz propia Alonso y Räikkonen, quienes han completado el podio por ese orden. El español ha realizado una carrera impecable ya desde la salida, pues hacía una arrancada espectacular que le ha dejado en la tercera plaza. A partir de ese momento, ha mantenido un alto ritmo, seguramente por encima de lo que daba de sí el F138, y ha aprovechado el periodo de safety car para hacer una parada y poner los neumáticos medios, lo que le ha granjeado una ventaja sobre tres de los cuatro primeros coches que no pararon en ese momento (Grosjean y los dos Mercedes). El asturiano ha conseguido hacer durar sus gomas desde la vuelta 25 a la 61, lo que es digno de alabar y encima con un ritmo de carrera bastante notable. En Ferrari se frotan los ojos con un segundo puesto después de partir desde la séptima posición en parrilla, aunque siguen sin dar una montura adecuada a la raza de este piloto.

Lo mismo podemos decir de Kimi Räikkonen, que es fuera de toda duda uno de los mejores pilotos que hemos podido ver en los últimos años, pues a pesar de sus problemas de espalda y en un Gran Premio tan exigente y duro para el físico ha conseguido progresar nada menos que diez plazas. Y, como Alonso, ha hecho durar sus gomas 36 giros. Toda una proeza. La verdad es que Ferrari ha hecho bien fichándole, pues se ha hecho con dos pilotos fuera de serie para el año que viene. Veremos si los de Maranello son capaces de estar a la altura.

Lo que es una pena es que la igualdad en parrilla no sea la tónica, pues las luchas entre estos tres pilotos, Hamilton y otros más jóvenes harían de este deporte el mayor espectáculo del mundo.

Los dos Mercedes han acabado 4º y 5º, lo que es un gran resultado, aunque a los germanos les sabe a poco después de haber salido desde la segunda posición en parrilla. Y es que Mercedes ha pagado el error de no entrar en boxes durante el régimen del coche de seguridad, lo que les ha hecho perder muchas posiciones en su pitstop y verse envueltos en tráfico, lo que les ha hecho perder muchísimo tiempo, sobre todo, adelantando a los McLarens o al Sauber de Hulkenberg.

Los dos McLarens, por su parte, han acabado en la zona de puntos (Button, 7º y Pérez, 8º) y han sacado una gran tajada de su estrategia, pues han sido uno de los equipos que ha metido a sus dos unidades con el safety car. Pese a todo, su falta de ritmo frente a los Mercedes o Lotus y, sobre todo, que sus gomas estaban muy gastadas al final de la carrera no les han permitido optar a posiciones más elevadas en la clasificación final de la prueba.

Hay que destacar también el pilotaje, una vez más, de Nico Hulkenberg, quien ha llevado su Sauber hasta la novena plaza y ha puesto las cosas muy difíciles a coches mucho más fuertes que el suyo. También Sutil ha firmado una gran carrera, a pesar de que la evolución de su monoplaza esté detenida.

Los Williams han quedado cerca de la zona de puntos, pero ésta está muy cara esta temporada. Lo mismo le ha sucedido a Toro Rosso, que sólo han conseguido acabar con el coche de Vergne en la posición decimocuarta. Caterham ha vuelto a batir a Marussia.

La estadística se ha cumplido y en el terreno de incidentes el safety car ha hecho acto de presencia en el Marina Bay y ha jugado un gran protagonismo (al menos, de la segunda plaza para atrás). Éste se veía obligado a salir a pista debido a un recto contra el muro del túnel de Daniel Ricciardo. Di Resta ha sido el otro coche accidentado, aunque esta vez sin mayores consecuencias. Hay que contar también con los abandonos de Grosjean y Webber, ambos con problemas mecánicos en sus monoplazas.

Singapur era una carrera clave en el calendario de desarrollo de las escuderías y detener el desarrollo de los coches para este año dependía de los resultados obtenidos y de los derroteros en los que quedara el Campeonato. Visto lo visto, Red Bull ha mostrado que su montura está a años luz de todas las demás y que hay poco más que decir. Así que todos los equipos van a dejar a los de la bebida energética seguir su camino esta año para centrarse en el que viene, donde sí hay grandes cambios que podrían alterar la tiranía que ejerce esta gran escuadra. Veremos cosas nuevas, seguro, pero todas orientadas a 2014, sobre todo, en el terreno de la aerodinámica, donde cada carrera se va a convertir en un túnel de viento a escala 1:1.

Entretanto, Vettel se podría proclamar Campeón del Mundo matemáticamente, lo que será nefasto para el espectáculo y para los negocios de Ecclestone. Aún así, los incondicionales de este deporte no nos perderemos ni un sólo segundo sobre la pista. Por tanto, dentro de quince días pondremos nuestros ojos sobre el Gran Premio de Corea. Hasta entonces, les mantendremos informados en nuestras páginas. No se pierdan los análisis post GP, siempre reveladores de muchos matices, y todas las noticias que el gran circo de la F1 nos depare.

Fuente caranddriverthef1