Loading...
Bagdad-porta-aviones-u.s-raccoonknows #raccoonknows
IRAK INICIA UNA CONTRAOFENSIVA CONTRA YIHADISTAS
Bagdad

Las fuerzas de seguridad iraquíes iniciaron una contraofensiva en el norte del país, donde amplias zonas pasaron esta semana a manos de los yihadistas, y reforzaron la defensa de Bagdad, amenazada por los insurgentes, mientras Estados Unidos anunciaba la presencia de un portaaviones en el Golfo.

Irán por su parte aseguró que estaría dispuesto a colaborar con Washington para frenar a los yihadistas sunitas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL). “Si vemos que Estados Unidos toma la iniciativa contra los grupos terroristas de Irak, nos lo pensaremos”, dijo el presidente iraní, Hasan Rohani, en una conferencia de prensa, aunque subrayó la diferencia entre “ayudar e intervenir”.

El presidente norteamericano, Barack Obama, había dicho el viernes que estudiaba “todas las opciones”, salvo el envío de tropas, retiradas en 2011, ocho años después de la invasión que terminó con el régimen de Sadam Husein. El secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, ordenó de todas formas el envío del portaaviones George H.W. Bush al Golfo “en caso de que sea necesario recurrir a una operación militar”.

En el terreno, las tropas iraquíes habían recuperado la localidad de Ishaqi y la zona de Muatasam, en la provincia de Saladino. En la primera encontraron los cadáveres calcinados de 1 2policías.

Las autoridades anunciaron un plan de seguridad para defender Bagdad, de la que se acercan peligrosamente los insurgentes, y el primer ministro Nuri al Maliki, comandante en jefe de las fuerzas armadas, dijo que el gobierno le ha otorgado “poderes ilimitados” para combatir a los rebeldes.

En el norte de Bagdad se produjo el sábado un atentado contra un convoy en el que iba el líder de la agencia anticorrupción iraquí. Fue atacado por varios hombres armados y en el tiroteo murieron nueve agentes de policía, según una fuente oficial.

Otro atentado se produjo contra Sami al Masudi, un alto dignatario chiita, en Samarra, con el resultado de ocho guardaespaldas muertos, según anunció el propio jerarca religioso.

FUENTE