image

 

Kim Kardashian habló abiertamente en su aplicación sobre los retos de amamantar a su pequeño bebito Saint West.

La estrella de la serie Keeping Up with the Kardashians reveló que su hijita no se siente muy cómoda cuando su mami da comer a su hermanito. “Por alguna razón North [West] odia cuando estoy amamantando al bebé, ella se recuesta en mis piernas y no deja que Saint esté enfrente de mí para comer”, expresó.

Pero la madre de dos parece haber encontrado la solución perfecta para el problema. “He comenzado a incluirla. Algunas veces succiono leche y dejo que ella se la de [a Saint] en un biberón. ¡Funciona totalmente! A ella le encanta ayudarme, comenta. “Ahora ella es mi pequeña ayudante”.

La popular integrante del clan también aprovechó para comentar sobre amamantar en público. “Diría que vayas con lo que te sientas cómoda. Personalmente no amamantaría en un restaurante con gente que no conozco mirándome”, dijo.

“Ahora que soy mamá, no me aterra, pero personalmente no lo haría a menos que sea una emergencia”, añadió, confesando que antes de la llegada de sus hijos se sentía incómoda al ver personas amamantando en público. “Sí lo haría en frente de mis amigas”.

“Creo que es una experiencia natural y no me da pena al respecto. Sé que muchas personas reaccionan ante las fotos de amamantamiento, pero a mí no me molestan”, agregó.

Fuente