image

 

El contorno de los ojos es una zona del cutis muy delicada en la que muchas personas ven aparecer los primeros signos del paso del tiempo. Por este motivo te explicamos cómo puedes elaborar una sencilla crema antiarrugas casera totalmente natural.

Descubre en este artículo cómo hacerla y cuáles son los beneficios cosméticos de sus ingredientes.

¿Cómo cuidamos el contorno de los ojos?

Toda la zona del cutis que rodea los ojos es muy delicada y sufre no solamente los efectos del paso del tiempo, sino también otros factores:

Exposición continuada al sol, en especial en horas de máxima radiación: Debemos usar gafas de sol de calidad y evitar siempre la franja horaria entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde.

Problemas de vista sin diagnosticar o uso de gafas o lentillas inadecuadas: Esto nos provoca una tensión para intentar ver mejor.

Exceso de horas frente al ordenador o la televisión: Nos causan una tensión y agotamiento ocular que repercute en toda la musculatura de la cara y que, a menudo, solemos tenerla incluso mientras dormimos.

Falta de hidratación: Como en todo el cutis, esta zona también sufre una desvitalización y desmineralización si no bebemos suficiente agua fuera de las comidas.

Dificultades en la función hepática y renal: La salud del hígado y los riñones está relacionada, respectivamente, con las patas de gallo y las bolsas bajo los ojos.

Uso de cosméticos de baja calidad: Si usamos lociones hidratantes y maquillaje de mala calidad, a la larga, perjudicará a nuestra piel, en especial a las zonas más sensibles.

Falta de cuidados específicos en la zona del contorno de los ojos: Muchas mujeres usan una única loción para todo el rostro. Sin embargo, el contorno del ojo requiere cremas más nutritivas, sobre todo para quienes tienen la piel seca o delicada.

Cuestiones genéticas: Nunca debemos olvidar que el factor genético también nos predispone a tener las mismas arrugas que nuestra madre, abuela, etc. No obstante, con estos consejos podremos prevenirlas y minimizarlas.

Déficits nutricionales: Cuando nuestra alimentación no aporta a la piel los nutrientes necesarios para que esté hidratada y flexible.

Tabaco: Fumar empeora mucho el aspecto de la piel de nuestro cutis.

Ventajas de una crema antiarrugas casera

Preparar nuestra propia crema antiarrugas casera tiene las siguientes ventajas:

Es económica, ya que una buena crema de contorno de ojos suele ser cara.
Nos aseguramos de usar ingredientes de la máxima calidad.
Evitamos el uso de conservantes, parabenos y otros productos perjudiciales para la salud.
Podemos personalizarla según nuestro tipo de piel.
Podemos añadirle aceites esenciales para darle diferentes aromas.
Si hacemos más cantidad, tenemos un fabuloso regalo muy original para una amiga.
Es muy fácil de preparar.

Ingredientes

Cera de abeja: La cera alba o cera de abeja es un ingrediente excelente que nos permite solidificar la mezcla de aceites y a la vez nos ayuda a disimular las arrugas, desinflamar la piel y mantener la hidratación natural de la piel.
Aceite de argán: Conocido también como el oro líquido, este aceite nutre en profundidad, elimina las manchas y suaviza y alisa la piel.
Aceite de rosa mosqueta: Uno de los aceites más regenerantes y nutritivos que existen es el de rosa mosqueta. También es un excelente cicatrizante.
Aceite esencial de geranio: Este aceite esencial también contribuye a la regeneración de la piel y desinflama las bolsas bajo los ojos.
Ver también: 7 trucos para acabar con las manchas fácilmente

En un bote de cristal pondremos las siguientes proporciones:

1 cucharada de cera de abeja (15 g)
1 cucharada de aceite de argán (8 g)
1 cucharadita de aceite de rosa mosqueta (4 g)
10 gotas de aceite esencial de geranio.

Elaboración
Pondremos el bote a calentar al baño María hasta que se derrita la cera y podamos mezclarla bien con el resto de ingredientes, con la ayuda de una cucharita o espátula.
A continuación pondremos la mezcla en el recipiente que vayamos a usar, preferiblemente de cristal y con cierre hermético, y lo dejaremos enfriar.
No es necesario guardar esta crema antiarrugas casera en la nevera, ya que los ingredientes son autoconservantes.

Podemos usarla por la mañana y por la noche antes de acostarnos, realizándonos un suave masaje desde dentro hacia fuera y hacia arriba.

Fuente